Inflación en Europa

La inflación de la Eurozona alcanza un récord y afecta también a la Argentina

La eurozona tiene un récord de inflación anual por el aumento del costo de la energía. Es la más alta desde la creación del Euro como moneda única en 1999.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La inflación de la Eurozona llegó al 8

La inflación de la Eurozona llegó al 8,9% anualizada, la más alta desde la creación del Euro como moneda común (Foto: Archivo)

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

La inflación no da tregua en la Eurozona. De junio a julio creció un 0,3%, lo cual puede parecer poco. Sin embargo, fue suficiente para que alcanzara un nuevo récord: 8,9% anualizada. Es el dato más alto de la inflación para la eurozona desde la adopción del Euro como moneda única.

La exorbitante suba de las tarifas de energía, del orden del 39%, es la principal causante de que la inflación no se detenga como sucedió este mes en los Estados Unidos.

El dato contrasta negativamente con la esperanza de reactivación que dejó la salida de la pandemia gracias a las vacunas y cuando nadie imaginaba la guerra que se aproximaba en el corazón del Viejo Continente. Para julio de 2021, la subida de los precios entre los veintisiete de la Unión Europea fue tan sólo del 2,5% interanual.

Embed

Inflación récord para el Euro

La escalada de los precios de la zona euro se intensificó en el séptimo mes de 2022. La energía bajó del 42% en junio al 39% en julio. Pero esa merma no fue suficiente para evitar que, en términos generales, la inflación en la Eurozona, los países que tienen al Euro como moneda única y común, llegue al nivel más alto desde 1999.

De todas maneras, las autoridades comunitarias en Bruselas ven algunas señales positivas: el aumento del precio de los alimentos frescos en julio fue del 11%, menor al nivel de junio. Lo mismo vale para el costo de la energía.

Sigue siendo muy elevado - en gran parte como efecto de la interminable guerra entre Ucrania y Rusia - pero en la Europa comunitaria ven que los valores bajan o parecen estabilizarse. Esto permite mantener el supuesto de que la inflación comienza a retomar el ritmo normal y mucho más bajo, ya pensando en 2023.

Otro tema de preocupación es la disparidad de los valores de la inflación en la Eurozona. No todos los países tienen la misma capacidad para hacer frente a todos los desafíos económicos acumulados por la pandemia, la guerra entre Rusia y Ucrania, la Inflación y el aumento de precios de la energía y los alimentos que se traducen en una mayor inflación.

christine Lagarde.jpg
Christine Lagarde, la titular del Banco Central Europeo, quiere que la inflación del bloque regional baje a niveles menores al 3% anual (Foto: AP)

Christine Lagarde, la titular del Banco Central Europeo, quiere que la inflación del bloque regional baje a niveles menores al 3% anual (Foto: AP)

Según los datos que mes a mes recoge Eurostat, la agencia europea de estadística, la inflación anualizada en el viejo continente tiene oscilaciones notables:

  • Estonia (22,7%)
  • Letonia (21%)
  • Lituania (20,8%) lideran.

En un segundo grupo se encuentran:

  • Eslovaquia (12,8%)
  • Eslovenia (11,7%)
  • Países Bajos (11,6%),
  • Grecia (11,5%)
  • España (10,8%)

Países como Francia con el 6,8% Finlandia y Alemania (7,5%) o Italia (7,8%) parecen ir dominando a la inflación y están en mejor condiciones de llegar al objetivo de 2023: Volver a colocar a la inflación de la eurozona por debajo del 3% anual.

Los europeos tienen en claro dónde deben actuar para recuperar sus niveles de inflación durante décadas. Eurostat señaló que, del total, 4,02 puntos porcentuales procedían del encarecimiento de la energía —el costo se disparó a causa de la invasión rusa de Ucrania— y 2,08 puntos porcentuales del encarecimiento de los alimentos.

En esos dos rubros, se explican casi 7 puntos de la inflación europea.

Inflación en Europa: consecuencias para la Argentina

Este dato, marca una de las principales diferencias con la alta inflación en la Argentina. Sacando la energía y los alimentos, la inflación europea ronda el 4% nada más. En nuestro país, cuando suben esos rubros importantes, lo habitual que los demás sigan esa tendencia alcista.

Esa inflación es alta para ellos, desconocida en décadas, pero el Banco Europeo tiene instrumentos para impulsar su baja. Es similar a lo que ocurre en los Estados Unidos con la Reserva Federal, que ya subió 4 veces la tasa de interés para sus bonos.

Por ejemplo, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió la semana pasada aumentar las tasas de interés en 50 puntos básicos, en su primera suba del precio del dinero desde 2011, además de advertir que aplicará más subas en próximas reuniones.

Cuando esto ocurre, los flujos de capital se vuelven hacia las monedas fuertes. Si el dólar o el euro ofrecen mejores tasas de interés, aunque sean bajas, tienden a "absorber" posibles inversiones u operaciones financieras que abandonan a los países emergentes.

Se habló de
s