icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Permisos por discapacidad en la cuarentena: "No son salidas terapéuticas, sino para descomprimir brotes", aclaran en el gobierno

Permisos por discapacidad en la cuarentena:
Las personas con espectro autista podrán realizar una salida en caso de brote conductual.

Angustia, ansiedad, temor e inseguridad. Todos estos sentimientos se agolpan en la mente de cualquier persona ante la cuarentena por el coronavirus. Sin embargo, todo se multiplica cuando existe una discapacidad que no permite el completo entendimiento de la situación y la realidad se convierte en una explosión incontenible.

Decenas de casas argentinas vieron como su rutina diaria se convirtió en un confinamiento sanitario, que, en muchas de ellas, se tornó en una suerte de bomba de tiempo. Ante esta situación, Alberto Fernández anunció excepciones para personas con discapacidad."Los detalles de la medida fueron explicados a A24.com por el responsable del área dentro del Gobierno. No es una salida terapéutica, sino que se puede usar para descomprimir una brote conductual", aclaró el director de la Agencia Nacional de Discapacidad, Claudio Espósito.

Claudio Espósito, Director de la Agencia Nacional de Discapacidad.
Claudio Espósito, Director de la Agencia Nacional de Discapacidad.

-Durante el anuncio de extensión de la cuarentena, Fernández informó excepciones para personas con espectro autista. ¿Se resume solo a ellos?

-El Presidente siempre nos pidió trabajar sobre el colectivo de personas con discapacidad y nos centramos las personas con discapacidad intelectual, mental y psicosocial para esta excepción. Hay personas que tienen problemas conductuales y las salidas son para contener alguna suerte de brote conductual. Ya es complejo para cualquiera estar aislado, más aún para alguien con discapacidad psicosocial que tiene dificultades para entender el aislamiento. Entonces una salida para que puedan caminar y tener una descarga puede acompañar y evitar la sobremedicación.

-¿Cómo se implementa esta medida?

-El sistema no permite más de 5 cuadras para que no sea un paseo, sino que tenga que ver con un tiempo determinado y si es que lo necesitan. Este no es un permiso para salir o para hacer una salida terapéutica, sino una herramienta para quién lo pueda necesitar. Vamos a emitir unos spots para aclarar que, si no es necesario, no salgan porque hay que mantener la distancia social.

-Para poder realizar estas salidas, ¿es necesario realizar algún certificado o una autorización?

-Simplemente, lo que tienen que llevar es el certificado de discapacidad, ya sea el papel o una foto en el celular, el DNI de la persona y el DNI del familiar o conviviente o acompañante; y se tiene que respetar el distanciamiento social. Estos documentos son, más que nada, para constatar la situación particular. Pero el tema es que no salgan todos los días, por eso pusimos los números de DNI. De todas maneras, no podemos suponer que la persona tenga un brote justo el día que puede salir.

-Desde redes sociales se impulsó que aquellas personas con espectro autista utilicen con un listón azul. ¿Deberán señalizarse así?-

Es un momento delicado porque se piden derechos y están buenos y uno trata de que sea más visible. Pero esta señalización puede tener ribetes discriminatorios. Por eso nosotros decidimos que sea el certificado de discapacidad y el DNI. Además, que sea el Ministerio de Seguridad quien notifique a cada provincia. Es muy complejo darles respuesta a 5 millones de personas, con patologías que en algunos casos son similares, pero con construcciones sociales que son distintas.

-Más allá de las salidas, que autorizó Alberto Fernández, existen pedidos de autorización para acompañantes terapéuticos o especialistas. ¿Ellos también están incluidos en las excepciones?

-Los acompañantes siempre estuvieron exceptuados, pero a veces un solo acompañante terapéutico acompaña a más de una persona y eso es un gran problema por el contagio. Es muy complejo habilitar a profesionales que puedan llegar a contagiar, porque tampoco queremos que ellos se contagien. No queremos que haya contagio social. Existen acompañantes ya exceptuados, pero pedimos que no sean de varias personas. Yo tengo una hija discapacitada y prefiero que se haga por videoconferencia antes de que vengan. Ya pasó en Córdoba que un médico que trabajaba para el PAMI, sin saber que tenía coronavirus, contagió a varias personas.

-¿Qué ocurre con aquellas personas que están realizando tratamientos de rehabilitación o que necesitan la presencia de profesionales?

-Lamentablemente, entre que una persona atrase su rehabilitación a poner en riesgo su vida, elegimos atrasar el tratamiento. Hay opciones de teletrabajo, que tienen al profesional del otro lado de la pantalla, pero sin el contacto personal que puede ser un foco infeccioso. También tenemos el grupo de enfermedades poco frecuentes que son personas que necesitan, en algunos casos, además de un médico, muchos acompañantes. El jueves tuvimos una reunión con las organizaciones y ellos también entienden que es preferible un mes de no rehabilitación y seguir vivo.

-Dentro de los autorizados, ¿hay excepciones?

-Sí, hay un colectivo o un subcolectivo dentro de los autorizados que no pueden salir por más que tengan problemas conductuales. Hay límites. Aquellos que tengan comorbilidades, como enfermedades respiratorias crónicas, cardíacos, inmunodeficiencia, diabetes, mujeres embarazadas, o mayores a 60 años que no pueden salir y si tienen síntomas de coronavirus menos aún.

-De continuar la cuarentena, ¿existe en análisis nuevos exceptuados?

Estamos en un proceso desconocido y vamos haciendo camino de la mano de los equipos sanitarios. Vamos a ver cómo resulta esta propuesta y cómo responden las personas con discapacidad y su familia.

por Romina Cansler
SUBIR

Poder

Ovación

Show