Elecciones 2021

Tras las PASO, el peronismo volverá a salir a la calle con la CGT y los movimientos sociales para respaldar a Alberto Fernández

Esperan que sea la movilización más importante de la década. El apoyo de la UTEP al presidente y el proyecto para sumarse a la central obrera.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Alberto Fernández

Alberto Fernández, con la CGT. (Foto: archivo)

La marcha se realizará el 18 de octubre, un día después del Día de la Lealtad Peronista que se conmemora todos los 17, y tendrá lugar en el Bajo porteño, donde la central obrera y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) confluirán nuevamente para mostrar músculo como actores de peso del Frente de Todos.

“Es una convocatoria para todos los sectores del mundo del trabajo. Los movimientos populares estamos muy compenetrados con la agenda del desarrollo y la producción, y va a ser de las marchas más importantes de la última década por lo menos”, señaló ante A24.com el dirigente Gildo Onorato, del Movimiento Evita, que dijo que los organizadores esperan 500 mil personas.

Gildo Onerato.jpg
El secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y dirigente del Movimiento Evita, Gildo Onorato, criticó la entrega permanente de asignaciones sociales.

El secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y dirigente del Movimiento Evita, Gildo Onorato, criticó la entrega permanente de asignaciones sociales.

El trasfondo: disconformes con el cierre de listas y recelosos de la creciente influencia de La Cámpora, que según intuyen aumentará aún más después de las elecciones, los gremios y las organizaciones sociales, con el Movimiento Evita a la cabeza, buscan fortalecerse hacia dentro de la coalición, que entrará en un estado de deliberaciones para reorganizar los próximos dos años.

Con ese mismo fin, el Movimiento Evita se había fusionado, antes del cierre de listas, con Somos Barrios de Pie, la otra organización de base que apoya al Gobierno y que logró ubicar en el casillero 16 de la lista de precandidatos a diputados a Daniel Menéndez, que también fungía como funcionario del Ministerio de Desarrollo Social.

https://twitter.com/MovimientoEvita/status/1435359060715507713

Además de la marcha que tienen prevista con la CGT, los movimientos sociales desplegaron todo su arsenal el fin de semana pasado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde llamaron a recorrer 1500 barrios para llevar las boletas de Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, cabezas de las listas de provincia y Capital, respectivamente.

Ahora llegó el turno de sumarse a la caravana de la CGT, que también atraviesa discusiones internas por su posicionamiento respecto del Gobierno y por la renovación de autoridades de la central que está agendada para el 11 de noviembre, apenas tres días antes de las elecciones legislativas.

La interna

El jefe cegetista Carlos Acuña, que comparte la conducción con Héctor Daer, le puso palabras al malestar: “La central no fue tenida en cuenta en el armado de listas y se lo dije de frente a Alberto”, apuntó, además de quejarse de que el Presidente “atiende más a las organizaciones sociales”.

A cargo del gremio de trabajadores de estaciones de servicio y delegado del veterano Luis Barrionuevo en el sindicalismo, Acuña recordó que “el PJ históricamente reconocía a la CGT y la consultaba para dos o tres cargos para diputados nacionales”.

Esta vez esa candidatura sindical fue para Sergio Palazzo, el secretario general de La Bancaria que está en cuarto lugar de la lista del Frente de Todos y que no integra la central obrera, aunque suena en la danza de nombres para la renovación.

Sergio Palazzo, titular de La Bancaria (Foto: archivo).
Sergio Palazzo, candidato del Frente de Todos. (Foto: archivo)

Sergio Palazzo, candidato del Frente de Todos. (Foto: archivo)

“A la CGT le hubiera gustado que hubiésemos tenido la posibilidad en la conversación de que, si era Sergio, que para nosotros es un muy buen candidato, hubiera sido conversado”, señaló Daer en apoyo a las palabras de Acuña.

Más allá de estos malestares, el kirchnerismo supo construir con la CGT una relación que es beneficiosa para toda la coalición. El propio Máximo Kirchner mantiene diálogo con los popes Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio), Antonio Caló (UOM), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Gerardo Martínez (UOCRA), además del propio Daer. Quizás el jefe de La Cámpora ya tenga claro que para la próxima etapa los necesita cerca.

Los temas en agenda

La movilización también se dará en momentos en que la UTEP, forjada por Juan Grabois y hoy bajo la conducción de Esteban “Gringo” Castro, puja por integrarse formalmente a la CGT, después de haber sido consagrada como sindicato por el Ministerio de Trabajo. Un movimiento que terminará dándose luego de que la central obrera renueve sus autoridades y alumbre una nueva conducción.

“Es un camino de unidad y articulación que se va fortaleciendo. La UTEP y otros movimientos populares queremos integrarnos paulatinamente y de manera orgánica a la CGT”, ratificó Onorato, que incluso se reunió este martes con algunos sindicalistas para diagramar la movilización del 18 de octubre.

Juan Grabois (Foto: Télam)
Juan Grabois, referente de la UTEP. (Foto: archivo)

Juan Grabois, referente de la UTEP. (Foto: archivo)

Para el dirigente del Movimiento Evita, “hay un espíritu de unidad y de ponerse la Argentina al hombro. Queremos recuperar el protagonismo político de los trabajadores y los humildes para seguir creciendo”, resaltó ante este portal.

La avanzada de Camioneros

Claro que la renovación de autoridades de la CGT no va a ser un trámite fácil. La posibilidad que reúne mayor consenso es la de volver a un triunvirato entre los “Gordos”, como se conoce a los gremios de servicios -donde abrevan Daer y Acuña-, los “independientes” -con la UOCRA a la cabeza- y el moyanismo.

Justamente Camioneros, que postula a Pablo Moyano para ese sillón, hizo hace dos semanas su propia demostración de fuerza: en un plenario del Frente Sindical en La Matanza reunió a 52 gremios que ratificaron su apoyo al Frente de Todos para las PASO.

El Frente Sindical fue un desprendimiento de la CGT comandado por Moyano y Palazzo en tiempos de Cambiemos, y que cobró vital importancia en sus movilizaciones de rechazo a la reforma laboral que impulsaba Mauricio Macri.

hugo moyano y pablo Moyano
Pablo Moyano quiere ir a la CGT. (Foto: archivo)

Pablo Moyano quiere ir a la CGT. (Foto: archivo)

“Tenemos la expectativa de proclamar a Pablo Moyano como el próximo conductor”, señaló Camioneros durante el encuentro en La Matanza. “La sumatoria de gremios demuestra la solidez en cuanto a la cantidad de sindicatos hermanos que no se sienten representados por la CGT y que trabajan en las causas en común que padecen las actividades”, arengó Camioneros.

En esta sociedad se anotan SMATA, la Unión Ferroviaria, Trabajadores Viales, Canillitas, Ceramistas, Petroleros, Químicos, Petroquímicos, Sutpa, Aceiteros, Aeronavegantes, Somu, Petroquímicos, Sutpa, Udocba, Faptren, AFIP y la Industria del Vidrio, entre otros.

s