Casa Rosada

Elecciones en Brasil: cautela en la Casa Rosada por la segunda vuelta entre Lula y Bolsonaro

El presidente Alberto Fernández siguió minuto a minuto las elecciones en Brasil desde Olivos. Felicitó a Lula Da Silva por Twitter, pero en el Gobierno evitaron festejar de antemano.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández saludó a Lula Da Silva por Twitter mientras el Gobierno espera con cautela la campaña de cara al ballotage y evita responder críticas de Jair Bolsonaro. Foto: Archivo

Alberto Fernández saludó a Lula Da Silva por Twitter mientras el Gobierno espera con cautela la campaña de cara al ballotage y evita responder críticas de Jair Bolsonaro. Foto: Archivo

Decepcionado por los fallidos pronósticos que daban las encuestas previas, el Gobierno argentino recibió con cautela el resultado electoral de este domingo en Brasil y se limitó a felicitar a través del presidente Alberto Fernández al triunfador en la primera vuelta y amigo, Lula Da Silva, pero el resto de los funcionarios y dirigentes oficialistas, incluida la vicepresidenta Cristina Kirchner, mantuvieron un hermético silencio para evitar una confrontación con el actual presidente Jair Bolsonaro, segundo en la contienda, mientras se espera un mes de dura campaña electoral en el vecino país.

Según confiaron fuentes oficiales a A24.com, Alberto Fernández siguió las elecciones desde Olivos, en comunicación con el canciller Santiago Cafiero, el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli y con la vocera Gabriela Cerruti. Al ver la evolución de los resultados y que su favorito, Lula Da Silva, no lograba la diferencia para ganar en primera vuelta electoral, evitó los festejos y saludó en un mensaje en redes sociales al triunfador

"Felicito a mi querido @LulaOficial por su triunfo en primera vuelta y hago llegar mi sincero respeto al pueblo de Brasil por su profunda expresión democrática", se limitó a señalar Alberto Fernández en su cuenta oficial en Twitter.

https://twitter.com/alferdez/status/1576740614078881793

El único que habló por distintos medios fue el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, quien señaló que "el porcentaje alcanzado por Lula era previsible, lo que sorprendió fue la extrema polarización que lleva a Bolsonaro a quedar a cinco puntos".

"Ahora -agregó Scioli- los candidatos tienen que buscar electores de otras fuerzas políticas o a quienes no fueron a votar. En este contexto de crisis mundial tenemos que fortalecer la región. Estuve en distintas regiones y no se veía este resultado, por eso se cuestiona tanto a las encuestadoras".

"El presidente Alberto Fernández me encargó la misión de hacer lo mejor posible en Brasil. En la primera parte de mi mandato me dediqué a mejorar las oportunidades para nuestro país", dijo y agregó que "hoy mismo tengo una reunión con la secretaria de Energía, Flavia Royón, y el secretario de Energía de Brasilia, porque la agenda aquí continúa".

Restructuración del gabinete nacional: Daniel Scioli regresa a la embajada en Brasil
Restructuración del gabinete nacional: Daniel Scioli regresa a la embajada en Brasil.

Restructuración del gabinete nacional: Daniel Scioli regresa a la embajada en Brasil.

Scioli admitió que "la elección es trascendente para nuestro país por todo lo que significa. En mi segunda etapa de mi misión tengo un gran objetivo y veo un gran acuerdo entre nuestros países porque veo un contexto de globalización en crisis, con acontecimientos ajenos que nos impactan".

El embajador cuestionó las encuestas previas que, una vez más, fallaron en los pronósticos: "Nunca confíe en lo que decían las encuestas porque muchas veces son herramientas que forman parte de un tipo de campaña. No lo sentí en la calle. No se veía una diferencia tan grande".

Lula Bolsonaro.jpg

"El presidente Jair Bolsonaro tiene una militancia que está muy activa y que se vio reflejada en los actos del 7 de septiembre y las marchas en distintos estados", dijo y sobre el resto del escenario electoral explicó que "las otras fuerzas políticas no llegaron al 10% de los votos".

Consultado sobre cómo ve el balotaje, Scioli dijo que "veo a Lula con una gran sabiduría a esta altura de su vida".

"Para Argentina no podemos perder de vista que un Brasil que crezca y se desarrolle va a demandar cada vez más productos argentinos. El presidente Alberto Fernández tiene claridad que el tiempo que se viene es de una integración profunda. Esta tarde tengo una reunión con la secretaria de Energía, Flavia Royón, y el secretario de Energía de Brasil", sintetizó el diplomático argentino.

Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Lula Da Silva y Pepe Mujica.jpg

Lejos de los festejos que esperaban repetir, como cuando Da Silva visitó la Casa Rosada para el acto en conmemoración de la Democracia en diciembre de 2020, donde se mostraron juntos con Alberto Fernández, Cristina Kirchner y el expresidente uruguayo, Pepe Mujica, desde el resto del Gobierno y del Frente de Todos evitaron los festejos por el limitado triunfo de casi 5 puntos de diferencia sobre el actual presidente Jair Bolsonaro.

Desde el Gobierno y desde el kirchnerismo evitaron responder a Bolsonaro, que en su primer discurso tras la derrota, lanzó la campaña para intentar dar vuelta el resultado en el balotaje previsto para el 30 de octubre, y mantenerse en el poder, con un discurso fuertemente ideologizado, advirtiendo que una derrota definitiva suya sería llevar a Brasil a las crisis que viven Venezuela, Colombia, Argentina y Nicaragua.

Scioli señaló que "la estrategia de Jair Bolsonaro es decir que el cambio es para peor. Jair Bolsonaro va a estar en acción en cada uno de los estados y buscar votos en cada uno de ellos" mientras expresó que "Lula Da Silva tiene un compromiso profundo con el Mercosur y su convicción coincide con la del gobierno argentino".

s