"Hoja de Ruta"

Sergio Massa afila su programa: nuevos funcionarios, precisiones sobre tarifas y el "clima de alivio" en la Rosada

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa prepara nuevos anuncios con detalles de las medidas. ¿Cuál será el papel de Cristina Kirchner?
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Massa

Massa, al frente del gabinete económico, prepara más anuncios en el área clave de Energía

Mientras el presidente Alberto Fernández se mostró algo más corrido de la gestión de la crisis económica, el nuevo “superministro” de Economía, Sergio Massa, se dedicó a resolver los desafíos duros y sensibles, como los recortes de subsidios a la energía, el transporte y el agua y el financiamiento externo en plena crisis de dólares y reservas. Y al término de la jornada del jueves se conoció la renuncia de Darío Martínez de la Secretaría de Energía.

Según pudo saber A24.com, por esas horas circulaba en la Casa Rosada una versión muy fuerte según la cual Martínez podría ser reemplazado por Federico Bernal, actual director del Enargas, el Ente Nacional Regulador del Gas. Se trata de un funcionario totalmente alineado con el kirchnerismo. Pero en el despacho de Massa mantenían el misterio y señalaron que "todavía no se sabe nada". El anuncio se lo reservaría el propio Massa.

“La situación de Darío Martinez no resistía más, no podemos seguir así con todas estas demoras en la segmentación de tarifas y recorte de subsidios”, señaló a A24.com un alto funcionario de origen kirchnerista puro. “Todo parece indicar que el reemplazante es Bernal”, señaló. Paradójicamente, el kirchnerismo siempre rechazó la suba de tarifas.

Para Massa, es clave el recorte de tarifas para lograr "orden fiscal"

Para Massa la cuestión energética es la clave de su programa anunciado este miércoles. El nuevo ministro anunció que se profundizará la segmentación lanzada por Martinez cuando el ministro de Economía era aún Martín Guzmán. Es crucial para poder cumplir la meta de déficit acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lograr el anunciado "orden fiscal".

Si bien la eliminación del subsidio alcanzará a los 4 millones de usuarios que no adhirieron al plan confirmado e instrumentado durante la gestión de la ex ministra de Economía Silvina Batakis, Massa podría alcanzar con la eliminación o una quita más progresiva a 5 millones de usuarios adicionales.

La resistencia de Martínez y de todo el arco kirchnerista durante casi tres años a aumentar las tarifas de gas y luz, y así recortar subsidios, había sido la piedra angular de la discordia entre la vicepresidenta y Guzmán en plenas negociaciones del programa con el FMI.

La quita de subsidios fue eje de la discordia con Guzmán

El ex ministro Guzmán se había enfrentado con Martínez durante toda su gestión y había querido echar en abril de 2021 al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, que respondía a Martínez, a La Campora y a Cristina Kirchner. Pero la presión de Cristina Kirchner y del diputado Máximo Kirchner hicieron que el Presidente desautorizara a Guzmán. Fue el primer choque fuerte entre el ex ministro y el kirchnerismo duro, que ganó la pulseada.

La vicepresidenta siempre rechazó el aumento de tarifas porque sostenía que era un golpe al bolsillo de los sectores medios y bajos. Por ese motivo, Guzmán avanzó en la segmentación, pero tampoco le respondían en toda la línea de funcionarios: Martínez, Basualdo y Bernal. El kirchnerismo también le reclamaba cierta lentitud en los tiempos de la implementación de las medidas..

Las urgencias cambiaron y ante la crisis de confianza de los mercados, la debacle financiera, la falta de dólares y la corrida cambiaria de las últimas semanas, Massa logró convencer a Cristina Kirchner de que es imperioso bajar el gasto público y avanzar en el orden fiscal para dar señales al mercado. Por eso, el principal acuerdo es sacar a Martínez, que lideró las demoras en el recorte de subsidios.

"Hay un clima de alivio y de que revivimos", dijo un funcionario K

Sin embargo, parte del entendimiento sería dejar a Bernal al frente de la Secretaría de Energía, con quien Massa tiene una buena relación, según las fuentes. Bernal trabajaba junto al ex ministro de Planificación Julio De Vido entre 2003 y 2015.

Lo que no sabían en la Casa Rosada es el destino de Basualdo, que había sido blanco de las peleas con Guzmán. En principio, habría posibilidades de que permanezca en el cargo. La portavoz presidencial Gabriela Cerruti informó ayer en conferencia de prensa ante los periodistas acreditados en Gobierno que el anuncio sería inminente pero estará a cargo de Massa y no dio información sobre los nuevos nombres.

Lo cierto es que en este nuevo escenario, tras la asunción de Massa, parece haber un alineamiento de Cristina Kirchner y del kirchnerismo detrás del ajuste anunciado por Massa. “Hay un clima de alivio y de que revivimos. Ahora esperemos que el kirchnerismo no ponga palos en la rueda”, señalaron este jueves funcionarios muy cercanos al Presidente.

