RECETAS FÁCILES EN A24

Pastelería en casa: bizcochuelo esponjoso y económico

Este bizcochuelo es una base esponjosa y versátil para pasteles y postres. Para hacerlo, bates huevos y azúcar hasta obtener una mezcla espumosa, luego agregas leche y aceite.
POCO INGREDIENTES

POCO INGREDIENTES, pocos más y el BIZOCHUELO MÁS ESPONJOSO Y CASERO QUE VAS A PROBAR

Este bizcochuelo es una base esponjosa y versátil para pasteles y postres. Para hacerlo, bates huevos y azúcar hasta obtener una mezcla espumosa, luego agregas leche y aceite.

Después, incorporas harina, polvo de hornear y sal, sin mezclar en exceso. Horneas la mezcla en un molde preparado a 180°C durante 30-35 minutos hasta que esté dorado y un palillo salga limpio.

Dejas enfriar antes de desmoldar. Puedes disfrutarlo solo o utilizarlo como base para tus creaciones de pastelería favoritas. ¡Simple y económico!

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 1 taza (200 g) de azúcar
  • 1 taza (120 ml) de leche
  • 1 taza (240 ml) de aceite vegetal (como aceite de maíz o canola)
  • 2 tazas (240 g) de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • Una pizca de sal

Instrucciones:

  1. Precalienta tu horno a 180°C (350°F) y engrasa y enharina un molde para bizcochuelo de aproximadamente 22-24 cm de diámetro. Esto evitará que el bizcochuelo se pegue al molde.

  2. En un tazón grande, bate los huevos y el azúcar juntos con una batidora eléctrica o un batidor de mano hasta que la mezcla esté espumosa y haya duplicado su tamaño. Esto puede llevar unos 5-7 minutos.

  3. Agrega la leche y el aceite a la mezcla de huevos y azúcar y mezcla hasta que estén bien incorporados. Si deseas, puedes agregar el extracto de vainilla en este punto para darle sabor.

  4. En otro tazón, tamiza la harina, el polvo de hornear y la sal juntos. Luego, agrega gradualmente esta mezcla seca a la mezcla húmeda (la de los huevos, azúcar, leche y aceite), batiendo a baja velocidad o mezclando con una espátula hasta que todos los ingredientes estén bien combinados. No mezcles en exceso, solo lo suficiente para que no queden grumos.

  5. Vierte la mezcla en el molde preparado y alísala con una espátula.

  6. Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 30-35 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro del bizcochuelo salga limpio.

  7. Una vez que esté listo, retira el bizcochuelo del horno y déjalo enfriar en el molde durante unos minutos antes de desmoldarlo. Luego, colócalo en una rejilla para que se enfríe completamente.

¡Listo! Ahora tienes un delicioso bizcochuelo esponjoso casero y económico. Puedes servirlo solo o usarlo como base para tartas y pasteles decorados con tus ingredientes favoritos. ¡Disfruta!

Se habló de