icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

El plan del Gobierno para que la cuarentena se cumpla: transporte, controles y un último refuerzo económico para 15 días de aislamiento estricto

El plan del Gobierno para que la cuarentena se cumpla: transporte, controles y un último refuerzo económico para 15 días de aislamiento estricto
Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof

El presidente Alberto Fernández anunciará el endurecimiento de la cuarentena para los próximos 15 días, en lo que en la Casa Rosada calificó como “el último esfuerzo” de aislamiento estricto que le pedirá a la ciudadanía para intentar evitar que el pico de la pandemia se transforme en tragedia.

Lo hará después de reunirse con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador Axel Kicillof este jueves en Olivos y de una nueva ronda con los epidemiólogos y el resto de los gobernadores.

¿Cómo hará el Gobierno para que la cuarentena se cumpla desde este lunes 29 de junio por 15 días más de confinamiento estricto para la mayoría de los sectores económicos y sociales del área metropolitana de Buenos Aires, luego de 90 días de aislamiento y una crisis económica al borde del colapso?

El mandatario evalúa como ejes básicos mantener la división del país en dos regiones según circula o no el virus:

  • Aislamiento Social Obligatorio (ASPO): donde se concentra la mayor parte de los contagios. Esto es en CABA y el Area Metropolitana de Buenos Aires, Chaco, Neuquén y Rio Negro, donde hay mayor circulación comunitaria del virus y se volverá a estrictas restricciones de circulación en las calles, transportes públicos y cerrarían la mayoría de las actividades que habían flexibilizado en la actual etapa de la cuarentena.
  • Distanciamiento Social Obligatorio (DISPO): provincias y municipios donde no hay circulación comunitaria del virus. En esas zonas se mantendrá la apertura económica y recreativa, pero manteniendo protocolos de distanciamiento social.

Las medidas que prepara la Casa Rosada para el AMBA:

Alberto mantiene bajo siete llaves los detalles de la nueva etapa de la cuarentena, pero algunos funcionarios anticiparon que buscará un equilibrio intermedio entre las fases 1 y 2 del aislamiento social obligatorio.

Así lo admitió en una entrevista a A24.com el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis: “Estamos entrando al pico de la pandemia y cuando hay aumento de casos no se puede flexibilizar”, advirtió, y pidió “consenso” y “apoyo” a las decisiones que tome el Presidente y el equipo de científicos que lo asesora.

Según pudo saber este portal, las restricciones que está elaborando el Comité de Emergencia que encabeza el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con el ministro de Salud, Ginés González García, y que dará el último visto el propio Presidente junto a Larreta y Kicillof, serán similares a las de la fase 1:

  • Mayores controles de seguridad en todos los transportes públicos y accesos interjurisdiccionales.
  • Retroceder en la apertura de actividades no esenciales en la zona del AMBA desde este lunes 29 de junio, por un plazo limitado en el tiempo: 15 días.
  • Calculan en la Casa Rosada que en los próximos 15 días se expondrá el peor pico de contagios, que estiman, con el nuevo encierro masivo controlado por tiempo acotado, podría ser contenido y volver a descender la transmisión comunitaria -si se cumplen los pronósticos de los epidemiólogos- después de dos semanas.
  • Se permitirá la actividad solo a servicios esenciales, pero con una actividad intermedia a la fase 2, que incluyó comercios y empresas de cercanía abiertos pero con estrictos protocolos para sus empleados y límites en la atención al público.
  • También quedarían abiertos, pero con más limites y distanciamientos, los bancos, correos y demás servicios esenciales.
  • El transporte público solo limitado a trabajadores esenciales, con fuerte presencia de Policía Federal y Gendarmería en las calles y estaciones de trenes y terminales de micros.

Refuerzos en seguridad

Operativos más estrictos controlando los certificados únicos de circulación a través de la APP Cuidar, que funciona a la manera de pasaporte sanitario, en rutas, autopistas, accesos a CABA y en las fronteras entre cada provincia y municipios, por un lado.

De eso hablaron este miércoles Kicillof con los intendentes del conurbano.

Por otro lado, quienes trabajen en servicios esenciales solo podrán utilizar transportes públicos, con reservas de asientos en trenes y colectivos, a través de la SUBE.

“El Ministerio de Transporte no tiene previsto realizar ningún corte de transporte interjurisdiccional. Pero si las localidades en particular, por ejemplo, la provincia de Buenos Aires, quieren cortar los servicios que administra a nivel local, lo pueden hacer", indicaron fuentes cercanas al ministro Mario Meoni.

