Guerra entre Rusia y Ucrania

El bombardeo de Rusia a Odesa hace tambalear el acuerdo para la exportación de granos

Las fuerzas de Vladimir Putin atacaron el puerto de salida de los productos horas después del documento firmado en Turquía. Estados Unidos ya estudia un plan "B" para la exportación.
Encrucijada para Ucrania y para el mundo: Cómo sacar los granos a través del puerto de Odesa sin ser atacado por Rusia (Foto: AP)

Encrucijada para Ucrania y para el mundo: Cómo sacar los granos a través del puerto de Odesa sin ser atacado por Rusia (Foto: AP)

"Los ataques en Odesa fueron sobre instalaciones militares. No debería comprometer el acuerdo firmado para la exportación de granos de Ucrania". Es la parte central del comunicado del Kremlin luego del bombardeo sobre la ciudad de Odesa. Se produjo horas más tarde del entendimiento entre ambas naciones en guerra para liberar la crucial exportación de granos de Ucrania. Hay más de 20 millones de granos retenidos en ese puerto. Ucrania es uno de los principales exportadores mundiales y el freno por la guerra hizo disparar el precio internacional de los alimentos.

Embed

La carga de granos continúa pese al bombardeo

Rusia atacó la ciudad portuaria de Odesa horas más tarde de firmado el acuerdo con Kiev, que contó con la mediación de Turquía y el auspicio de Naciones Unidas. Fue como lanzar una piedra contra "el faro de esperanza", como Antonio Guterres, secretario general de la ONU, definió al primer acuerdo entre ambos países en conflicto.

odesa 1.jpg
Horas después del acuerdo de granos, rusia atacó la ciudad y puerto de Odesa (Foto: AP)

Horas después del acuerdo de granos, rusia atacó la ciudad y puerto de Odesa (Foto: AP)

El ataque fue condenado por la propia ONU; el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, y el de Estados Unidos, Joe Biden.

Sin embargo, el gobierno de Kiev sigue con el plan en marcha. La carga de cereales no se detuvo pese al bombardeo. Los granos deben poder salir al mundo desde el mar Negro, el mar Mediterráneo y de allí hacia el Atlántico o el Índico.

Desde Moscú, el gobierno de Vladimir Putin intentó bajar la gravedad del ataque. La Federación Rusa se comprometió a facilitar la exportación "sin trabas de alimentos, aceite de girasol y fertilizantes", recordó el secretario general de la ONU.

odesa 3.jpg
Rusia mostró imágenes satelitales para demostrar que no atacó el puerto de Odesa ( foto: AP)

Rusia mostró imágenes satelitales para demostrar que no atacó el puerto de Odesa ( foto: AP)

Solo 12 horas después del bombardeo, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, afirmó que el ataque había destruido la "infraestructura militar" ucraniana en el puerto. Sin embargo, el gobierno de Zelenski precisó que uno de los misiles dañó una estación de bombeo del puerto.

El plan "B" de Estados unidos para los granos de Ucrania

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken aportó otra visión para la crisis por los granos. Habló de un plan "B", si llegara a fracasar la salida por vía marítima.

plan b de Estados Unidos.jpg
El plan

El plan "B" de Estados Unidos. si no es por el mar, sacar los granos usando el ferrocarril hacia los paises de la OTAN (Foto: Archivo)

Esto involucra corredores hasta ahora seguros desde Odesa hacia el oeste del país. Se trata de carreteras, ferrocarriles y ríos y el envío de barcazas y el ajuste de los sistemas ferroviarios para que estén mejor alineados con los de Europa para que las exportaciones puedan salir más rápidamente.

“Hemos estado analizando el plan de contingencia porque no hay forma de que puedas confiar en nada de lo que diga Putin”, entiende el departamento de Estado norteamericano.

Para demostrar la importancia que tiene para el mundo el reflujo de la exportación de granos de Ucrania -y de los fertilizantes rusos- basta un dato: el solo anuncio del acuerdo entre Rusia y Ucrania del pasado viernes hizo que los precios de alimentos fundamentales bajaran parcialmente sus precios. El bombardeo ruso, horas después, puso todo nuevamente en una zona de incertidumbre.

s