Geopolítica

Putin se quiere adueñar del Champagne, Francia resiste

El presidente ruso firmó una ley para que solo se nombre Champagne a las botellas producidas en su país. Lo que se produzca en Francia será "vino espumoso"
Putin se quiere adueñar del Champagne, Francia resiste

Comenzó la guerra por el champagne. Vladimir Putin firmó una ley que ordena catalogar a los vinos espumosos de Rusia como "champagne" y a nada más. Es decir, el verdadero champagne, el que viene de Francia y la razón por la que se llama así, deberá etiquetarse como "vino espumoso". Los franceses no están felices al respecto.

La filial rusa del grupo elite francés, que produce las exquisitas Moët et Chandon, Veuve Cliquot y Dom Perignon, puso el grito al cielo y advirtió a sus socios locales que cortaran la entrega a ese país. El grupo LVMH ya suspendió los envíos a Rusia.

1a2084e8-c7f1-4154-84c1-aa2d733351a0_alta-libre-aspect-ratio_default_0.jpg

“Puedo confirmar que he recibido esa carta, y está justificada”, sostuvo Leonid Rafailov, director general de AST, uno de los principales distribuidores de vinos y licores de Rusia.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de A24com (@a24noticias)

¿De dónde salió esta idea de Putin?

“En Rusia, el término ‘champán’ se utiliza desde hace mucho tiempo sin reparos para todo tipo de vinos burbujeantes. A finales de los años 30, Stalin hizo crear un ‘champán soviético’ de producción masiva con el objetivo de ponerlo al alcance de todos...Tras la caída de la URSS, este ‘champán soviético’ se convirtió en una marca sinónimo de vino espumoso de baja gama, pero todavía popular en ocasiones especiales”, recuerda Paul Gogo, corresponsal de Le Monde en Moscú.

sta.jpg

s