icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Los personajes, hitos, descubrimientos y médicos más relevantes de la pandemia

Los personajes, hitos, descubrimientos y médicos más relevantes de la pandemia
La ciencia y la solidaridad científica ante la pandemia (Fuente: Fernando Zhiminaicela en Pixabay)

Si es necesario definir al 2020 en una palabra, sin dudas es pandemia. Con la ciencia al frente de la batalla contra el Covid, la cooperación desinteresada fue la respuesta. Avances científicos en tiempo récord e intercambios de descubrimientos marcaron el día a día de una realidad que se resumió a 4 paredes, pantallas y el mundo virtual.

El Covid tomó el mundo

Más allá de que la alerta por la enfermedad tuvo lugar el último día del 2019, el primer hito de la pandemia se registró el 11 de enero, cuando se dio a conocer la secuencia genética del SARS-CoV2 (una suerte de DNI del virus).

El 11 de febrero la enfermedad tuvo su nombre: COVID-19 y un mes más tarde, tras varios idas y vueltas, la OMS definió considerarla pandemia. Con el virus ganando terrero en el planeta, la agenda mundial puso a la ciencia en primera línea y la carrera por obtener una vacuna tuvo su disparo de largada.

En noviembre comenzaron a llegar los primeros resultados alentadores, con porcentajes de eficacia que parecían elevarse tras cada anuncio: el Centro Nacional Gamaleya señaló que la Sputnik V tiene un 92%, el laboratorio Moderna aseguró un 94,5%, BioNTech / Pfizer escaló al 95%, y AstraZeneca / Oxford validó ante sus pares un promedio del 70%.

Incluso, luego de un ofrecimiento ruso, el 11 de diciembre el laboratorio AstraZeneca y la Sputnik V anunciaron ensayos clínicos que combinarán sus dos vacunas (basadas en adenovirus) para aumentar la eficacia de la inmunización con porcentajes más bajos.

Hoy, tras 12 meses de cuarentenas, cierres de fronteras, aislamiento y avances científicos, ninguna nación puede desentenderse de las consecuencias sanitarias y económicas, y la ciencia se mantiene como el elemento más certero ante el Covid.

Inteligencia colectiva: el hito de la pandemia

Ya en la primera década del 2000, los investigadores nombraron a la inteligencia colectiva como el "factor C", el cual se basa en la diversidad de sus integrantes, tanto en género como en especialidad, su capacidad de interactuar y un debate de forma equilibrada.

Con esto en mente, los científicos dejaron de lado los intereses personales en pos del bien común. Ya sean las revistas más prestigiosas del mundo en avances científicos, como Science, Nature y The Lancet, que dejaron de cobrar por el acceso a sus publicaciones, hasta la cooperación de hallazgos, la ciencia demostró que la solidaridad es la respuesta.

Con plataformas creadas específicamente en tiempos de pandemia o tras años de divulgación científica, los investigadores dejaron en evidencia la importancia de la "inteligencia colectiva" y ya sea desde la Organización Mundial de la Salud como desde la Organización de las Naciones Unidas, la cooperación científica aumentó de la mano del conocimiento.

Con medidas como el ensayo "Solidaridad", que buscó "encontrar un tratamiento eficaz" y del participaron casi 12 mil personas en 500 hospitales de más de 30 países; o el Acelerador ACT, que trató "acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a pruebas, tratamientos y vacunas" contra el Covid, el mayor hito fue la confirmación de la necesidad de una "Ciencia Abierta" para crear más y mejores conocimientos científicos que se difundan "a una población más amplia".

Qué ocurrió en la ciencia argentina

En Argentina, la ciencia se puso a la vanguardia. Científicos e investigadores pertenecientes al sistema público y privado dejaron de lado sus propios estudios e hicieron de la cooperación un hecho palpable mediante la Unidad Covid, del MinCyT.

Con Andrea Gamarnik, una de las virólogas más reconocidas a nivel internacional, como ejemplo, la Argentina pudo "realizar un trabajo muy rico a distintos niveles", señaló a A24.com Roberto Salvarezza y destacó que "todos los científicos se pusieron a disposición. Desde kits diagnósticos y hasta la fabricación de los barbijos, la ciencia argentina tuvo una tarea muy importante en la pandemia".

6 hitos con resultados tangibles

Test argentinos

  • "COVIDAR IgG" y "COVIDAR IgM": Científicos de la Fundación Instituto Leloir (FIL) y del CONICET, liderados por Gamarnik, desarrollaron estos tests serológicos para detectar en sangre y suero anticuerpos que el sistema inmune produce específicamente para el nuevo coronavirus.
  • "NEOKIT COVID-19" y "NEOKIT PLUS": Investigadores del Instituto Milstein, del CONICET y de la fundación Pablo Cassará desarrollaron test que permiten conocer si una persona está infectada en minutos.
  • "ELA CHEMSTRIP": las empresas de base tecnológica Chemtest, de la Universidad Nacional de San Martín; y Productos Bio-Lógicos (PBL), de la Universidad Nacional de Quilmes, desarrollaron kits diagnósticos para detectar al virus del COVID-19 mediante tiras reactivas y en 90 minutos.

Tratamientos

  • Suero equino hiperinmune antiCOVID-19: el 22 de diciembre, la Anmat autorizó su uso en pacientes con neumonía moderada a severa. Este tratamiento, el primero a nivel mundial para este grupo, redujo en un 45% las muertes en los casos más graves y en todos los tratados el ingreso a la terapia intensiva cayó en un 24% y el requerimiento de asistencia respiratoria mecánica bajó un 36%. Este desarrollo fue liderado por la empresa nacional INMUNOVA.
  • Uso de plasma de recuperado en mayores de 65 años: liderado por Fernando Polack, director de la Fundación INFANT, este estudio logró determinar que su uso dentro de las primeras 72 horas del inicio de los síntomas reduce la necesidad de oxígeno en un 61 % y en casi un 70% que en mayores de 75 años.

Prevención

  • Superbarbijos Atom-Protect: este elemento que ya se cuenta por centenares en las calles es confeccionado por la empresa KOVI y es un desarrollo de investigadores del CONICET y las universidades UNSAM y UBA. Tiene una triple capa de protección (antibacterial, antiviral y antihongos) y cuenta con una durabilidad equivalente a 15 barbijos descartables.

Con la cuarentena, la denominación "experto" fue cada vez más común. Ya sea ante una nueva cuarentena o por las recomendaciones para la "nueva normalidad", infectólogos, intensivistas, sanitarias o emergentólogos, entre otros, tomaron el centro de la escena.

En un año marcado por el Covid, no solo los funcionarios de la cartera de Salud, como Ginés González García (cirujano con posgrado en Salud Pública y Magíster en Sistemas de Salud y Seguridad Social) y Carla Vizzotti (especialista en medicina interna, socia fundadora de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiologia -SAVE-) definieron los pasos, sino que, además, una docena de expertos dieron recomendaciones.

Es por eso que Mirta Roses (Directora de la OPS y de la OMS para América Latina), Florencia Cahn (presidenta de la SAVE), Omar Sued (presidente de la Sociedad Argentina de Infectología), Ángela Gentile (Jefa de Epidemiología del Hospital Ricardo Gutiérrez), Gonzalo Camargo (presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias) Eduardo López (jefe de Medicina del Gutiérrez), Pedro Cahn (director Científico de la Fundación Huésped) y Luis Cámera (ex presidente y actual secretario de la Sociedad Argentina de Medicina), entre otros, fueron las personalidades que más se replicaron en las pantallas.

por Romina Cansler
SUBIR

Poder

Ovación

Show