¿Fin del misterio?

Zodiac Killer: investigadores afirman haber descubierto la identidad del famoso homicida

Mató a cinco personas en la década del 60 en Estados Unidos. Tras los crímenes, el "asesino del zodíaco" mandaba cartas con acertijos a los diarios.
Un identikit del asesino del zodíaco. 

Un identikit del "asesino del zodíaco". 

Un grupo investigadores independientes de casos no resueltos en Estados Unidos afirmó este miércoles que resolvieron un misterio que perduró por más de 50 años: quién es el Asesino del Zodíaco (o Zodiac Killer, en inglés), quién perpetró una serie de brutales homicidios en la década del 60 en ese país.

The Case Breakers, un equipo de 40 antiguos investigadores policiales, dijo que identificaron al hombre que creen que es el Asesino del Zodíaco a través de nueva evidencia física y forense e información de testigos presenciales, según detallaron a través de un comunicado.

De acuerdo a lo publicado, aseguran que se trataría de Gary Francis Poste, un hombre que falleció en 2018. El grupo también presentó declaraciones juradas ante la corte y obtuvo décadas de fotografías del antiguo cuarto oscuro del hombre.

Quién es el "asesino del zodíaco" o "Zodiac Killer"

El Asesino del Zodíaco o Zodiac Killer está relacionado con cinco muertes violentas en 1968 y 1969 en el área de San Francisco, e Estados Unidos. El criminal se burlaba de las autoridades con complejos acertijos y códigos en las cartas que enviaba a los diarios y a la Policía local. Su caso dio lugar a decenas de libros, películas y series.

Según la CNN, para matar usaba cuchillos y pistolas. En sus cartas incluía trozos de ropa ensangrentada como prueba de sus crímenes. No tenía un motivo aparente para sus crímenes y se cree que elegía a sus víctimas al azar. Hasta llegó a amenazar con dispararle a niños, pero no hay registros de que lo haya hecho.

zodiac-killer-letters.jpg
Zodiac Killer. Un misterio de más de 50 años.

Zodiac Killer. Un misterio de más de 50 años.

La última víctima conocida del Zodiac Killer fue el taxista de San Francisco, Paul Stine. Lo mataron a tiros en su taxi en 1969. El asesino envió a un periódico un pedazo de una camisa manchada con sangre de Stine junto a una carta.

Se cree que los crímenes cesaron allí, aunque las cartas siguieron llegando a los diarios hasta 1974 y decían que en total había matado a 37 personas. A finales de 2003 tuvo lugar un impactante descubrimiento: las huellas en una de las misivas no coincidían con las de Arthur Leigh Allen, el sospechoso principal del caso, aunque todas las pistas indicaban que era él.

En respuesta a la nueva información, el Departamento de Policía de San Francisco aseguró que todavía hay una investigación abierta. "No podemos hablar de posibles sospechosos ya que esta es una investigación abierta", expresó el SFPD en un comunicado.

s