Insólito

Por la espera para testearse, hay personas que cobran por hacer la fila para los hisopados

En Instagram y Facebook se multiplican los posteos de personas que cobran por hacer la cola en los centros de salud.
Ante las largas colas
Ante las largas colas, ya hay quienes se ofrecen a hacer la fila para los hisopados por $600 

Durante los últimos días, los centros de testeos de coronavirus de toda la provincia de Buenos Aires y, en especial, de aquellos apostados a lo largo de la Costa Atlántica, se vieron abarrotados de personas. A raíz de esto, varias personas se aprovecharon de la situación y ofrecieron por redes sociales hacer la fila en los centros de testeo por precios que oscilan los $600.

En las últimas horas, se dieron a conocer posteos publicados en Instagram, Twitter y Facebook, que fueron replicados por numerosos usuarios. “Hago fila para hisopados. $600”, escribió un usuario de Marketplace.

HISOPADOS.png
En redes sociales ofrecen hacer la fila para hisopados por $600

En redes sociales ofrecen hacer la fila para hisopados por $600

Otra mujer, esta vez en su cuenta de Facebook, publicó: “Hago fila para hisopados cualquier consulta al mp. Tengo cbu y mercado pago”, dijo.

No es el único caso: en Goya, Corrientes, otra persona ofreció algo similar. “Hago fila para hisopados, $600 si voy tipo 5 de la mañana, $900 si madrugo por si te querés hisopar primero. Hago promos por grupo familiar”, señaló en una publicación.

Colas de hasta cuatro horas en los centros de testeos de coronavirus

Desde la semana pasada los centros de testeo para Covid-19 de Mar del Plata no dan abasto. Frente a la suba de casos tuvieron que sumar cinco nuevos centros, dos provinciales y tres municipales.

Las largas colas para poder acceder a un hisopado llegaron a extenderse por varias cuadras y las esperas superaron las seis horas en algunos puntos estratégicos, como los que se encuentran en las playas de Mar del Plata.

testeos-hisopados-coronavirus-mar-del-plata-33.jpg

Cansados de la espera y las altas temperaturas, las pacientes recurren a reposeras, sombreros, mates, facturas y libros para matar el tiempo. Muchos de ellos llegan en las primeras horas de la madrugada para poder estar entre los primeros atendidos del día.

Se habló de
s