Cambios en el gabinete

De La Matanza a la Gobernación de Tucumán: radiografía de Juan Manzur, el nuevo jefe de gabinete

Manzur empezó su carrera política en La Matanza y hace poco Cristina lo señaló por no haber sido procesado por la causa del plan Qunita.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Juan Manzur

Juan Manzur, con Alberto en 2019. (Foto: archivo)

Juan Manzur, el designado nuevo jefe de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero, empezó su carrera política en La Matanza con ese gran “colocador” de cuadros del PJ que fue Alberto Balestrini. Médico sanitarista graduado en Tucumán, el nuevo elegido por Alberto Fernández y Cristina Kirchner integró el municipio más populoso del país como secretario de Salud.

Esa experiencia le permitió palpar el peronismo en su estado más puro: el del Conurbano bonaerense. Después de un largo recorrido al calor del poder, hoy se integra al Gobierno después de la derrota en las PASO y a pesar de haber sido fustigado hace poco por Cristina por haber sido procesado en la causa del plan Qunita.

Pero la propia vicepresidenta lo había mencionado en la carta de respuesta a Alberto y lo mencionó como opción para conducir el gabinete.

¿Quién es Juan Manzur?

Manzur siempre fue un político (un peronista) pragmático. Pasó por distintas funciones en la administración pública y el nivel más alto de la política, siempre con el objetivo de la gobernación de Tucumán. De raíces católicas, carismático y con perfil ejecutivo, estuvo cerca de Cristina, de Mauricio Macri y de Alberto Fernández. En su pago chico supo liberarse del yugo de su mentor, José Alperovich, y convertirse en referente del peronismo del norte. Una combinación de federalismo y disciplina.

Alberto Fernández se reúne con el gobernador Juan Manzur
Manzur, cercano a Alberto Fernández. (Foto: archivo)

Manzur, cercano a Alberto Fernández. (Foto: archivo)

Si en política su tutor fue Alperovich, en el área de la salud lo fue Ginés González García, el ex ministro que debió dejar el Gobierno por el escándalo de las vacunaciones VIP. Fue él quien lo recomendó para La Matanza, después del paso que Manzur había tenido desde fines de los 90 como gerente de Epidemiología del Ministerio de Salud de San Luis. Aunque hubo un tema que diferenció a ambos: el aborto. Mientras Ginés se manifestó a favor, el tucumano fue un ferviente opositor a la ley. Además, en 2019 fue denunciado por obstaculizar el aborto legal de una menor que había sido violada.

La trayectoria de Manzur

Manzur dio su primer salto grande en 2003, cuando Alperovich le ofreció el Ministerio de Salud de Tucumán. En 2007 fue compañero de fórmula del gobernador, pero dos años después debió tomarse licencia de ese cargo porque Cristina lo convocó para el Ministerio de Salud, tras la salida de Graciela Ocaña y en plena crisis por la Gripe A. De todos modos, el tucumano volvió a acompañar a su padrino político como vice en 2011, después de que -vía reforma de la carta magna- Alperovich lograra un tercer mandato consecutivo en la provincia.

Hasta que en 2015 llegó su momento y Manzur se consagró gobernador con el 53.6% de los votos. Esas elecciones, que fueron desdobladas de las presidenciales, estuvieron plagadas de polémica a raíz de las denuncias de fraude del candidato de Cambiemos, José Cano. Hubo incidentes, represión con balas de goma, acusaciones cruzadas y pedido judicial de apertura de urnas. Un fallo de cámara anuló los comicios, pero finalmente la Corte Superior de Justicia provincial anuló el fallo y proclamó a Manzur.

Alberto Fernández junto al Gobernador de Tucumán Juan Manzur.
Una relación cercana. Alberto y Manzur. (Foto: archivo)

Una relación cercana. Alberto y Manzur. (Foto: archivo)

Con la caída del kirchnerismo a nivel nacional, Manzur apeló entonces al manual de supervivencia y fue de los peronistas más cercanos a Macri. Recibió al Presidente en Tucumán para las celebraciones del Bicentenario en 2016 (donde compartió estrado con Cano, su ex denunciante) y fue capaz de proclamar a los cuatro vientos que el kirchnerismo era una etapa que había “pasado” y que había que buscar “propuestas superadoras".

Todavía faltaba para la reunificación en el mapa peronista, y mientras Macri era absorbido por la crisis económica, Manzur se dedicó a atender su frente interno: había llegado el momento de desembarazarse de Alperovich, su ex mentor que ahora buscaba volver con el apoyo de Cristina. El gobernador apostó primero a la unidad e invitó a Alperovich a las PASO del PJ. No hubo acuerdo y compitieron por afuera.

En junio del 2019, Manzur fue reelecto con el 50,7% y relegó a Alperovich al cuarto lugar. El alumno había superado al maestro; la ruptura se había consolidado.

Los claroscuros del gobernador de Tucumán

La figura de Manzur nunca estuvo exenta de polémicas. En 2010, por ejemplo, se supo que era el ministro más acaudalado del gabinete de Cristina, con un patrimonio de más de 5 millones de pesos, según las declaraciones juradas que los funcionarios presentaron por entonces a la Oficina Anticorrupción (AP).

En el primer año de Cambiemos, el juez Claudio Bonadio lo sobreseyó en la causa por presunto fraude en el plan Qunita, lo que fue señalado por Cristina este año.

https://twitter.com/JuanManzurOK/status/1437245373312118785

Manzur fue señalado como posible jefe de Gabinete en 2019, cuando Alberto estaba diagramando su gobierno. La crisis por la derrota del Frente de Todos en las PASO del domingo pasado volvió a ponerlo en el radar, como había anticipado este portal, pese a que el tucumano no quería venir a Buenos Aires para no dejar la provincia en manos de su vice, Osvaldo Jaldo, a quien enfrentó y venció en las primarias. Pero la necesidad del peronismo fue mayor y ahora llegó su tiempo.

s