Reunión entre Alberto Fernández y Massa

Alberto Fernández se corrió de la gestión dura y encabezó este jueves junto al ministro de Educación, Jaime Perczyk, el lanzamiento del Programa de Formación de Jóvenes Argentinos para el Trabajo (FORJAR), que destinará más de 6.844 millones de pesos para equipamiento de talleres, laboratorios y espacios productivos de las instituciones de la Educación Técnico-Profesional (ETP).

Sin embargo, Gabriela Cerruti informó que el Presidente y Massa se reunieron al mediodía en la Casa Rosada en una “reunión de trabajo” y “evaluaron la situación y avanzaron en la hoja de ruta y la implementación de las medidas”. La portavoz presidencial señaló que “hay cierta sensación de estabilidad, pasó el ciclo virulento y ahora se está tranquilizando y normalizando”.

“Repasaron informes de consultoras nacionales e internacionales que ven con optimismo las medidas. También hablaron sobre el canje de bonos del próximo martes. Y el ministro trajo para la firma el proyecto que establece un régimen especial para las exportaciones excedentes de petróleo a partir del 1 de enero de 2023″, dijo la portavoz ante los periodistas. La situación de la Secretaría de Energía también fue un eje de la charla.

Clima de reencuentro en la asunción de Juan Manuel Olmos

El hasta ayer jefe de asesores presidenciales, Juan Manuel Olmos, asumió como vicejefe de Gabinete en la Casa Rosada, como segundo de Juan Manzur. El clima que se respiró en la ceremonia en el Salón de los Pueblos Originarios era festivo y de reencuentro de todos los sectores del Frente de Todos.

Reemplazará allí a Jorge Neme, hombre de Manzur, un técnico reconocido por su gestión en el comercio internacional, que pasará a ser secretario de Competitividad y Desarrollo Federal, dentro del nuevo organigrama del Ministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, que encabeza Massa.

Resultó llamativo que después de los anuncios de Massa, ayer no se conocieron nuevas medidas del Ministerio y el foco del ministro se centralizó en reunirse con su gabinete económico, organizar las normas de reestructuración de su cartera, y avanzar en la conformación de la Secretaría de Energía.

Las tarifas, la clave en la hoja de ruta de las metas fiscales

En tanto, consultadas las fuentes massistas sobre el recambio en Energía, aseguraron que “no se sabe nada” y guardaron el secreto bajo siete llaves, mientras otros funcionarios manejaban la información de que Martínez sería reemplazado por Bernal en una decisión consensuada con el kirchnerismo. Lo cierto es que hablaban de una reestructuración del área.

Como datos concretos, Martínez estuvo ausente en los anuncios del miércoles formulados por Massa, pese a que había participado de la asunción en la Casa Rosada.

Para el nuevo equipo económico, la cuestión tarifaria es clave, porque los subsidios al gas, la luz y el agua totalizan un 2,6% del PBI en momentos en que es urgente la reducción del gasto para cumplir con la meta de déficit del 2,5% del PBI del acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional para 2022.

En su anuncio del miércoles último, Massa anunció que se cumplirá la meta del FMI y para ello informó que no se utilizarán adelantos del Tesoro por lo que resta del año, es decir no habrá más emisión monetaria.

Confirmó también el congelamiento de la planta de empleados de la administración pública y dijo que 4 millones de hogares renunciaron a los subsidios y que promoverá el ahorro ente los 10 millones que los pidieron: los que más gasten pagarán tarifa plena, unos 5 millones, según se estima.

Allí es donde deberá aplicar medidas impopulares y para ello Massa necesita renovar el equipo. Paradójicamente, otro kirchnerista podría estar a cargo del programa.

Se prepara una fuerte suba de tarifas en el servicio de agua

Con respecto a las tarifas de agua, también habrá un fuerte recorte, que se negocia entre la empresa Aysa, que dirige Malena Galmarini, la esposa de Massa, y el sindicato de Obras Sanitarias que lidera José Luis Lingieri. Esa segmentación regirá en septiembre y fuentes de Aysa aseguraron que la recaudación por tarifas, de 30 mil millones de pesos por mes, es entre 3 y 4 veces menor a los gastos de operatividad y de obras de mantenimiento.

Sobre la nueva conformación de la Secretaría de Energía, el propio secretario de Producción designado por Massa, José Ignacio De Mendiguren, confirmó los rumores de renuncia de Darío Martínez. "El objetivo es darle dinamismo y coordinación a las medidas", dijo De Mendiguren a la radio La Red.

Si bien la respuesta del mercado fue positiva al comienzo de la jornada del jueves, con la suba de bonos y acciones en Wall Street, con el correr de las horas la tendencia se revirtió a la espera de señales más concretas del nuevo programa económico. Mientras tanto, el dólar blue bajó a 291, siete pesos por debajo del día anterior.

Si bien los analistas del mercado señalan que el rumbo fue positivo, también existe la sensación de que faltan precisiones y más información. Necesitan señales de que el recorte del gasto será efectiva y las gestiones de financiamiento y el incentivo a las exportaciones del agro, la energía, la minería y la economía del conocimiento aportarán los dólares que necesita Massa para fortalecer las reservas. Seguramente, comenzarán a conocerse entre este viernes y la semana próxima los aspectos de la letra chica del denominado "Plan Massa".

s