Juntos por el Cambio

Las razones ocultas de la furia de Patricia Bullrich contra Horacio Rodríguez Larreta

Patricia Bullrich arremetió con todo contra Horacio Rodríguez Larreta. Una puesta en escena con un desenlace impredecible.
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
Patricia Bullrich y el video de la polémica. (Foto: captura de video).

Patricia Bullrich y el video de la polémica. (Foto: captura de video).

Patricia Bullrich tiene dos enemigos en su carrera a la presidencial de 2023: Horacio Rodríguez Larreta y Javier Milei. En ambos casos compite por el mismo electorado. En la última semana, decidió poner quinta a fondo.

El video de la agresión a Felipe Miguel -amenazó con "romperle la cara" en la presentación del libro de Mauricio Macri- tuvo mucho de acting. Es verdad que Bullrich venía enojada con el jefe de gabinete de Horacio Rodríguez Larreta. Toda la semana previa al incidente venía bufando por lo bajo por algunas apariciones públicas del funcionario. Las amenazas llegaron como corolario de eso.

Sin embargo, la difusión del video -que se grababa con al menos dos cámaras- se demoró 8 días. Bullrich tenía las imágenes en su celular durante toda la semana, pero hasta el martes pasado decidió no difundirlo. ¿Qué cambió en ese tiempo? ¿Salió efectivamente el video de las filas de Bullrich? Nadie puede asegurarlo, aunque sus equipos de campaña se subieron rápidamente al conflicto tratando de potenciar los aspectos positivos de la personalidad dura de la exministra.

Patricia Bullrich vs Felipe Miguel.jpg
Patricia Bullrich y Felipe Miguel (Foto: archivo).

Patricia Bullrich y Felipe Miguel (Foto: archivo).

En entrevistas posteriores, Bullrich se encargó de recordar sus peleas con Moyano, sus luchas contra las mafias... enfatizando el mensaje de que no le tiene miedo a nada ni a nadie. Ni siquiera a Larreta, su potencial aliado.

El discurso posterior insiste en la puesta en escena:

  • Dice que se enojó porque Felipe Miguel dijo que ella era "funcional al kirchnerismo". Nadie que milita en política hace tantos años podría enojarse de esa manera por una declaración hecha en un canal de TV. Los políticos están acostumbrados a insultarse por los medios y después abrazarse como si nada.
  • Dice que el origen de su pelea con Larreta es una reunión en Pizza Cero, donde ella le dijo que quería ser candidata a presidente. Tampoco debería ser un problema eso para dos políticos experimentados. Ambos saben que el camino a la presidencia está plagado de competencia. También su relato parece armado como un cuento para exponer ciertas mezquindades de la política.
  • “Si yo debato con Horacio, no es lógico que luego aparezcan segundas o terceras líneas como el chico este (en referencia a Miguel) a decir cualquier cosa”, dijo Bullrich en radio. Difícilmente Patricia Bullrich no recuerde el nombre del principal funcionario de Larreta en la Ciudad. Es casi como que el lector no conozca a sus compañeros de trabajo.

Bullrich insiste en polarizar con Larreta. La estrategia es contener por derecha a los votos de Milei con una estrategia similar a la que usa el libertario. Vale recordar que Milei dijo que a Larreta "lo iba a aplastar" por "zurdo de mierda". Necesita mostrarle a los votantes del economista que ella puede ser igual de agresiva e incisiva.

Por otro lado, observan en los focus groups que el votante antikirchnerista lo ve tibio a Larreta y que está buscando nuevos referentes. También ahí ella tiene que salir a competir. Se abre una posibilidad entre los votantes tradicionales de Juntos por el Cambio. Macri mira para el costado y deja seguir.

El equipo de campaña de Bullrich mandó a medir esta polémica. El 60% de los encuestados recibió favorablemente la actitud de Bullrich. El 40% lo reprobó. Una estrategia que parece acertada para darle visibilidad, especialmente entre sectores que no suelen consumir política.

Aunque también los mismos estudios generan alguna luz amarilla. Si bien las peleas son buenas para ella, son malas para el espacio. Es posible que en los próximos días bajen los decibeles del enfrentamiento.