Inexplicable

Maradona: Sueño Bendito: El grosero error en el capítulo final de la serie de Amazon Prime

Hoy, en el primer aniversario de la muerte de Diego Maradona, Amazon Prime publicó el último episodio de la primera parte de la serie Maradona: Sueño Bendito. Hay un grosero error imperdonable en el relato de la vida del astro del fútbol mundial.
Maradona: Sueño Bendito: El grosero error en el capítulo final de la serie de Amazon Prime

Hoy, 25 de noviembre, se cumple el primer aniversario de la muerte de Diego Armando Maradona y la plataforma Amazon Prime estrenó el capítulo 10 de la primera temporada de Maradona: Sueño Bendito.

El capítulo 10 de la serie Maradona: Sueño Bendito se llama Dios y relata parte de su gloria futbolística en México 86 donde se coronó campeón del mundo con la Selección Argentina y también retrata la previa y su despedida del fútbol en la bombonera donde lanzó la frase: "Yo me equivoqué y pagué pero la pelota no se mancha".

Embed

La serie trajo muchos críticas por parte de los protagonistas de la historia en la vida de Diego Maradona porque aseguran que muchas cosas no son reales. Guillermo Coppola aclaró que él no toma café y en el primer capítulo se afirma que el representante se detuvo a tomar uno en la estación de servicio cuando Diego agonizaba en Uruguay.

Como esos casos hay muchos. Sin embargo, hay detalles en la vida futbolística de Maradona que no se pueden obviar. Uno de ellos es su enemistad con Daniel Passarella en la previa al Mundial de México 86.

De hecho en gran parte de la historia que presenta Amazon Prime en la serie se hace mucho foco en esa rivalidad y hay muchos episodios que los pone frente a frente.

Pero, en la última emisión, se muestra a Daniel Passarella en el vestuario antes de salir a jugar el partido que Argentina le ganó a Inglaterra por 2 a 1 donde Maradona hizo el gol con la mano y el más lindo de la historia del fútbol, pero Daniel Alberto no llegó a debutar en se mundial.

Embed

Si bien Passarella se quedó con la delegación, un problema en intestinal primero y un desgarro después le impidieron si quiera estar en el campo de juego.

Aquí la foto del día que Diego Maradona alzó la Copa del Mundo y Passarella estuvo vestido con la indumentaria de los deportistas pero sin la celeste y blanca.

image.png

Después del desgarro, Passarella se fue a Acapulco un fin de semana con su familia. Maradona le pasaría factura en 1998: “En el 86, nosotros nos rompíamos el alma mientras él tomaba sol en Acapulco”.

El domingo 15 por la noche, el defensor volvió a juntarse con sus compañeros para ser testigo al día siguiente, en el estadio, del triunfo ante Uruguay por los octavos de final: regresó desde Puebla en una camioneta junto a los utileros y anunció a los medios que intentaría jugar en las semifinales.

Pero no pudo porque, sin apetito y con intolerancia a la alimentación, volvería a caer el sábado 21, un día antes del partido ante Inglaterra, y otra vez fue hospitalizado. El nuevo diagnóstico: una úlcera en el colon. “En la concentración argentina y en el hospital trascendió que, además del trastorno gástrico, Passarella habría sufrido algún tipo de trastorno psicosomático debido a su frustrada participación en el Mundial”, publicó el diario Crónica en su edición del domingo 22 de junio.

s