ALARMA EN BOCA

Malas noticias para Diego Martínez: Boca perdería a otro de sus titulares para el Superclásico

Diego Martínez, entrenador de Boca, analiza el equipo que disputará el Superclásico ante River y podría sufrir una importante baja.

Malas noticias para Diego Martínez: Boca perdería a otro de sus titulares para el Superclásico

Este miércoles, a solo cuatro días del Superclásico, Boca se entrenó pensando en el enfrentamiento contra River. Diego Martínez, entrenador del Xeneize, concluyó la práctica con una noticia inesperada: Cristian Lema tuvo que realizar entrenamiento diferenciado.

image.png

El defensor, quien se convirtió en una pieza clave desde su llegada en el último mercado de pases, enfrenta una sobrecarga muscular a tan solo cuatro días de uno de los encuentros más trascendentales del año, según informó el periodista Diego Monroig.

Otra noticia desfavorable para el cuerpo técnico es que Darío "Pipa" Benedetto no pudo completar el entrenamiento debido a una molestia muscular.

Simultáneamente, Marcos Rojo continuó con trabajos diferenciados, disminuyendo las posibilidades de su participación en el Xeneize en el duelo ante River.

La buena noticia es que la práctica contó con el regreso de Luca Langoni al entrenamiento grupal, superando el golpe que le impidió participar en la práctica del martes, aunque se retiró antes que sus compañeros como medida de precaución.

El antecedente que ilusiona a Boca de cara al Superclásico ante River

La contundente derrota de Boca frente a Lanús en La Fortaleza, con goles de Walter Bou y Augusto Lotti, generó numerosas incertidumbres con respecto al próximo Superclásico contra River. El desempeño individual de jugadores clave como Ezequiel Fernández, Cristian Medina, Cristian Lema y Miguel Merentiel, junto con la actuación de un equipo que aún no consolidó su identidad, inquieta a los hinchas de cara al enfrentamiento en el Monumental.

image.png

No obstante, existe un antecedente alentador para el xeneize, relacionado con la última vez que el conjunto azul y oro se enfrentó a River después de perder un partido anterior. Para encontrar este precedente, es necesario remontarse al primer semestre de 2021. El 11 de mayo, el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo sufrió una derrota ante Santos de Brasil, con un gol de Felipe Jonathan en un encuentro correspondiente a la Copa Libertadores. Este revés fue aún más significativo que el sufrido ante Lanús.

Tras esa derrota, Boca debía enfrentarse a River cinco días después en los cuartos de final de la Copa de la Liga. Sin embargo, una sorpresiva y atípica situación afectó al equipo de Núñez: un brote masivo de Covid-19 marginó a varios jugadores clave del Superclásico. La baja más impactante fue en el arco, ya que los tres arqueros de Primera División cayeron enfermos. Ante esta situación, Marcelo Gallardo designó a Alan Leonardo Díaz, suplente de la Reserva, como el arquero titular para el enfrentamiento en una Bombonera vacía debido a las restricciones pandémicas.

A pesar de comenzar perdiendo con un polémico gol de Carlos Tevez, que fue validado a pesar de una falta previa sobre Jonatan Maidana (sin VAR en ese entonces), River logró empatar con un gol de Julián Álvarez a los 68 minutos. El empate 1-1 llevó a ambos equipos a definir al semifinalista mediante los penales. Aunque el arquero improvisado, apodado "el arquerito" por Carlos Tevez, detuvo un penal a Edwin Cardona, no pudo evitar la destacada actuación de Agustín Rossi, quien contuvo los remates de Fabricio Angileri y Leonardo Ponzio, asegurando la victoria de Boca por 4-2 en la tanda de penales.

En años anteriores, Boca había vencido a River en dos ocasiones después de perder el partido previo, con situaciones particulares en 2015 y 2019. En ambas instancias, el equipo xeneize logró sobreponerse a las derrotas anteriores y obtener triunfos significativos frente a su eterno rival.

Se habló de