Vacunas COVID-19: Por qué Argentina rechazó la vacuna Coronavac

La vacuna china Coronavac es una de las vacunas Covid-19 que más fabrican, pero algunas imprecisiones sobre su eficacia no la hacen atractiva para su uso.
Vacunas COVID-19: Por qué Argentina rechazó la vacuna Coronavac.

Vacunas COVID-19: Por qué Argentina rechazó la vacuna Coronavac.

En Brasil y Chile adquirieron una de las vacunas Covid-19 para inmunizar a su población, la vacuna china Coronavac. Sin embargo, en Argentina descartaron el uso de esta dosis, ¿pero por qué razón?

La respuesta es sencilla: la tasa de protección que otorga esta vacuna. Un reciente estudio hecho en Indonesia que alcanzó a 128.000 trabajadores de la salud, y publicado por The Lancet, encontró que la Coronavac tiene una eficacia de 94%.

La investigación también refutaba los testeos previos de Brasil y Turquía donde la Coronavac había sido vinculada a cuatro tasas de eficacia diferentes, del 50% al 91%.

Estas imprecisiones generaron preocupación entre los científicos, pero además puso en duda su capacidad de protección contra el covid-19.

Las conclusiones hechas por este estudio fueron determinantes para que el Gobierno decidieran no usar la Coronavac en la población argentina como una de las vacunas Covid-19.

Algunos funcionarios del gabinete de Alberto Fernández ya habían adelantado que esta vacuna no sería traída al país.

Por ejemplo, el 12 de abril, el canciller argentino Felipe Solá escribió en su cuenta en Twitter: "No tendría que hacer falta aclarar que la Argentina compró Sinopharm, que tiene mayor eficacia que Sinovac".

También la Conmebol prescindió de esta para vacunar a los futbolistas que participarán de la Copa América que se desarrollará en Argentina entre junio y julio.

Pese a que la vacuna china no genera tanta confianza en el Gobierno argentino es la segunda más producida en el mundo detrás de la de Pfizer: con unos 380 millones de dosis enviadas a todo el mundo, está por encima incluso de AstraZeneca.

En Chile se ha usado para masificar el exitoso plan de vacunación a su población, al igual que en Uruguay, país en el que tienen previsto aplicar 550.000 dosis a personas menores de 31 años, según informó Álvaro Delgado, secretario de la presidencia de este país.

s