Crisis Internacional

El Papa Francisco condenó la masacre de Bucha, pero sigue sin mencionar a Vladimir Putin: ¿cuál es la razón oculta de esa omisión?

Apareció en San Pedro en su saludo de los miércoles con una bandera traída de la ciudad arrasada por los rusos. Habló de una masacre pero sin nombrar a Putin.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
El papa Francisco condenó el martirio de Bucha con una bandera ucraniana llevada por niños refugiados (Foto: Gentileza Rome reports)

El papa Francisco condenó el "martirio" de Bucha con una bandera ucraniana llevada por niños refugiados (Foto: Gentileza Rome reports)

"Las últimas noticias de la guerra en Ucrania muestran nuevas atrocidades, como la masacre de Bucha, con una horrenda crueldad, cometida también contra civiles, mujeres y niños", dijo el Papa Francisco. En su tradicional audiencia de los miércoles hizo una expresa condena de la matanza de civiles que realizaron las tropas rusas.

Sin embargo, en esta nueva referencia a las barbaridades de la guerra entre Rusia y Ucrania, el papa omitió nuevamente pronunciarse sobre Vladimir Putin.

Papa Francisco, sobre Bucha: "Una ciudad martirizada"

con la bandera y niños.jpg
Francisco, besa la bandera de Ucrania, traída por niños que escaparon de Bucha (Foto: Gentileza Rome Reports)

Francisco, besa la bandera de Ucrania, traída por niños que escaparon de Bucha (Foto: Gentileza Rome Reports)

"Desde Bucha me trajeron esta bandera..." dijo el papa en el inicio de la tradicional y multitudinaria audiencia de los días miércoles. Se puso de pie para desplegar la enseña de Ucrania y expresó: "Esta bandera viene de la guerra, de esa ciudad martirizada, Bucha".

También se hizo rodear por un grupo de niños que lograron huir de Ucrania. "Estos niños han tenido que escapar de su tierra hacia una tierra extraña" comentó el Papa, mientras sostenía la bandera y los niños lo acompañaban frente a la gente reunida en la audiencia.

"Este es uno de los frutos de la guerra. No los olvidemos y no olvidemos al pueblo ucraniano. Es duro ser erradicado de la propia tierra por la guerra", dijo luego de besar la bandera.

La insignia tenía símbolos que evocaban a un cuerpo de defensa formado por voluntarios y también recordaba las originarias protestas de la plaza Maidan en Kiev contra el expresidente Yanukovich en 2014.

papa y putin.jpg
El papa Francisco se reunió tres veces con Vladimir Putin en el pasado. Desde que comenzó la guerra jamás lo señaló como responsable (Foto: Archivo)

El papa Francisco se reunió tres veces con Vladimir Putin en el pasado. Desde que comenzó la guerra jamás lo señaló como responsable (Foto: Archivo)

El Papa Francisco sigue sin nombrar a Vladimir Putin

“Algún poderoso, tristemente encerrado en las anacrónicas pretensiones de intereses nacionalistas, provoca y fomenta conflictos", dijo hace pocos días en Malta. Pero el Papa evitó decir expresamente el nombre de Vladimir Putin. De hecho, nunca lo hizo desde el inicio de la invasión el pasado 24 de febrero.

En estos 41 días de conflicto habló de “las seducciones de la autocracia” , “los nuevos imperialismos”, “viento glacial de la guerra procedente de “Europa del Este” pero hasta ahora, nunca nombró ni a Rusia ni a su líder, Vladimir Putin.

En el pasado estuvo tres veces en reuniones con el Presidente de la Federación Rusa, con un trato afectuoso y cordial.

Muchas son las críticas que recibe el pontífice por omitir el nombre de la persona que decidió la guerra y marca los pasos del ejército ruso. Algunos medios internacionales creen que su figura le atrae en términos personales y, tal vez, ideológicos. Pero esto llama la atención porque Putin es extremadamente conservador. Especialmente, crítico de la cuestión de género y muy restrictivo con los derechos de los colectivos LGBTIQ+.

Pero por detrás de la figura de Putin, hay algo más. Otra persona muy influyente en Rusia y con quien el Papa Francisco tiene una relación y un interés concreto.

papa y patriarca ruso.jpg
El papa no quiere tener ningún conflicto con el patriarca de la iglesia ortodoxa rusa, Kiril I (Foto: Archivo)

El papa no quiere tener ningún conflicto con el patriarca de la iglesia ortodoxa rusa, Kiril I (Foto: Archivo)

La relación con el patriarca de la Iglesia Ortodoxa

Kirill I (Cirilo I) es el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa. Una de las ramificaciones del cristianismo, que no reconoce la autoridad papal. Pero en las últimas décadas, la Santa Sede inició un acercamiento hacia el patriarcado de Moscú y Francisco continuó la tarea de sus predecesores.

Pero sucede que el patriarca Kirill I es uno de los principales apoyos de Vladimir Putin en este conflicto armado. La guerra además, lo distanció o causó una ruptura con los ortodoxos de Ucrania. En materia religiosa, los ucranianos están divididos entre los ortodoxos que siguen a la autoridad local o quienes responden al patriarca de Moscú. Pero la guerra ha hecho que la mayoría de los ucranianos sean críticos de Kirill I por apoyar abiertamente a Putin y no hacer nada para detener la guerra.

El Papa evitó criticar al mayor defensor y apologista religioso de la guerra, Kirill I (Cirilo I) de Moscú, en la misma medida que omite el nombre de Vladimir Putin.

Francisco intenta abonar una relación desde hace años, para reparar una división entre las iglesias occidental y oriental que se remonta a 1054. Quienes siguen la actualidad vaticana dicen que para el Santo Padre, una crítica directa agravaría una situación ya delicada, al sumarle una dimensión de guerra religiosa.

En su defensa, salió el órgano oficial vaticano, L’Osservatore Romano: “Francisco ha sido objeto de críticas de quienes esperan que en sus declaraciones públicas mencione explícitamente el nombre de Vladimir Putin y de Rusia, como si las palabras del pastor de la iglesia universal debieran reproducir los gritos de un noticiero”.

Para el diario oficial de la Santa Sede, la razón es otra: “No es por cobardía o por prurito diplomático, sino para no cerrar la puerta, para dejar siempre abierto un resquicio que permita frenar el mal y salvar vidas humanas”.

Sin embargo, cada vez que el Papa se refiere a la guerra y realiza estas omisiones, se reaviva lo que escribió al inicio de la guerra el periodista Jason Horowitz del New York Times. "Francisco parece tener que pagar el costo de no culpar públicamente a Putin y a Kirill de abrir heridas reales y derramar sangre real. Y no está claro cuánto tiempo más será sostenible esa neutralidad papal".

“Sin duda, el Papa está bajo presión”, dice el New York Times.

s