Maltrato infantil

Santa Cruz: detuvieron a un padre y su pareja por torturar a tres hermanitos

El caso salió a luz cuando dos de los menores huyeron de su casa hacia una comisaría. Ocurrió en la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.
El padre de los nenes golpeados. 

El padre de los nenes golpeados. 

En un nuevo caso de maltrato infantil que recuerda a la muerte de Lucio Dupuy, un hombre y una mujer fueron detenidos en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, acusados de golpear y amenazar de muerte a tres hermanitos de entre 10 y 14 años.

De acuerdo al medio La Opinión Austral, los niños de 10, 13 y 14 años sufrieron desde golpes a torturas y de hostigamiento físico y psicológico hasta crueles amenazas. En este marco, el padre de las víctimas fue detenido en su casa, en la ciudad santacruceña de Río Gallegos. Su pareja fue localizada en la represa Néstor Kirchner, ubicada a unos 80 kilómetros de El Calafate.

Torturaban a tres hermanitos de 10 y 14 años: ¿cómo se conoció el caso?

El caso salió a luz cuando dos de los hermanitos rompieron una tablet y, ante el temor de ser golpeados, huyeron durante la noche por la ventana de su casa y caminaron hasta a una comisaría. "Cuando estos chicos, por el terror de que los mataran, decidieron escaparse, fueron a una comisaría pidiendo ayuda”, recalcó Jorge Godoy, a cargo de la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes local, en dialogó con LU12 AM680.

acusados-santa-cruz-detenidos-niños-menores-maltrato.png

“El área de Infancia los fue a retirar y rápidamente retiraron a la hermana", agregó, y aseveró: "Estos chicos no iban a la escuela en pandemia. Generalmente, los docentes son los primeros en detectar las cuestiones de maltrato. Escaparon al ojo docente. Son chicos que tenían mucho pánico a contar algo, nunca el sistema pudo alcanzarlo".

Por otro lado, el titular de la Defensoría de Niños contó en qué estado están los menores en este momento y dónde se encuentran tras escaparse de su calvario. “Lo más importante es que los chicos están resguardados, están felices con su tía, que con mucha valentía se hizo cargo de los tres”, explicó.

“Su estado de salud está siendo evaluado en general, distintos profesionales médicos los están viendo para ver cómo están y determinar posibles secuelas del maltrato que han recibido", concluyó.

En rigor, un grupo de médicos revisó a los niños tras ser recatados y constató que tenían heridas compatibles con mordidas en la cabeza, así como en distintas partes del cuerpo, y golpes. En el caso de uno de los nenes, presentaba una oreja deformada por tantas heridas", según informó La Opinión Austral.

Se habló de
s