Impactante

Beba recién nacida cayó de cabeza tras el parto y recibió 11 puntos de sutura

El hospital demoró en atender a la mujer embarazada y tuvo un parto espontáneo en la recepción.
Beba recién nacida cayó de cabeza tras el parto y recibió 11 puntos de sutura

Una beba recién nacida se cayó de cabeza al piso luego de un parto espontáneo en la recepción de un hospital y necesitó 11 puntos de sutura. Al parecer, la madre de Olivia debió esperar mucho tiempo en ser atendida y, en ese lapso, rompió bolsa y la pequeña se cayó bruscamente al suelo.

Luego del grave accidente, la niña debió ser trasladada a otro hospital de mayor complejidad y operada de urgencia. Luego de una semana, fue dada de alta, aunque la familia le sigue realizando estudios.

La recién nacida, que tiene 11 puntos de sutura en la cabeza, fue dada de alta, pero será sometida a un seguimiento por parte de un neurólogo para evaluar la posibilidad de secuelas causadas por la caída.

image.png

El caso tuvo amplia repercusión en Brasil. La beba tuvo un traumatismo craneoencefálico severo tras el accidente sufrido en la Maternidad Sofía Feldman, en el barrio de Tupi, en la región norte de Belo Horizonte. Según el informe policial, la madre, Josiane Marques Pereira, se sintió mal y fue llevada al hospital.

Josiane cuenta que ingresó en el hospital a las 7.40 de la mañana de ese viernes tras sentir fuertes contracciones. "Era la maternidad más cercana a mi casa. Tomaron mi expediente y me remitieron a un triaje, pero sólo me midieron la presión arterial y me pidieron que esperara. No hicieron un examen de tacto", dice el ama de casa.

Cuando llegó, pidió ayuda pero tuvo que esperar unos 40 minutos para ser atendida. Entonces, una enfermera dijo que Josiane tendría que ir caminando a la habitación. Ella respondió que no podía, que su niña estaba a punto de nacer. Josiane también es madre de un niño. Aun así, según el informe policial, Josiane fue obligada a levantarse y caminar.

Josiane cuenta que, tras romperse la bolsa, su marido intentó conseguir una silla de ruedas, pero no hubo tiempo de que llegara el equipo. "No podía permanecer sentada. Necesitaba acostarme, pero no había manera. Así que me senté en el borde del asiento, casi tumbado. Fue entonces cuando sólo sentí que el bebé salía y oí el sonido de su caída al suelo", detalla la madre.

En ese momento, según ella, aparecieron varios profesionales del equipo del hospital para ayudar a la niña. "Hasta ese momento no había nadie a mi lado, pero cuando vieron lo que pasó, todos vinieron", dice.

image.png

FUENTE: Clarín
s