NO ACLARES QUE OSCURECE

Juana Viale desmintió su casamiento

Juana Viale, siempre rebelde pero mediáticamente muy hábil, salió a enfrentar la información que circula sobre su posible paso por el registro civil.
Juana Viale desmintió su casamiento

Juana Viale, siempre rebelde pero mediáticamente muy hábil, salió a enfrentar la información que circula por estas horas sobre su posible paso por el registro civil con su actual pareja, Agustín Goldenhorn.

Sucede que como dice el refrán 'cuando el río suena, agua lleva'. Lo cierto es que hace unas horas Rodrigo Lussich reparó, en una de la secciones de 'Intrusos' (América TV), en la pregunta que le hizo Gabriel Oliveri a Juanita en la mesa del programa que lleva adelante en reemplazo de su abuela Mirtha Legrand. El invitado fue al hueso y le consultó sobre la posibilidad de casarse. Y fue la propia Juana quien no descartó esa propuesta, afirmando que le encantaría que él le pida la mano a su papá, Ignacio del Carril.

juana y agustin.jpg
Juana Viale y Agustín Goldenhorn están en pareja de manera estable desde hace bastante tiempo ya. Algunos ya quieren casarla. Ella lo desmintió.

Juana Viale y Agustín Goldenhorn están en pareja de manera estable desde hace bastante tiempo ya. Algunos ya quieren casarla. Ella lo desmintió.

Claramente una respuesta así permite leer entre líneas, y sobre todo viniendo de Juana Viale que se caracteriza por su extrema sinceridad y su forma de ir al frente en todo momento, que el tema casamiento con Agustín Goldenhorn.

Ante semejante repercusión en unos pocos minutos, y aprovechando Juana que ha vuelto a usar teléfono celular después de casi medio año, no dudó en escribir una sola frase, corta pero concisa: "Dejen de decir mentiras. Gracias".

Embed

Seguramente el próximo fin de semana, la nieta de Mirtha Legrand haga alguna mención al tema cuando se ponga al frente de las cenas y almuerzos televisivos de su abuela. De a poco, Juana le va tomando el gusto a las cámaras aunque cuando le toque entrevistar a figuras de la política más de una vez hace agua, mete la pata o precisa de la ayuda de algún invitado de la mesa para sostener las entrevistas.