Tecnología y negocios

Ciberseguridad, la principal preocupación de las pymes en Argentina

A mayor cantidad de dispositivos conectados, se multiplican los riesgos de intrusiones en los sistemas corporativos, lo que demanda una mayor inversión por parte de las empresas.
Flavio Ogrizovic
por Flavio Ogrizovic |
Ciberseguridad

Ciberseguridad, la principal preocupación de las pymes en Argentina. (Archivo)

Mientras que 8 de cada 10 pymes reconocen estar atravesando un proceso de transformación digital, la ciberseguridad se consolida como la principal preocupación.Sin embargo, la toma de decisiones basada en datos, la reducción de costos, el aumento de la productividad, y la apertura de nuevos mercados son las oportunidades más importantes que ofrece la incorporación de tecnología.

Un estudio presentado días atrás por Microsoft Argentina, realizado por la consultora Edelman, revela que el 80% de las empresas continúa transitando un proceso de transformación digital, impulsado hace tres años por la pandemia del coronavirus.

La investigación identificó como principal desafío para este tipo de empresas a la problemática de la ciberseguridad (41%), seguido por el incremento del volumen de ventas (31%), la conexión y adquisición de nuevos clientes (23%), así como la adopción e incorporación de tecnología, la incorporación y fidelización del talento y el aumento de la eficiencia del negocio (todos con 21%).

digital2.PNG

Digitalización y ciberseguridad

La inversión en ciberseguridad viene creciendo constantemente en los últimos años debido a que cada vez más las empresas dependen de la tecnología para brindar sus servicios, producir o incluso gestionar sus procesos internos. El trabajo remoto y la demanda de una mejor conectividad también impulsan esta tendencia.

Es común enterarse que alguna plataforma virtual (privada o pública) ha sufrido un hackeo o un ataque cibernético. Estas amenazas se vuelven más grandes si hablamos de empresas que manejan bases de datos con información sensible sobre personas, consumidores o clientes.

Quienes más tienen para perder en estos casos son las empresas que se dedican al rubro financiero, las grandes corporaciones (energía, gas, minería, etc); salud y gobierno. El daño se materializa en una caída de su reputación, pérdida de datos importantes o una merma en su capacidad productiva.

Según el estudio Transformación Digital para Pymes, el 66% de los líderes consideró que la ciberseguridad los preocupa, mientras que un 70% no dudó en señalarla como prioridad. La cuestión de la ciberseguridad está instalada en la agenda de las organizaciones, especialmente en las de tamaño medio, y forma parte de las políticas de una gran proporción de empresas.

digital1.PNG

Las tecnologías utilizadas en ciberseguridad

Entre las tecnologías más utilizadas se destacan los antivirus, el almacenamiento en la nube y los softwares de cálculo y presentación de texto y de colaboración remota, siendo estas las últimas tres donde se dan las mayores brechas de inversión.

“Las pequeñas y medianas empresas representan un sector fundamental de la economía argentina y son la principal fuente de empleo formal del país. Por eso es tan importante que seguir de cerca su evolución y ofrecer soluciones que les permitan alcanzar todo su potencial. Durante el último año, hemos observado que además de la adopción de tecnología, el trabajo híbrido y la captación y fidelización de talento, la ciberseguridad se ha instalado como el principal desafío de las pymes. Como organización referente en materia de innovación y seguridad informática, desde Microsoft estamos preparados para acompañar a cada pyme en el proceso de transformación digital”, manifestó Sebastián Aveille, líder en Alianzas Estratégicas de Microsoft para Latinoamérica.

Las ventajas del trabajo remoto

Otro de los descubrimientos del estudio destaca que durante el último año si bien disminuyó el porcentaje de empresas que practican el trabajo 100% remoto, aumentó la cantidad que practica el trabajo híbrido. Dentro del universo de empresas que utlilizan la modalidad híbrida, el trabajo presencial sigue ocupando la mayor parte del tiempo de los trabajadores. Las empresas nativas y no nativas digitales no evidenciaron grandes diferencias en tal aspecto.

Las pequeñas y medianas empresas consultadas en el estudio manifestaron como ventaja del trabajo híbrido mayor bienestar para los empleados (43%), aumento de la productividad (39%), reducción de costos (39%), apertura de nuevos clientes 35%). También las empresas todavía enfrentan barreras como compromiso de los empleados (28%), problemas de conexión a internet (47% en las nativas digitales), o de ciberseguridad (24%).

Con respecto a este último punto, el 28% de las empresas aseguró haber experimentado problemas de ciberseguridad, porcentaje que resulta mayor entre las nativas digitales (43%), las empresas gastan en promedio un 25% de su presupuesto en tecnología en ciberseguridad, siendo los antivirus y las nuevas plataformas de trabajo las principales medidas adoptadas.

Se habló de