Elecciones en Brasil

Elecciones en Brasil: las encuestas, los tuits de Jair Bolsonaro y el mapa electoral del país

Lula ganó la primera vuelta, pero Jair Bolsonaro sorprendió con su caudal de votos que lo pone en la segunda vuelta. El mapa electoral divide al Brasil en dos.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |

Cómo se preveía Lula, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) ganó la primera vuelta presidencial en Brasil con el 48,4% de los votos. Pero como nunca, las encuestadoras quedaron totalmente descolocadas. El presidente Jair Bolsonaro llegó al 43,2% de los votos. Apenas 5 puntos menos que Lula y especialmente, 10 puntos más de lo que le dieron todos los sondeos realizados en el último mes en Brasil.

Así, logró colocarse para un ballotage que definirá quién ejercerá la presidencia del gigante sudamericano desde el 1° de enero de 2023.

El mapa electoral divide en dos partes muy marcadas las preferencias por uno y otro candidato. Pero además, Jair Bolsonaro ya tiene un punto a su favor para el futuro: su partido, el Liberal, será la fuerza con mayor representación en ambas cámaras del congreso brasileño.

Embed

La segunda vuelta será el próximo 30 de octubre.

Un resultado que descolocó a los encuestadores

El triunfo de Lula estaba adelantado por las encuestadoras desde hacía más de un mes. Casi desde el inicio del lanzamiento de las candidaturas. Pero en todo este tiempo, el candidato del Partido de los Trabajadores le llevo siempre una diferencia de 10 puntos por lo menos, con picos de 15.

En los últimos días, se habló como nunca de una posibilidad histórica: vencer la elección presidencial en primera vuelta. Algo que no sucedió nunca en Brasil desde que recuperó la democracia en 1985.

Sin embargo, el presidente Jair Bolsonaro sorprendió a todos los que realizaron los sondeos de opinión. Durante varias horas del recuento de votos fue ganando la elección. Cuando la carga de las urnas electrónicas llegó al 70%, Lula pasó al frente.

Pero la elección en primera vuelta finalizó con el triunfo de Lula "apenas" con el 48,43% de los votos. Decimos "apenas" porque no superó lo que las encuestas le daban y mucho menos, ganar en primera vuelta ( un voto más del 50%).

al ballotage.jpg
Lula y Jair Bolsonaro estarán nuevamente frente a frente en el ballotage del 30 de octubre para definir al futuro presidente de Brasil. (Foto: Gentileza O bglobo)

Lula y Jair Bolsonaro estarán nuevamente frente a frente en el ballotage del 30 de octubre para definir al futuro presidente de Brasil. (Foto: Gentileza O bglobo)

En el campo contrario, Jair Bolsonaro creció 10 puntos sobre los últimos sondeos y llegó al 43,2% de los votos. Muy en el fondo de esta polarización extrema hubo otra sorpresa, la candidata Simone Tebet llegó al 4,16% de los votos y superó a Ciro Gomes. Este "candidato eterno" estaba en los sondeos con el 7% de los votos. Una cantidad clave para definir la elección, si tal como le pidieron políticos regionales, se bajaba de las elecciones para apoyar a Lula.

Pero las encuestas también erraron en este sector. Al podio subió - aunque muy lejos de los dos ganadores - Simone Tebet, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Es una agrupación tradicional del estratégico "centrao" de la política brasileña y a priori, más cercano al presidente actual.

Por todas estas razones, Jair Bolsonaro se mostraba muy contento en la noche del domingo. Casi como si hubiese sido el ganador. Como siempre, lo demostró en en su conferencia informal con los periodistas y por medio de Twitter.

tuit de bolsonaro por elecciones en primera vuelta.jpg
Jair Bolsonaro, con mensajes llenos de entusiasmo por la elección, pensando en la segunda vuelta (Foto: cuenta oficial de Jair Bolsonaro en Twitter).

Jair Bolsonaro, con mensajes llenos de entusiasmo por la elección, pensando en la segunda vuelta (Foto: cuenta oficial de Jair Bolsonaro en Twitter).

El presidente escribió: "Contra todo y contra todos, tuvimos una votación más expresiva en la 1° vuelta de 2022 que la que tuvimos en 2018. ¡Fueron casi 2 millones de votos más! También elegimos los escaños más grandes de la Cámara y el Senado, que era nuestra máxima prioridad en este primer momento".

Brasil, un país dividido electoralmente

Es otra de las claves que deja esta primera vuelta. El nordeste brasileño votó masivamente por el regreso de Lula al poder. Lo que puede marcar su tercera presidencia. En cambio, en los estados del centro y del sudeste - estos son los más desarrollados económicamente del país - votaron por el presidente Jair Bolsonaro.

mapa de Brasil.jpg
La

La "grieta" en Brasil. El Nordeste votó masivamente a Lula y los estados del sur, los más desarrollados, junto con el centro oeste, votaron por el presidente Jair Bolsonaro (Foto: Captura de TV/BDA)

Con un dato adicional: Jair Bolsonaro ganó en Río de Janeiro y San Pablo la elección presidencial, mientras que Lula ganó en Minas Gerais.

El candidato de Bolsonaro arrasó para ser el gobernador en Río. También se impuso claramente el empresario Romeu Zema en Minas Gerais. En San Pablo, estado que Lula aspiraba a ganar con Fernando Haddad, ( derrotado en las elecciones nacionales de 2018 por Jair Bolsonaro) deberá esperar el resultado del ballotage. El Partido de los trabajadores llegó en segundo lugar.

Bolsonaro, el centro del poder en el Congreso

Es otra de las notas de las elecciones. El partido Liberal tendrá las bancadas más numerosas tanto en el Senado como en la cámara de Diputados de Brasilia. Lula eligió como compañero de fórmula a Geraldo Alckmin, del Partido Socialista brasileño. Un moderado con contactos en el estratégico "centro" político de Brasil. Pero si gana la elección en segunda vuelta, la estrategia deberá variar. Jair Bolsonaro será el que maneje los hilos de la oposición parlamentaria.

De cara al ballotage: cómo sumar los votos necesarios

Es la gran empresa para los dos candidatos en los próximos 27 días. Hubo una gran participación de votantes en comparación con otras elecciones: casi del 80%. Entre Lula y Bolsonaro acapararon el 91,6% de los votos en Brasil. Queda muy poco para salir a conquistar. De nuevo, ese 4,16% de votos de Simone Tibet representan algo así como agua en el desierto.

Lula tiene otro dato a su favor. Desde 1985, en la segunda vuelta siempre ganó el que triunfó en la primera. Pero después del descalabro de los encuestadores, quién puede descartar la chance final para Jair Bolsonaro.

s