Crisis social y política

Ecuador, una nación convulsa: una multitud quiso entrar al Congreso y fue desalojada por la policía

Las protestas llevan 12 días en el Ecuador. Hoy hubo incidentes y gases lacrimógenos. Quito, la capital, fue el centro de enfrentamientos con indigenistas.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La convulsión social en Ecuador lleva 12 días y sigue en aumento (Foto: Gentileza El Comercio)

La convulsión social en Ecuador lleva 12 días y sigue en aumento (Foto: Gentileza El Comercio)

Con gases

Con gases, la policía evitó que tomaran la Asamblea Nacional (Foto: Gentileza El Comercio)

Ecuador lleva 12 días continuos de una profunda crisis social con reclamos y violencia en las calles. El gobierno de Guillermo Lasso tuvo que ordenar la intervención de la policía para desalojar - con gases lacrimógenos y varios incidentes - la sede del Congreso de la Nación.

Sectores indigenistas intentaron tomar el Poder Legislativo, en uno de los momentos de mayor tensión desde el pasado 13 de junio. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador(CONIAE) sigue adelante con su plan de lucha mientras el gobierno mantiene 6 regiones del país bajo el régimen de excepción para hacer cesar la conmoción social.

asamblea nacional.jpg
Con gases, la policía evitó que tomaran la Asamblea Nacional (Foto: Gentileza El Comercio)

Con gases, la policía evitó que tomaran la Asamblea Nacional (Foto: Gentileza El Comercio)

El petitorio indigenista

La CONAIE hizo público un documento al inicio de las protestas. Es un plan de 10 puntos que van desde el precio de los combustibles a políticas de mejoras para la seguridad pública.

  • Combustibles: reducción del precio y congelamiento del precio a USD1,50 el gasoil y a USD2,10 la nafta premium. Subsidio para agricultores, campesinos, transportistas, pescadores.
  • Moratoria de deudas: Alivio económico para más de 4 millones de familias con la moratoria de mínimo un año.
  • Estabilidad en el precio de mercaderías: afectados por la inflación que se reavivó
  • Derechos laborales: más empleo y derechos laborales. Políticas e inversión pública en esta materia.
  • Extracción minera: moratoria a la ampliación de la frontera extractiva minera y petrolera.
  • Derechos colectivos: educación Intercultural bilingüe, justicia indígena, consulta previa, libre e informada, organización y autodeterminación de pueblos indígenas.
  • Suspensión de la privatización de los sectores estratégicos.
  • Control de precios de productos: políticas de control de precios de los productos de primera necesidad.
  • Salud y acceso a educación superior: garantizar el acceso a la educación superior y mejoras estructurales de las casas de estudio.
  • Políticas de seguridad: frenar la ola de violencia, sicariato, delincuencia, narcotráfico, secuestro y crimen organizado.

Ante la falta de respuestas o acciones parciales, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador mantiene el enfrentamiento con el gobierno nacional. Tuvo su pico en los disturbios cuando se intentó la toma del Congreso Nacional.

léonidas iza.jpg

Quién es Leónidas Iza, la contrafigura del presidente Lasso

Leonidas Iza Salazar nació en 1982 y es hijo del histórico dirigente indígena José María Iza Viracocha, quien participó de las protestas de principios de 1990 contra el entonces presidente Rodrigo Borja. Es oriundo de la comunidad San Ignacio, en Cotopaxi, justamente una de las comunidades que están bajo el estado de excepción y emergencia dispuesta por el estado nacional.

Antes de llegar a dirigir la CONAIE, Iza fue presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi. Se lo liga en términos políticos a impulsar una suerte de unión entre los postulados de las comunidades indigenistas con el marxismo.

Entre las cosas que exige para una negociación con el gobierno es que el presidente Lasso deje sin efecto el decreto que declaró el estado de emergencia en varias zonas del país.

Violencia a las puertas del Congreso Nacional

Al caer la tarde del jueves, miles de indigenistas se agolparon en la sede del Palacio Legislativo e intentaron ingresar en él. Eso motivó la reacción de la policía y se generó un grave enfrentamiento que incluyó forcejeos, lanzamiento de gases lacrimógenos y varios heridos. Finalmente, la policía evitó que el Congreso fuera asaltado por los manifestantes.

Todo comenzó luego de que esos sectores "celebraran" como simbólica la "recuperación de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE)", que desde el 13 de junio estuvo ocupada por la policía. Luego, un nutrido grupo avanzó hacia la Asamblea Nacional, ubicada a pocos metros.

Así comenzó la represión de la policía que pudo impedir la toma del Palacio Legislativo. La situación incluso sorprendió al propio Leónidas Iza. Los estruendos de los enfrentamientos interrumpieron la entrevista que le realizaban en ese momento.

El líder indigenista comentó: “Esto es una mala señal en realidad. Habíamos pedido a nuestras bases que simplemente podamos hacer una marcha pacífica”.

guillermo lazo y la violencia.jpg

Presión sobre el presidente Guillermo Lasso

Estos días de violencia y profundos reclamos no has doblegado al mandatario ecuatoriano. Por el contrario, él y muchos de sus colaboradores cercanos creen que más allá de una justa protesta social, lo que se busca es lograr su destitución. Por ejemplo, los congresales que responden al expresidente Rafael Correa juntan firmas para pedir la remoción del primer mandatario.

Rafael Correa fue condenado en el Ecuador por corrupción y se encuentra prófugo, ya que el gobierno de Bélgica le concedió el asilo político.

s