Los empleados del Indec, en estado de “alerta y movilización” por los cambios en el organismo
CambiosEnIndec

Los empleados del Indec, en estado de “alerta y movilización” por los cambios en el organismo

Qué pasa. La Jefatura de Gabinete, el ministerio de Hacienda y funcionarios del propio organismo trabajan en un proyecto de ley para delinear un nuevo Indec. El objetivo es renovar el modelo de trabajo del organismo y no eliminarlo, como trascendió.

Qué advierten los empleados. Desde que se conoció el proyecto, ATE, que funciona dentro del organismo, expresó su preocupación a través de un comunicado. Aseguran que no están del todo al tanto de los cambios que se vienen y que están en estado de "alerta y movilización". Sus prioridades son mantener el organismo independiente y evitar despidos, traslados o cambios en las condiciones laborales. 

Trascendidos. En las últimas horas surgió una versión que indicaba que desde el Gobierno contemplaban la "disolución" del Indec y la creación del “Consejo Nacional de Información Estadística” (INE). No obstante, desde el Ministerio de Hacienda desmintieron que eso implique una "disolución" y advirtieron que solo sería un cambio de nombre.  

La letra chica. De acuerdo con fuentes oficiales a las que accedió A24.com, se busca que la ley proteja al Indec de la manipulación de las estadísticas, para evitar que alguien pueda intervenir, como sucedió durante la gestión de Guillermo Moreno. El proyecto establece que el organismo tenga un consejo integrado por miembros del ejecutivo y de la sociedad civil, que actualmente no están representados. “Así nos moveríamos a un esquema como el que existe en otros países desarrollados. La independencia metodológica del Indec será potenciada con su mayor autonomía”, afirmaron desde el Gobierno.

Por concurso. Por otro lado, buscando afianzar la independencia del instituto y, sobre todo, para evitar la remoción discrecional de funcionarios, algunos de los cargos serán por concurso. La meta, afirman, es que la autonomía y la transparencia de las estadísticas no vayan de la mano del poder de turno, sino que estén protegidas por un marco legal.