icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Alerta por el "PEG": qué es y cómo se usa el componente que Rusia dice que causa las reacciones alérgicas de la vacuna de Pfizer

Alerta por el
Se reportaron cinco casos de alergias tras la aplicación de la primera dosis de la vacuna de Pfizer (Foto: archivo).

El mundo mira con ojos ávidos cómo los principales laboratorios compiten para que su vacuna contra el coronavirus sea la más prestigiosa -y comprada- del mundo. Pfizer/BioNtech fue la primera en alcanzar la meta de postas con la aprobación de los organismos regulatorios de la Unión Europea, Reino Unido, Canadá, Chile, México y Estados Unidos, entre otros.

Sin embargo, las primeras campañas de vacunación reportaron cinco casos de reacciones alérgicas relevantes, dos en Inglaterra y tres en Alaska, lo que puso bajo la lupa la aplicación de las dos dosis en personas con antecedentes alérgicos severos.

Alerta mundial: vacunación masiva y reacción alérgica

Todo comenzó el pasado 8 de diciembre. Miles de habitantes de Inglaterra se convirtieron en los primeros del mundo occidental en recibir una vacuna contra el Covid-19 luego de que la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) aprobase la seguridad de Pfizer.

A las pocas horas de comenzada la campaña masiva de vacunación, las autoridades sanitarias británicas advirtieron que no debía ser aplicada a personas que tengan reacciones alérgicas “significativas” a medicinas, alimentos o vacunas.

Dos trabajadores del Servicio Nacional de Salud sufrieron un importante cuadro alérgico después de recibir la primera dosis. Ambos tenían un historial de alergias severas. Fueron tratados y se recuperaron. "Es común con las nuevas vacunas", declaró Stephen Powis, director del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra.

Es por ello que cuando la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó la vacuna desarrollada por Pfizer hizo una aclaración: “No será recomendada para personas con alergias conocidas a alguno de sus ingredientes”.

Luego de esa advertencia, tres trabajadores de la salud de Alaska, en Estados Unidos, sufrieron relevantes reacciones a la aplicación. El primero experimentó una reacción leve: el segundo caso reportó hinchazón de ojos, mareos y picazón en la garganta. Fue dado de alta tras recibir adrenalina y antialérgicos.

El tercer caso fue una mujer que sufrió un episodio alérgico grave, una reacción anafiláctica, "con aumento de los latidos del corazón, dificultad para respirar y erupción cutánea y enrojecimiento", de acuerdo a las autoridades. Según informaron, la mujer no tenía antecedentes conocidos de reacciones alérgicas a las vacunas.

¿Los creadores de Sputnik V descubrieron la causa?

El polietilenglicol (PEG) es un poliéter ampliamente empleado en la industria (Foto: archivo)
El polietilenglicol (PEG) es un poliéter ampliamente empleado en la industria (Foto: archivo)

Desde las ex tierras soviéticas, los realizadores de Sputnik V aprovecharon el traspié para publicar en su cuenta oficial de Twitter la posible razón del manifiesto de síntomas.

“Las reacciones alérgicas de Pfizer pueden haber sido causadas por un componente llamado polietilenglicol o PEG. Muchas otras vacunas no tienen este componente. Una razón más por la que el mundo necesita una cartera de vacunas basadas en diferentes tecnologías”, indicaron en la red social.

Pero, ¿qué es el polietilenglicol o PEG? ¿Es la verdadera causa de las reacciones alérgicas? A24.com entrevistó a Maximiliano Wilda -bioquímico, virólogo e investigador de Conicet- para comprender los alcances de la “sugerencia” de Sputnik V.

“El PEG es un componente que se usa muchísimo en cualquier producción para separar compuestos o hacerlos más fluidos. No suele usarse como parte de la formulación de las vacunas, pero sí es altamente utilizado en cualquier punto del proceso de la preparación de un biológico y un fármaco. Hay que ver qué cantidad tiene la vacuna de Pfizer, pero debe estar en el orden de los microgramos porque el volumen de la dosis es mínimo”, explicó.

Wilda detalló que el desarrollo de una alergia, más que el componente en sí mismo, está relacionado con la persona. "Tiene que ver con una respuesta exacerbada del sistema inmunológico a algún compuesto químico. Hay compuestos que son más alergénicos que otros, hay más chances de que generen una reacción, pero siempre el componente limitante es la persona, hay personas que no tienen alergia a nada y hay personas que lo tienen a todo".

Es por ello que los elementos más alergénicos intentan estar fuera de la formulación de vacunas y medicamentos. "Todos los compuestos de cualquier vacuna están probados individualmente y en su conjunto. Si ya se usaron en otros fármacos entonces su seguridad está probada. Algunos compuestos son como comodín. Ponen el PEG porque saben cómo se comporta", indicó el virólogo a A24.com.

El polietilenglicol (PEG) es un poliéter ampliamente empleado en la industria (Foto: archivo).
El polietilenglicol (PEG) es un poliéter ampliamente empleado en la industria (Foto: archivo).

Sin embargo, y a pesar de que esté altamente probada su seguridad, el polietilenglicol puede generar alergias a ciertas personas. "No es loco de esperar que haya reporte de personas que sean alérgicas al PEG. A veces la persona no sabe a qué es alérgica. El evento se reporta, pero lo más importante es cuál es la frecuencia: a cuántos de cuántos les pasó", manifestó.

"Estratégicamente está bueno que pase, porque pasa a formar parte del prospecto, pasás a estar advertido", agregó.

¿Por qué se alerta específicamente a los alérgicos?

Según Wilda, está probado que ni el ARN ni el liposoma ni el virus generan alergia. Las alergias en las vacunas tienen que ver con los componentes.

"El que ya es alérgico a cierta cantidad de compuestos tiene un problema en su sistema inmunológico. La reacción alérgica empieza cuando unas células llegan donde ponés el compuesto y se rompen por un mecanismo fisiológico. Liberan la histamina que tienen dentro y generan esa reacción. Por eso la gente toma antihistamínicos", dijo el investigador del Conicet.

"La persona muy alérgica tiene el sistema muy sensible y cualquier cosa puede desencadenar esa misma respuesta, por eso se les recomienda no vacunarse", precisó.

Una guerra entre laboratorios

Una vacuna o fármaco es utilizado en las personas luego de varias fases de investigación. Primero se prueba en animales "a quiénes se los pone una cantidad exacerbada". Segundo, se analizan los efectos en un grupo reducido de personas. En la Fase 3 se procede a un grupo más grande y la Fase 4 es la venta, pero se sigue informando sobre los efectos.

Pfizer afirmó que durante los ensayos clínicos de Fase 3 en más de 40.000 personas, la vacuna fue "generalmente bien tolerada, sin que se hayan registrado problemas de seguridad graves" e insistió que se respetaron todos los protocolos de seguridad.

Es por ello que Wilda consideró que la teoría de Sputnik V "hay que tomarla con pinzas" porque "hay una pelea para ver quién tiene la mejor vacuna y se están mostrando y midiendo todo el tiempo".

"Pfizer es una empresa con nombre pesado y no se va a arriesgar a manchar el valor de su marca, sale al mercado pisando sobre seguro, porque le vale millones. Como mucho, la vacuna no funcionará, pero no se va a arriesgar a que tenga efectos negativos. No está estudiado por cuánto van a proteger, sí la seguridad", concluyó.

por Jesica Mihelj
SUBIR

Poder

Ovación

Show