Conflicto en Neuquén

Neuquén: sigue el conflicto en el sector petrolero y preocupa el abastecimiento de gas para el invierno

Hay 70 estaciones de servicios con algún tipo de faltante de combustible en Neuquén y Río Negro. Las perdidas rondan los 27 millones de dólares.
por Julia D´Arrisso | 21 de abril de 2021 - 16:00
Desabastecimiento

Desabastecimiento, riesgo al plan Gas y pérdidas millonarias: Un inaudito conflicto pone en jaque las operaciones petroleras en Neuquén. Crédito: Canal 12

Después de 14 días de protestas en Neuquén que afectan de forma directa al sector petrolero, la actividad continúa paralizada y las pérdidas escalan a gran velocidad. Además, avanza la preocupación por el abastecimiento del gas de cara a los meses más fríos del año.

En la provincia hay 25 cortes de ruta que mantienen paralizada la actividad petrolera y que complican el abastecimiento de combustible en toda la Patagonia Norte. Según pudo reconstruir este medio, hay unos 45 equipos de perforación, fractura y terminación que no pueden operar a causa de los bloqueos y otros 10 podrían suspender las operaciones en los próximos días por falta de abastecimiento. En total, las pérdidas económicas acumuladas para el sector rondan los 27,5 millones de dólares, cuando hace una semana atrás eran 10 millones de dólares.

Actualmente hay 70 estaciones de servicios de todas las banderas con algún tipo de faltante de combustible en Neuquén y Río Negro debido a la imposibilidad de despachar camiones con normalidad. “Se trabaja para poder llegar a todas las localidades con esquemas logísticos alternativos, pero llevará varios días poder normalizar el abastecimiento”, se lamentaron en el sector.

“Este volumen se hace mayor a medida que pasan los días”, explicó a A24.com una fuente de la industria. En este sentido, la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) escribió una carta en la que detallan que las protestas “impiden el relevo y traslado de trabajadores petroleros y contratistas, así como de equipos e insumos necesarios para la continuidad de la explotación de los yacimientos, en condiciones seguras y de salubridad”.

“La disponibilidad de recursos y víveres para continuar las operaciones, incluyendo alimentos, agua potable y gasoil, está siendo directamente afectada por los cortes. Y, más grave aún, las dotaciones mínimas para mantener la producción y la seguridad de las operaciones no pueden ser relevadas al final de cada rotación”, insistieron en la Cámara.

Para el sector esta parálisis en la actividad generará, en primer lugar, la necesidad de importar combustibles líquidos (gasoil y fuel oil) o GNL (Gas Natural Licuado) a través de los barcos regasificadores. Además, advierten que se deberá reemplazar el gas natural para la generación eléctrica por combustibles líquidos, que son más contaminantes y costosos.

“Empieza a surgir la preocupación ya no solo de la provisión de gas, sino que se empezó a quebrar la cadena de pagos. Las operadoras están declarando la suspensión de contratos desde el 7 de abril por ‘fuerza mayor’ y las pymes van a tener que afrontar salarios y otros compromisos sin poder facturar”, contó otro representante petrolero desde Neuquén.

La protesta comenzó como un reclamo salarial de los trabajadores autoconvocados de salud de Neuquén que cortaron las rutas, lo que imposibilitó el ingreso a los yacimientos petroleros y generó desabastecimiento en las estaciones de servicio, y desató un conflicto de un impacto pocas veces visto anteriormente en la industria petrolera.

Se habló de