Sin nombrarlo, Alberto insistió con el "lawfare" y, con tono confrontativo, suma más proyectos para reformar la Justicia

por Stella Gárnica | 01 de mar de 2021 - 14:27
Sin nombrarlo, Alberto insistió con el lawfare y, con tono confrontativo, suma más proyectos para reformar la Justicia

El presidente Alberto Fernández anunció que enviará al Congreso varios proyectos de ley para reformar el sistema judicial, que se sumarán al que ya envió el año pasado, con la intención de modificar el funcionamiento del recurso extraordinario de la Corte Suprema de Justicia, el sistema de selección de jueces en el Consejo de la Magistratura y la instauración de Juicios por Jurados, entre otros.

Tras señalar que "la reforma del Poder Judicial es una demanda impostergable de la sociedad" y mencionar que "el sistema judicial actual ha demostrado ser ineficaz para proteger a las mujeres" ante los femicidios, denunció que "este año hubo decisiones judiciales llamativas...”, en línea con las denuncias de persecución judicial (Lawfare) que realizaron dirigentes del kirchnerismo. No nombró esa palabra varias veces reiterada por la vicepresidenta en sus intervenciones por redes o cartas públicas.

De esta manera, el Presidente insistió en denuncias sobre supuestos complots de jueces, fiscales y periodistas con el anterior gobierno de Mauricio Macri, contra dirigentes del kirchnerismo incluida, la vicepresidenta Cristina Kirchner, que lo escuchaba sentada a su lado en el recinto ante la Asamblea Legislativa.

En ese marco, Alberto Fernández pidió que "el Congreso asuma el rol de control cruzado sobre el poder judicial, como lo prevé la Constitución nacional, porque alguien debe ocuparse de ver qué esta ocurriendo en la administración de justicia".

Tras criticar a los jueces por "ser los únicos privilegiados del sistema republicano, que no pagan impuesto a las ganancias" Alberto pidió que en sus "críticas al sistema judicial nadie vea rencor ni voluntad de beneficiar a alguien".

Y recordó que el mismo día que asumió anunció su "convicción reformar el sistema judicial" tras recordar que la primera medida que tomó ante las denuncias de persecución política fue "interviniendo la AFI prohibiendo que ningún agente se vincule a causas judiciales".

"Vinimos a echar luz en los sótanos de la democracia pero lamentablemente no fue asi. El poder judicial de la nación está en crisis, es el único poder que parece vivir al margen del sistema republicano", enfatizó.

Remarcó que "sus jueces, disfrutan de privilegios del que no goza ningún ciudadano, ningún magistrado paga impuestos a las ganancias que sí tributan ciudadanos del sistema público y privado".

Aunque no dio nombres, cuestionó el "sistema ilegal de perseguir" montado según denunció, en el anterior gobierno de Mauricio Macri junto a fiscales, jueces y periodistas, dijo, para "espiar a opositores" en esa época.

Y denunció: "En este año hubo decisiones llamativas como el tratamiento per saltum sobre el traslado de jueces".

Y aunque sin dar nombres, pareció referirse a un fiscal que investigó causas contra el kirchnerismo: Carlos Stornelli.

"En la Argentina de hoy, hay un fiscal procesado por delitos tan severos como el espionaje ilegal de ciudadanos o el de extorsión que sigue en funciones como si nada de esto lo afectara. A él no se le aplica aquella doctrina que recomendaba la detención preventiva de personas cuando su poder residual pudiera afectar la investigación”, señaló.

Las nuevas reformas

Entre las reformas que anticipó que enviará este año al Congreso, para sumar al proyecto de reforma judicial que aún no fue tratado el año pasado por falta de quorum, Alberto anticipó:

  • Un proyecto de ley para reformar el funcionamiento del recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia.
  • Otro relacionado a cuestiones vinculadas a lo que jurisprudencialmente consideran arbitrariedad.
  • Otro proyecto de ley que reglamente el artículo 280 del Código Civil y Comercial.
  • Otro proyecto que reformule el funcionamiento del Consejo de la Magistratura para revisar el proceso de selección y remoción de jueces.
  • También pidió "despolitizar ese ámbito para que sean seleccionados los mejores y más capaces magistrados, sin favores que devolver y sin contaminación de los poderes corporativos".
  • Anunció además, que consultará con los gobernadores el artículo 145 de la Constitución para promover la creación de un tribunal federal de garantías con competencia en cuestiones de arbitrariedad, se podrá llegar por la vía extraordinaria, así -dijo- la Corte podría circunscribir su competencia a la que la Constitución le ha dado", afirmó.
  • Otra reforma será la de los juicios por jurados, para que afirmó: "aquellos delitos graves que se cometan en el ámbito federal, por una cláusula de la Constitución de 1853 que nunca se hizo operativa, sea constituido el jurado popular ante el cual se podrá dictar veredictos y pedir la inocencia".

"Ya no serán jueces aislados los que hagan de la ley lo que les plazca. En esta hora histórica urge una reforma judicial, para recuperar la credibilidad de la Justicia", señaló Fernández.

El presidente llamó a "garantizar la justicia a los ciudadanos y a que terminemos con las condenas dictadas en función de preferencias, de procesos opacos tramitados a espaldas de la sociedad. El pueblo a través de juicio por jurados tendrá la tarea de contribuir a recuperar la verdad y la justicia", enfatizó en duras críticas al Poder Judicial.