Sentencia

Un docente universitario fue condenado a ocho años de prisión por extorsionar a sus alumnos

El hecho ocurrió en Córdoba y el profesor de odontología les pedía que fueran a una academia de su propiedad para aprobar la materia que dictaba.
El odontólogo Luis Olmedo fue condenado a 8 años. (Foto:Télam)

El odontólogo Luis Olmedo fue condenado a 8 años. (Foto:Télam)

Un docente de la Universidad de Córdoba fue condenado a ocho años de prisión por extorsionar a sus alumnos. La Justicia Federal entendió que quedó probado que el profesor le exigía a sus estudiantes concurrir a prepararse a una academia de su propiedad para aprobar la materia que dictaba.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) en contra del docente y odontólogo Luis Olmedo (70), sobre los hechos que comenzaron a investigarse en 2020, a partir de las denuncias de los alumnos universitarios.

También se le dictó "inhabilitación por 10 años" para el ejercicio de la docencia y cargos públicos.

A su vez, por el mismo delito fueron condenados dos docentes colaboradores de Olmedo en el instituto de su propiedad, Adrián Oscar Casalis a cinco años y seis meses de prisión y a Augusto Massimino a cinco años de prisión.

denuncia-odontologia-unc-catedra-justicia-corrupcion_1.jpg

La decana de la Facultad también fue condenada

Los jueces camaristas Carolina Prado, Jaime Díaz Gavier y Julián Falcucci también accedieron al pedido del fiscal Maximiliano Hairabedían para condenar a la entonces decana de la Facultad de Odontología, Mirta Spalidero de Lutri, a un año y 10 meses de prisión en suspenso por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

De acuerdo a lo que surgió en el juicio, Spalidero de Lutri había recibido denuncias de los alumnos y no realizó la investigación administrativa correspondiente, ni puso al tanto a la Justicia. Fue también inhabilitada por cuatro años para ocupar funciones públicas.

Con un poco más de 50 testimonios de alumnos, en el juicio se comprobó que para que los estudiantes aprobaran las materias de Microbiología e Inmunología, que dictaba Olmedo, debían acreditar que habían concurrido a su academia privada para prepararse antes de rendir y en caso contrario eran reprobados, según surge de la causa.

Algunos testigos que declararon en el debate contaron que si no asistían a la maniobra de extorsión, tuvieron que rendir casi una decena de veces esas materias para poder aprobar.

Se habló de