Mundo

Crónica del horror: así se vivió el segundo día de ataques terroristas contra Israel

Desde la mañana del miércoles, la Yihad Islámica Palestina ha disparado más de 600 cohetes desde Gaza hacia territorio israelí. Gran cantidad de los cuales cayeron dentro de la propia Franja, causando la muerte de civiles palestinos.
Gabriel Astrovsky
por Gabriel Astrovsky |
Segunda jornada de ataques terroristas contra Israel. (Foto: AP)

Segunda jornada de ataques terroristas contra Israel. (Foto: AP)

Como una historia que parece no tener fin y que cada tanto vuelve a comenzar, el Estado de Israel vive la segunda jornada consecutiva de esta ola de terror.

Desde la mañana de ayer, gran parte del cielo israelí ha sido (y por estas horas, lo sigue siendo) testigo del dantesco vuelo de más de 800 misiles que han sido disparados por la Yihad Islámica Palestina, desde la Franja de Gaza y que cuenta con el apoyo “moral” del grupo terrorista Hamás.

Cabe destacarse que, hasta el momento de editar este informe, un importante número de los disparos cayó dentro de la misma Franja, lo que ha ocasionado la muerte de varios civiles palestinos.

Es importante señalar esto en tanto gran parte de la prensa internacional ha publicado sobre el supuesto asesinato de niños palestinos por parte de Israel, aun cuando varios medios palestinos han divulgado imágenes de misiles que caen en el mismo lugar y momento de su lanzamiento.

Respecto de los cohetes que cruzaron a espacio aéreo de Israel, el 96% de estos han sido interceptados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro.

Igualmente, y en cumplimiento de las mínimas posibilidades que a veces ocurren, al caer la tarde por esta parte del mundo, la información viró hacia un misil que impactó contra una casa en un edificio de la ciudad de Rehovot dejando el saldo de siete heridos y un muerto.

Israel Palestina AP (2).jpg
El 96% de los misiles han sido interceptados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro israelí.

El 96% de los misiles han sido interceptados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro israelí.

¿Pero de que hablamos cuando hablamos del conflicto palestino – israelí?

La primera imagen, o el primer pensamiento que aparece al pensar en esto, nos retrotrae al año 1948. Al 14 de mayo más precisamente.

Ese día, hace casi 75 años, el primer ministro David Ben Gurion declaraba la independencia del Estado de Israel como resultado de la votación que la ONU había llevado a cabo en noviembre de 1947.

Minutos después de terminado el acto protocolar, Israel era atacado por los países árabes en lo que se conoció como la guerra de la independencia y que Israel ganó luego de luchar como un David contra el Goliat que conformaba la liga árabe.

Una grata manera de festejar el nacimiento de un país y una buena oportunidad perdida para avanzar con la creación de otro Estado (el palestino) que bien podría haber nacido también en ese momento.

Recordemos que, hasta ese año, esta zona no era un más que una tierra que estaba a manos de la corona británica y que era habitada por judíos, árabes, turcos, cristianos y armenios (entre otros pueblos).

Israel Palestina AP (3).jpg
Hasta 1947, Israel no era un más que una tierra que estaba a manos de la corona británica y que era habitada por judíos, árabes, turcos, cristianos y armenios (entre otros pueblos).

Hasta 1947, Israel no era un más que una tierra que estaba a manos de la corona británica y que era habitada por judíos, árabes, turcos, cristianos y armenios (entre otros pueblos).

A lo largo de todo este tiempo, fueron varias las guerras, fueron varias las oportunidades que los palestinos desaprovecharon para llegar a crear un Estado propio, fueron varios los procesos de paz y también fueron varios los momentos en que esa paz estalló por los cielos.

Pero hoy, por más que muchos sectores todavía hablan del conflicto como si se tratara de un cuento de ficción y emiten opiniones que llegan a acusaciones como de Estado Apartheid, vale recalcar que, seguramente, se trata de discursos de personas que seguramente, siquiera habrán estado una vez por aquí.

