Coronavirus

AstraZeneca reveló datos de un estudio que muestra el impacto de la tercera dosis frente a Ómicron

La compañía indicó que su vacuna generó un aumento en los anticuerpos contra Ómicron y otras vatiantes del coronavirus, suministrada como tercera dosis.
La tercera dosis de la vacuna de AstraZeneca sería efectiva contra Ómicron. (Foto: archivo)

La tercera dosis de la vacuna de AstraZeneca sería efectiva contra Ómicron. (Foto: archivo)

La compañía AstraZeneca anunció este jueves que datos preliminares de un ensayo que llevaron adelante mostraron que su vacuna contra el COVID-19, Vaxzevria, generó un aumento en los anticuerpos contra Ómicron y otras variantes cuando se administró como una tercera dosis de refuerzo.

El aumento de la respuesta, también contra la variante Delta, se observó en un análisis de sangre de personas que fueron vacunadas previamente con Vaxzevria o una vacuna de ARNm, dijo el fabricante de medicamentos según la agencia de noticias Reuters, y agregó que enviaría estos datos a los reguladores de todo el mundo dada la necesidad urgente de refuerzos.

Los detalles del ensayo de AstraZeneca sobre su vacuna

El laboratorio, AstraZeneca, desarrolló la vacuna con investigadores de la Universidad de Oxford, y los estudios de laboratorio realizados por la universidad el mes pasado ya encontraron que un curso de tres dosis de Vaxzevria aumentó los niveles de anticuerpos en la sangre contra la variante Ómicron de rápida propagación.

La compañía dijo que los hallazgos "se suman al creciente cuerpo de evidencia que respalda a Vaxzevria como un refuerzo de tercera dosis, independientemente de los calendarios de vacunación primaria probados".

tercera dosis.jpg
Tercera dosis: quienes serían los primeros en recibirla (Foto: AP)

Tercera dosis: quienes serían los primeros en recibirla (Foto: AP)

Los datos sobre el potencial de Vaxzevria como refuerzo provienen de un análisis comparativo en un ensayo que prueba una vacuna rediseñada que utiliza la tecnología de vector detrás de Vaxzevria pero que apunta a la variante Beta ahora reemplazada. AstraZeneca está tratando de demostrar que la vacuna específica Beta también tiene potencial contra otras variantes y se esperan más datos de ensayos durante la primera mitad del año.

Por separado, la Universidad de Oxford y AstraZeneca comenzaron a trabajar el mes pasado en una vacuna dirigida específicamente a Ómicron, aunque Astra, así como otros fabricantes de vacunas en proyectos de desarrollo similares, han dicho que aún no estaba claro si se necesitaba tal actualización.

Un importante ensayo británico en diciembre descubrió también que la inyección de AstraZeneca aumentaba los anticuerpos cuando se administraba como refuerzo después de la vacunación inicial con su propia inyección o la de Pfizer, pero eso fue antes de la propagación explosiva de la variante Ómicron.

s