El cartel de Medellín

El sicario preferido del narco Escobar Gaviria tenía un apodo inspirado en Andrea del Boca

Con solo 12 años realizó su primer robo. A los 15, mató por primera vez. Un robo ocasional lo puso cara a cara con Pablo Escobar Gaviria. El episodio, lejos de costarle la vida hizo que se convirtiera en su sicario preferido.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
El sicario preferido de Pablo Escobar Gaviría tuvo una trágica muerte como su jefe. (Foto: Captura de TV)

El sicario preferido de Pablo Escobar Gaviría tuvo una trágica muerte como su jefe. (Foto: Captura de TV)

Nació en Medellín, Colombia, en 1961, en un hogar humilde y plagado de problemas en su familia. Tal vez por eso, John Jairo Arias Tascón comenzó muy joven una vida marginal que le costaría la vida. Cuando tenía 12 años cometió su primer robo y a los 14 ya había formado su propia pandilla. Fue así que a los 15 años cometió el primero de una larga lista de asesinatos.

"Pinina", el joven que sorprendió a Gaviria

Con su pandilla, decidió un robo simple en las calles de San Pedro. Le quitó un equipo de radio a un auto estacionado. Pero cuando el dueño regresó y vio el estado de su auto, ordenó que buscaran por cielo y tierra pero quería que le trajeran al autor del robo.

A los enviados no les llevó mucho tiempo dar con él. El patrón de los matones no era otro que Pablo Escobar Gaviría. John Jairo pensó que sus días de vida habían terminado. Pero fue todo lo contrario. "El patrón" quedo sorprendido por el valor de ese joven que le robó la radio del auto de una de las personas más famosas y influyentes en Colombia.

Escobar Gaviria lo contrató de inmediato para su "ejército paralelo" al del estado colombiano. Por su cara angelical y su voz muy fina, lo apodaron "Pinina" , como se llamaba el personaje de la niña actriz Andrea del Boca, en la tira "Papá Corazón".

Embed

El sicario número uno de Escobar Gaviria

"Pinina", que odiaba ese sobrenombre, comenzó a escalar en la organización por su valor y porque no le temblaba el puso a la hora de cometer asesinatos. Por eso, pasó a integrar el círculo íntimo del "Patrón" muy rápidamente. Él fue el ejecutor de varios de los homicidios por los que Gaviria fue el enemigo número 1 en Colombia.

escobar john jairo sicario y pinina.jpg
Por su voz afinada y de niño, lo apodaban

Por su voz afinada y de niño, lo apodaban "pinina" por el personaje de Andrea del Boca en "Papá Corazón". (Foto: A24.com)

John Jairo participó en el Crimen del director del diario El Espectador, Guillermo Cano Isaza, en 1986. Luego se "especializó en ataques con explosivos y coches bombas como la que detono en el diario "el espectador" en 1989.

También tuvo activo papel en los asesinatos del coronel Jaime Ramírez Gómez en 1986, del gobernador de Antioquia, Antonio Roldán Betancur, en 1989 y del coronel de la policía de Antioquia, Valdemar Franklin Quintero, en 1989.

Fue clave su acción en delitos más graves como el atentado al vuelo 203 del avión de Avianca el 27 de noviembre de 1989 (110 muertos) o en el atentado al juez de la Corte Suprema de la Justicia, Hernando Baquero Borda en 1986.

Por eso, Pablo Escobar, cuando viajaba y el tiempo en que estuvo detenido, lo transformó en su nexo con su mujer, y el guardaespaldas de ella y su pequeño hijo, Pablo Jr. A los dos, le salvó la vida cuando organizó la defensa del rancho del "Patrón" ante un operativo para asesinarlos.

Pero tanta fama y dinero (gracias a Escobar era uno de los hombre más ricos de Colombia) le marcaron el camino del final.

Una traición inesperada

Una empleada doméstica de "Pinina" le reveló a las autoridades cuál era su paradero y sus horarios "libres" de estar a las órdenes de Escobar Gaviria.

Lo fueron a buscar a su casa, pero se resistió a los tiros y logró llegar hasta un techo. Entre los disparos, cayó al piso del garaje. Mal herido, intentó llegar hasta un auto para escapar. Pero la policía llegó hasta él y lo remataron.

Como venganza, Escobar Gaviria asesinó a dos de sus hombres pensando que lo habían "vendido". John Jairo era para la organización interna del cartel de Medellín el "delfín del patrón". Pero no pudo ser. El 14 de junio de 1995, cayó abatido por la policía. "Pinina" tenía solo 34 años.