Violencia

La Pampa: un nene de 5 años fue asesinado a golpes y la policía detuvo a la mamá y a su novia

La autopsia mostró que había sido víctima de una brutal golpiza. Los vecinos y el papá de Abel denunciaron que pasaba todo el tiempo.
Según trascendió

Según trascendió, Abel "tenía mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo"

Un nene de cinco años fue brutalmente asesinado a golpes en Santa Rosa, capital de La Pampa, y por el gravísimo caso fueron detenidas dos mujeres: la madre del chico y su pareja. La autopsia reveló que el menor falleció por politraumatismos, y que además presentaba signos de lesiones anteriores.

Por el momento, Magdalena Espósito Valenti, de 24 años y madre del nene; y Abigail Páez, de 27 años y actual pareja de Espósito Valenti, son las principales sospechosas del crimen de Abel Lucio Dupuy.

Cintia, la tía del pequeño, dijo que la madre y su pareja venían golpeando al nene hace tiempo y que ponían excusas para poder verlo. “Mi hermano y yo hace varios años que venimos luchando para tener a Lucio con nosotros, pero no se pudo dar por la Justicia que tenemos”, lamentó.

La fatídica madrugada en que Abel recibió la golpiza

Abel, niño asesinado en La Pampa por su mamá y su pareja.jpg

Durante la madrugada del sábado, la madre llevó al pequeño convulsionando a una sede policial. Le hicieron RCP y lo trasladaron a un hospital, donde se certificó su muerte. La Policía realizó allanamientos en la casa que compartía las mujeres, las detuvo y les incautaron los celulares.

Tras la autopsia, el médico forense Juan Carlos Toulouse confirmó que Abel murió por los varios traumatismos que tenía y que sufrió una hemorragia interna, dos indicios que muestran que sufrió una paliza.

Es más, según trascendió, Abel "tenía mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo".

Las explicaciones de la madre por las heridas que tenía Abel

Cuando las dos mujeres trasladaron al nene en brazos hasta el Hospital Evita se encontraron en el camino con un vecino que trató de ayudarlas. “Me entraron a robar, lo dejé solo dos segundos y el nene se cayó”, le explicó la madre.

Ni bien lo revisaron los médicos en el mencionado centro de salud, constataron que el nene tenía sangre en la boca y hematomas en varias partes del cuerpo. El más notorio estaba en el glúteo derecho. Además, tenía una marca de zapatilla en la espalda. “Como si lo hubiesen pisado”, dijo la misma fuente.

Sin embargo, frente a los médicos la madre de la víctima cambió la versión de lo ocurrido: aseguró que había dejado unos 15 minutos solo a su hijo, y que cuando regresó lo encontró descompuesto.

Se habló de
s