América Latina

A diferencia de Argentina, Chile y Brasil repudiaron la situación en Cuba

El gobierno de Sebastián Piñera y Jair Bolsonaro expresaron su "solidaridad" con los manifestantes cubanos que salieron a las calles para protestar contra el Gobierno.
Cuba: protestas en las calles

Cuba: protestas en las calles, represión y la denuncia de decenas de detenidos/desaparecidos

Argentina, Bolivia y Venezuela se mostraron críticos con el bloqueo de Cuba raíz de las protestas ocurridas en calles de las principales ciudades de la isla para protestar contra el Gobierno.

Este lunes, Alberto Fernández habló por primera vez de la represión que está sufriendo el pueblo de Cuba, pero evitó condenar los hechos de violencia y sostuvo que son cuestiones que se deben resolver internamente: “No conozco exactamente la dimensión del problema en Cuba. Si realmente nos preocupa tanto la vida de los venezolanos, terminemos con los bloqueos. No hay nada más inhumano en una pandemia que bloquear económicamente a un país”.

“Son todas cosas que deben resolver los pueblos, no soy yo quien debe decir a los pueblos qué tienen que hacer. No es ni la Argentina ni ningún país del mundo el que dice lo que tiene que hacer. Sí tenemos que favorecer la paz de los pueblos y que los pueblos encuentren el diálogo, eso es lo que siempre he planteado sobre Venezuela. He acompañado los informes de Bachelet cuando fueron muy severos en cuanto a derechos humanos, pero eso no significa que pueda permitir la intervención de terceros países para resolver cómo debe ser el gobierno”, agregó el mandatario.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores de Bolivia, el país latinoamericano consideró mostrar su "solidaridad" con Cuba por las protestas que afectan a "la estabilidad política y social" y al hecho de que la crisis económica mundial "se refleja con mayor impacto" en Cuba.

En este sentido, el Gobierno boliviano argumentó que esto se debe a que la isla es "objeto de una inadmisible y flagrante violación de los Derechos Humanos" por el embargo de Estados Unidos, y que no termina a causa del impedimento de "dos países", por lo que ha demandado la reacción de la comunidad internacional. Asimismo, ha reclamado a la comunidad internacional "poner término al bloqueo" y a "la injerencia extranjera".

En esa misma línea, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró su apoyo al gobierno de Cuba y reclamó el levantamiento del bloqueo. "Si de verdad Estados Unidos quiere ayudar al pueblo de Cuba, que levanten todas las sanciones", dijo en su rueda de prensa diaria.

Otras posturas

En contraposición, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expresó su apoyo con los cubanos que piden "el fin de una dictadura cruel" y denunció la represión de las protestas contra el gobierno comunista de la isla caribeña.

"Todo el apoyo y solidaridad al pueblo cubano, que valientemente pide el fin de una dictadura cruel que desde hace décadas masacra su libertad mientras vende al mundo una ilusión de paraíso socialista. ¡Que la democracia florezca en Cuba y traiga días mejores a su pueblo!", escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/jairbolsonaro/status/1414662361080811520

Además, Bolsonaro, denunció la represión de las movilizaciones del domingo en las principales ciudades cubanas y sobre todo en La Habana, donde la policía dispersó con gases lacrimógenos, disparos al aire y golpes de tubos de plástico a centenares de manifestantes, según constataron periodistas de la AFP. En tanto, criticó a quienes en Brasil apoyan a Cuba y a la Venezuela del presidente Nicolás Maduro, un aliado de Cuba.

"Todo apoyo y solidaridad al pueblo cubano, que hoy clama con valentía el fin de una dictadura cruel que desde hace décadas masacra su libertad y vende al mundo la ilusión de un paraíso socialista. ¡Que la democracia florezca en Cuba y traiga mejores días a su pueblo!", publicó el presidente de Brasil en sus redes sociales.

En esa misma línea, el gobierno de Sebastián Piñera en Chile se diferenció este martes de la postura que tomó la gestión de Alberto Fernández, respecto a la delicada situación social que atraviesa el pueblo cubano y la represión de las protestas ordenada por el dictador castrista Miguel Díaz-Canel en Cuba.

A través de un comunicado titulado “Declaración del Gobierno de Chile sobre los últimos acontecimientos ocurridos en Cuba”, la cancillería chilena, al mando de Andrés Allamand, repudió los violentos hechos que tienen lugar en tierra cubana desde el último fin de semana y por el cuál hay cientos de detenidos y desaparecidos.

“Ante los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Cuba, el Gobierno de Chile reitera su convicción de que la libertad de expresión y la manifestación pacífica constituyen derechos humanos que deben ser siempre respetados y resguardados”, indicó el gobierno chileno. Y agregó: “Estos derechos son parte esencial de toda sociedad libre y democrática”.

En el comunicado emitido durante el mediodía de este martes, dejaron en claro que “no hay justificación para impulsar medidas represivas que intenten acallar a los ciudadanos que pacíficamente piden mayor libertad, salud oportuna y digna, y mejor calidad de vida”.

“El Gobierno de Chile llama a las autoridades cubanas a no pretender eliminar las legítimas expresiones ciudadanas y a permitir que estas puedan manifestarse en libertad y sin amedrentamientos”, sentenciaron.

s