"Pero el transporte interjurisdiccional que depende de Nación no está previsto que sea interrumpido, a menos que lo pida el ministerio de Salud o el Presidente, cosa que no ha ocurrido por el momento”, dijeron fuentes del área a A24.com.

La pata económica

Mientras, el Gabinete Económico se reunió este miércoles en Casa Rosada con Santiago Cafiero, Martín Guzmán, Cecilia Todesca, Matías Kulfas, Claudio Moroni y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, para cerrar los últimos detalles de las medidas de “contención económica” que continuarán -por lo menos hasta fines de julio- para empresas, pymes, monotributistas y trabajadores que perdieron sus ingresos en estos casi 100 días de días de cuarentena.

Al término de la reunión, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, confirmó en diálogo con los periodistas acreditados en Casa Rosada que se decidió prorrogar un mes más el pago del sueldo complementario ATP3 a empleados del sector privado.

“El objetivo planteado por el Gabinete Económico es que la nueva dinámica del ATP se acompañe de las diversas líneas de créditos, porque hay muchas empresas que ya recuperaron su actividad y las necesidades difieren según su estado de funcionamiento", dijo Todesca.

Las medidas de "contención"

  • Los comercios y empresas que funcionen en las zonas más afectadas por la pandemia y la cuarentena, el Estado volverá a pagar el sueldo de sus empleados de junio -que se cobra en julio-, por hasta 2 salarios mínimos vital y móvil (sin diferenciar por la cantidad de empleados).
  • Lo mismo sucederá con las actividades críticas, como las relacionadas al turismo, la hotelería, a la cultura, entre otras, sin discriminar dónde estén radicadas.
  • En las empresas o comercios que estén en zonas en DISPO (Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio), donde ya se flexibilizó la actividad económica en general, la cobertura del ATP será solo de un salario mínimo vital y móvil.
  • Esta modificación obedece a concentrar mayores recursos en aquellos lugares que están atravesando una situación más complicada por el alto nivel de contagio y que, por ende, tienen la actividad productiva más afectada.
  • Se extenderá hasta finales del mes de julio el crédito al 0% que otorga la AFIP y por el cual ya se beneficiaron más de 500 mil monotributistas y autónomos.
  • Lanzarán una nueva línea crediticia “Pyme Plus”, que gestionará el Ministerio de Desarrollo Productivo junto al Banco Central, dirigida a un universo de pymes que nunca antes habían tomado un crédito bancario.
  • Extienden un mes más -hasta fines de julio- los créditos con tasa del 24% para el sector productivo y del 18% para cooperativas.

Todesca dijo que la idea del Gobierno es avanzar hacia “una transición suave” hacia la quita de subsidios y la pospandemia, mientras relativizó la caída de la actividad económica y del PBI que pronosticó el FMI para el país.

“Tenemos un par de escenarios. No sabemos cómo se va a comportar la pandemia aún: si va a ser entre el 6 o el 11% del PBI la caída económica, o más. Dependerá de cómo sigue la cuestión sanitaria”, admitió Todesca.

En busca de coordinación internacional

En una videoconferencia que compartió ayer con el presidente de España, Pedro Sánchez, la titular del FMI y otros líderes iberoamericanos, Alberto Fernández volvió a pedir que los países más pobres o afectados por el COVID-19 sean aliviados en el pago de sus deudas externas.

En ese marco, Fernández propuso la creación de un Comité Global para el Manejo de Crisis, cuyas funciones incluyan el intercambio de información sobre contagios, el desarrollo de vacunas y tratamientos, la implementación de testeos masivos, y la coordinación de salidas progresivas a las restricciones al transporte y el comercio internacional.

Lo escuchaban todos los presidentes de la región, y estuvieron presentes, además, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva; el vicepresidente del Banco Mundial, Carlos Felipe Jaramillo; y el presidente del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), Luis Alberto Moreno.

La Conferencia de Alto Nivel para promover la iniciativa "Juntos por una respuesta para América Latina y el Caribe ante la COVID-19" surge por decisión del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y busca promover un compromiso para que el Fondo Monetario Internacional y otros organismos articulen mecanismos financieros para que los países de la región puedan paliar la crisis generada por la pandemia.

Por supuesto, Alberto coló un pedido por la deuda de los países.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show