Opinión

Diálogos con "Jose Tasa": el verano caliente que se viene, las pocas reservas del BCRA y un mensaje falso de WhatsApp sobre dólares

El experto financiero que se escuda tras el seudónimo de "José Tasa" analiza el mensaje de CFK y arriesga una mirada sobre el FMI.
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
No hay demasiadas reservas. Y hay que lleesperar la llegada de los dólares de la soja en abril

"No hay demasiadas reservas. Y hay que lleesperar la llegada de los dólares de la soja en abril", analiza "José Tasa".

En un encuentro en el restaurante Crizia en Palermo, el experto financiero que se camufla bajo el seudónimo de José Tasa se explaya sobre la situación real del BCRA y sorprende con algunas conclusiones. El tuit de Cristina Kirchner, la delicada situación en mercados emergentes, la nueva variante del COVID y los preparativos para un verano caliente son algunos de los temas abordados.

Periodista: Qué ruido que armó el BCRA…

José Tasa: No hay demasiadas reservas. Y hay que lleesperar la llegada de los dólares de la soja en abril. Falta mucho. El 22 de diciembre hay que pagar u$s 1.800 millones al FMI. En teoría van a utilizar los DEG que figuran en las reservas. Pero en enero hay que pagar vencimientos de bonos por u$s 700 millones e intereses al FMI por u$s 750 millones. En febrero cerca de u$s 600 millones al FMI y al Club de París.

Creo que en ese mes ya estamos en zona de riesgo. Sin acuerdo, el default seguro es a fin de marzo con los casi u$s 3.000 millones que vencen con el FMI. Técnicamente el FMI otorga 6 meses antes de entrar en lo que se llama “arrears” o atrasos en los pagos. Hay varios casos en la historia del FMI, desde Cuba a Perú y a países africanos. La palabra de moda en el 2022 va a ser “arrears”.

Periodista: ¿Qué efectos tiene en la práctica entrar en “arrears” con el FMI?

José Tasa: Para mí el impacto es en el precio de los bonos, que ya lo están anticipando, y en el mercado cambiario. Hay empresas que se quedan sin financiamiento externo. Se corta el crédito al sector privado también. En lo cambiario se acentúa la huída al dólar y la velocidad de circulación del dinero.

Lo mismo con el retiro de dólares de los bancos. No es gratis un incumplimiento con el FMI. El gobierno lo sabe. El Banco Mundial frena nuevos desembolsos porque el directorio es un espejo del directorio del FMI. Los desembolsos del BID no se frenan pero recordemos que esa entidad la preside Mauricio Claver-Carone, un halcón que fue designado en la gestión Trump.

Periodista: El temor de los ahorristas con dólares en los bancos ya se está dando ahora.

José Tasa: Es cierto. Deben estar perdiendo u$s 60 millones por día en depósitos. Están haciendo todo lo posible para enervar a los ahorristas. Lo más preocupante del anuncio sobre las cuotas para turismo externo es que mandaron la señal de que no tienen demasiadas reservas. Y lo preocupante fue la otra circular del BCRA…

Periodista: ¿Cuál?

José Tasa: La que reduce la posición de bancos en moneda extranjera a cero. Puede ser que aumente la oferta de dólares en u$s 300 millones. Pero deja al sistema financiero muy vulnerable a una devaluación. Están haciendo todo para enervar a los ahorristas. En las últimas horas circulaban por whatsapp versiones sin fundamento de un “corralito encubierto”. Todo es falso. Sin embargo muestra que las versiones prenden hoy y ello es por falta de credibilidad de las autoridades.

Periodista: ¿Qué lectura hace del tuit de Cristina sobre el FMI?

José Tasa: Creo que en los medios gráficos hubo lectura equivocada. Pondría énfasis en el párrafo que Cristina repite del discurso de Alberto Fernández el 9 de julio. Habla de que antes de claudicar ante acreedores, “me voy a ir a mi casa”. Es fuerte. A riesgo de parecer pesado, mantengo mi visión de que el gobierno va a ir a una guerra con el FMI antes de aprobar un ordenamiento de las cuentas públicas.

El staff del FMI se opone a un acuerdo. No veo al gobierno presentando un plan plurianual con el encarrilamiento del gasto que pide el FMI. Lo presentarán sin apoyo del organismo a mi humilde entender. Habrá ruido. Después de la remoción de los funcionarios del FMI que firmaron un acuerdo con Argentina en 2001 y 2018, nadie en el organismo quiere firmar un acuerdo si no está 100% seguro de que va a funcionar. Lo de siempre: prefieren absorber el impacto de una Argentina en “arrears” que avalar un acuerdo que no funcione.

Periodista: El contexto internacional encima se complica…

José Tasa: Es cierto. La nueva variante del COVID 19 asusta a todos. Anticipan semanas de incertidumbre a la espera de respuestas de los laboratorios sobre las vacunas contra la variante Ómicron. Tanto Pfizer como Oxford-Astra Zéneca aseguraron que la respuesta se dará en pocas semanas. Creo que hasta enero no veremos nuevamente a los inversores en “Risk ON”, es decir, volviendo a las apuestas de riesgo en mercados.

El año se cerró por anticipado en Wall Street. Nadie asume más apuestas de riesgo. A los emergentes les pega en la línea de flotación justo cuando la crisis turca estaba en pleno desarrollo. Turquía se argentinizó y en plena suba de precios, bajó la tasa de interés. Todo al revés. Obviamente subió el dólar en Turquía y se derrumban sus bonos.

Periodista: Se viene el recambio del Congreso justo cuando Máximo Kirchner quiere que se apruebe el impuesto al Envase…

José Tasa: No creo que junten los votos. Es esta semana o nada. Veremos como van con el “poroteo” esta semana. El único que pone seriedad en el Congreso es el diputado Laspina del PRO. Convocó a cámaras empresarias y analistas a analizar el impacto negativo del proyecto. Quedan dos semanas con el “Kongreso”. Desde el 10 de diciembre todo va a ser más caro para el gobierno en materia legislativa.

s