icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Cómo controlar la diarrea en bebés?

¿Cómo controlar la diarrea en bebés?
Diarrea en bebes

La diarrea en bebés y niños no es una enfermedad infantil grave, por el contrario solo se considera que el bebé o el niño tienen diarrea si hace deposiciones más veces de las que come. La diarrea infantil puede manifestarse aguda, prolongada o crónica.

Esta enfermedad también puede ser causada por la alimentación, por infecciones o por algunos medicamentos. Generalmente, las diarreas en bebés no son graves, pero su único mayor peligro puede ser la deshidratación, por eso es muy importante evitarla. Para eso, si la diarrea, tanto en los bebés como en los niños, no mejora dentro de los 2 días, es recomendable que se consulte con el pediatra.

Manifestaciones de diarrea en los bebés

La diarrea en los bebés o niños se considera como una enfermedad infantil, que consiste en que se eliminen las deposiciones de forma más blandas y más frecuentes de lo que es habitualmente. A muchos bebés que toman el pecho, les sucede que expulsan sus heces blandas o semilíquidas cada vez que comen y eso, es normal.

La mayoría de las veces, resulta común para muchos niños defecar después de las comidas o mientras están comiendo, debido a un mecanismo reflejo de su intestino. Y eso sucede cuando empieza a moverse el esófago mientras traga, la “onda peristáltica” comienza a propagar a todo el intestino y genera que se mueva el vientre. Por lo tanto, solo se considera diarrea si el bebé o el niño hace caca, más veces de las que come.

Además, es importante saber que puede venir acompañada de otros síntomas como fiebre, vómitos, ciertos ruidos intestinales o algún tipo de malestar. En esos casos, comúnmente se dice, según los médicos que podría llegar a ser una gastroenteritis.

A la diarrea aguda, se la supone cuando dura solo unos pocos días y a la diarrea prolongada, a la que dura más de 3 semanas. Pero, si llegase a durar más de 3 meses, ya se la considera que es una diarrea crónica. Su aspecto, color y olor no tienen demasiada importancia y por lo general dan pocas pistas acerca de la causa, pero a veces, se puede ver algún indicador como heces con restos de alimentos. Pueden verse casi enteros como guisos, zanahorias o lentejas y eso, es normal.

A través de los mocos, puede estar causado por un resfrío o por una inflamación intestinal y en hebras de sangre, sólo son frecuentes en los casos de diarrea por rotavirus. Cuando sucede esto, la mayoría de los padres suelen alarmarse, pero lo conveniente es descartar una invaginación y, probablemente se tenga que analizar las heces mediante un cultivo.

¿Cómo controlar la diarrea en bebés?

En los bebés, se puede controlar las diarreas de diferentes formas, siempre teniendo en cuenta las posibles y frecuentes causas. Estas pueden ser, la alimentación, donde la mamadera está mal preparada y quizás muy espesa. Que el agua con que se preparó la mamadera pudiese haber estado contaminada, aunque no es muy frecuente que eso suceda si se utiliza agua de la red pública o comprada. Solo se tiene más riesgo con el agua de pozo.

También puede suceder que el bebé haya tomado algún tipo de alimento que no le cayó bien, quizás porque aún no estaba preparado para asimilarlo. Esto sucede en muchos casos, donde se quiere dar papillas o puré demasiado pronto, porque alguien se los sugirió sin consultarlo previamente con el médico.

Conociendo que hay varios tipos de virus que suelen causar diarrea a los bebés, 2 de ellos y más conocidos son los Rotavirus y Adenovirus. Éstos, pueden producir grandes epidemias de diarreas en las temporadas de invierno y primavera, ya que se transmiten casi igual que los resfríos.

Algunas bacterias también pueden llegar a causar diarrea como la Salmonella, la Shigella, el Campylobacter o la Yersinia, entre otras más y por lo general, causan fiebre. Es necesario conocer que a veces, las diarreas pueden ser solo un síntoma que acompañe a una infección de orina.

Considerar a los medicamentos. Es que muchos antibióticos pueden llegar a producir diarrea. Algunos fármacos, los que son llamados “procinéticos” y se utilizan para tratar el reflujo gastroesofágico, pueden llegar a producir diarrea, aunque comúnmente suelen ser leve.

¿La diarrea es una enfermedad infantil grave?

Por lo general, a las diarreas no se las consideran dentro de las enfermedades graves, y menos aún en los países occidentales donde se vive un nivel de bienestar y adecuada higiene ambiental.

El mayor peligro de las diarreas, siempre se dijo y se avala por los médicos, es la posible deshidratación que puede conllevar. Además, teniendo en cuenta que el bebé pierde peso, es que se debe estar atento, pero sabiendo que pronto lo recuperará.

Lo que se puede hacer para evitar una deshidratación, es ofrecerle al bebé todo el tiempo abundante líquido, pero en pequeñas cantidades para que no lo vomite. Puede ser agua sola o mejor a veces se recomiendan las soluciones de rehidratación que sugieren los expertos y se venden en farmacias.

Lo que no se recomienda darles a los bebés con diarrea es infusiones como té o manzanilla, ni jugo de frutas, refrescos ni tampoco soluciones caseras como la limonada.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show