Según los últimos datos estadísticos, Israel tiene una población total de 9,7 millones de personas.

Sobre ese número, aproximadamente el 75% profesan la religión judía y el 20% son árabes. El 5% restante son cristianos o de otras religiones.

De esta manera, en un país donde los árabes israelíes tienen los mismos derechos y obligaciones que el resto de la población, que trabajan, que ejercen profesiones, que tributan, que votan, que ocupan cargos en el ejército, en la justicia y en la política, hablar de apartheid carece de toda lógica y sentido.

Será momento de entender que en la actualidad la lucha (desde el lado israelí) es entonces contra el terrorismo y los grupos que todavía intentan desestabilizar a la región, incluso cuando pongan en riesgo la vida de sus propios hermanos.

Y ahí la Franja de Gaza juega un papel protagónico.

Israel Palestina AP (4).jpg
En Israel, aproximadamente el 75% profesan la religión judía y el 20% son árabes. El 5% restante son cristianos o de otras religiones.

En Israel, aproximadamente el 75% profesan la religión judía y el 20% son árabes. El 5% restante son cristianos o de otras religiones.

¿Y por Gaza cómo andamos?

Basta con observar un mapa para entender que, formalmente, el territorio controlado por la Autoridad Palestina se encuentra dividido en dos partes.

Por un lado, Judea y Samaria, al este de Israel que, según las resoluciones del Acuerdo de Oslo de 1993, se conforma por 3 zonas: la A cuyo control militar y civil es netamente palestino, la B que es compartida (militarmente israelí, civilmente palestina) y la C cuyo control total depende de Israel.

Al oeste y lindero al Mar Mediterráneo, se encuentra la Franja de Gaza.

Esa porción de tierra de casi 40 kilómetros de largo por poco más de 10 de ancho que habitan unas 2 millones de personas.

Un punto importante para destacar es que, desde el año 2005, Israel no tiene injerencia alguna sobre la Franja y que desde 2007 el Hamás controla la zona desde la que planea sus actos contra Israel, y a la que ha hundido en el terror y la pobreza de sus habitantes.

Se estima que, del total de habitantes, no más de 35.000 pertenecen a Hamás.

Sí. Una mínima porción que con su fuerza maneja la vida de la gran población.

Israel Palestina AP (5).jpg
El territorio controlado por la Autoridad Palestina se encuentra dividido en dos partes.

El territorio controlado por la Autoridad Palestina se encuentra dividido en dos partes.

La Franja de Gaza bien podría ser ese lugar del que tanta gente habla aun sin haber estado jamás en su frontera.

Llegar ahí de alguna manera deconstruye cualquier fantasía alojada en el inconsciente colectivo de la población mundial.

Actualmente Israel mantiene la frontera de Erez por la que, en épocas tranquilas, pasan por día casi 100.000 gazatíes que tienen permiso de paso, ya sea por trabajo, por comercio o para atender medicamente a sus familias.

Además, se encuentra el paso de Kerem Shalom que oficia como única frontera vehicular.

Por allí pasan, anualmente, 105.000 camiones que llevan y traen mercadería que se comercializa desde Israel hacia la Franja (y viceversa).

Otros 45.000 furgones hacen lo propio, pero desde el paso que Gaza mantiene con Egipto.

No hace falta aclarar que ante cada conflicto que Hamás o la Yihad Islámica Palestina lanzan desde Gaza, no sólo pone en peligro la vida de todos los habitantes (de uno y de otro lado) sino que repercute directamente en la economía de la Franja que se ve interrumpida cada vez que la seguridad es puesta contra las cuerdas.

Entonces, y recapitulando, es necesario entender que hoy por hoy, la lucha es contra el terrorismo que, ante la imposibilidad de barrer con todo, intenta por lo menos desestabilizar a la región.

Fotos: AP

s