icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Alberto elige nuevas voceras para defender su gobierno y prepara el "Plan Reactivar" para salir de la parálisis

Alberto elige nuevas voceras para defender su gobierno y prepara el
Mujeres gobernando. Distintas funcionarias con cargos en el Ejecutivo que ahora levantarán el perfil (Foto: archivo).

Luego de la salida hacia la “flexibilización escalonada” de la cuarentena por el coronavirus, el presidente Alberto Fernández intentará salir de manera inminente de la parálisis de la gestión que critican internamente los sectores kirchneristas, massistas y algunos albertistas. La Casa Rosada le está dando los últimos retoques a una batería de anuncios para lograr una reactivación económica en la etapa “pospandemia”. Se compondrá de obra pública, vivienda, incentivos fiscales y de consumo.

Hay medidas que tendrán distintas etapas. No se agotarán todas en este anuncio. Según pudo saber A24.com, hasta anoche no se había definido si el paquete será presentado esta semana o la próxima. Lo más seguro es que sea desde la residencia presidencial de Olivos. Sin duda es la mayor carta que se reserva el Presidente para retomar la iniciativa.

En la conferencia de prensa del anunció de la salida progresiva de la cuarentena, Alberto mostró algunas señales para retomar las riendas. Por un lado, adelantó que el plan se conversa con los gobernadores porque será por regiones: AMBA, NEA, NOA, Cuyo, Centro y Patagonia.

Por otro, le envió un mensaje al kirchnerismo duro: su estilo político, dijo, es el “diálogo” y que se equivocarán quienes quieran llevarlo a la confrontación. Había sufrido el “fuego amigo” del kirchnerismo duro y de la vicepresidenta Cristina Kirchner por mostrar una foto con los empresarios del G-6 en el Día de la Independencia. Las aguas parecen haberse calmado por ahora.

Como anticipó A24.com, el Presidente había acordado el martes anterior con el diputado Máximo Kirchner que de aquí en más todas las medidas de gobierno serán consensuadas con toda la coalición, o sea con Cristina. Con los gobernadores, con la CGT y con Sergio Massa no es el problema.

En forma simultánea, el Presidente también le pidió “dialogo” al jefe del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, y le dijo que “ya tenemos demasiados conflictos” en esta pandemia “como para sumar otro”. Moyano había desatado un bloqueo en la empresa Mercado Libre a cinco centros de distribución de la empresa para exigir que todos sus trabajadores se enrolen en su sindicato y no en el de Carga y Descarga.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, se reunió el viernes y ayer con Hugo Moyano (hijo) y otros funcionarios y dirigentes camioneros. Se conformó una mesa de diálogo y paz social con los lugartenientes de Moyano padre.

Durante una hora, hubo buen clima. Ayer acordaron seguir dialogando entre ambas partes, definir una agenda, y seguir por su cuenta, y ellos definirán si lo hacen dentro o fuera del Ministerio.

Otra parte del plan será entrenar voceros que defiendan la gestión de gobierno. Y en lo posible que sean mujeres funcionarias. La Casa Rosada comprendió que no pueden desgastarse el Presidente y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el roce mediático permanente. Tiene que haber otros defensores y defensoras de la gestión. Las futuras “gladiadoras mediáticas” estuvieron en Olivos el martes último con otros asesores.

Mientras tanto, también se prepara el anuncio final para la salida intermedia del caso Vicentin. No habrá expropiación, sino un acuerdo entre todas las partes para conformar, junto al juez civil del concurso, Fabián Lorenzini, una sociedad mixta publico privada compuesta por el Estado, productores, cooperativistas y los actuales accionistas privados.

En tanto, en el albertismo, en el massismo y en la oposición, ya midieron a Cristina Kirchner y su poder de “fuego amigo”. Tiene artillería para boicotear políticas, contradecir al Presidente, y sabotear decisiones que no le gustan. Pero no tiene poder suficiente, ni número de votos en las cámaras, para avanzar con reformas que exige para resolver su situación judicial en el corto plazo, complicar al ex presidente Mauricio Macri en segundo término, y para proyectos reñidos con la reactivación económica.

Sin ir más lejos, la expropiación de Vicentin cayó, en gran medida, porque en Diputados no tenía los números para avanzar y tenía el rechazo silencioso del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

El plan "reactivar"

La batería de anuncios que prepara Alberto Fernández se centrará en la reactivación económica, la producción, la obra pública, la vivienda y los incentivos fiscales y de consumo.

Por ejemplo, se incluirá la nueva versión del Plan Ahora 12, reconvertido en Ahora 18: facilidades de consumo a 18 cuotas con tres meses de gracia. Una compra de agosto se comenzaría a pagar 90 días después.

En materia de obras públicas y viviendas, se incluirán incentivos fiscales regionales, para la exportación de productos de biotecnología, el relanzamiento del programa Procrear y un incentivo al turismo y el esparcimiento, sectores que fueron devastados por el Covid.

Para más adelante, en estudio, quedarían los anuncios del ingreso universal que repartiría la Anses y la reforma previsional para el recálculo de la movilidad jubilatoria sobre la base de los índices de recaudación previsional y de la variación salarial.

Esos proyectos se analizan con más detenimiento, al igual que el blanqueo de capitales (propuesto por la Cámara de la Construcción) para inversión en construcción desde el pozo, y un proyecto de ley de hidrocarburos para desarrollar Vaca Muerta.

Esta misma semana, en tanto, el Poder Ejecutivo enviará al Congreso la reforma judicial que buscará ampliar el fuero federal penal y fusionarlo con el penal económico, ampliando juzgados y fiscalías.

También se buscaría avanzar en el traspaso de la justicia ordinaria a la justicia de la Ciudad, y convocar a una comisión de notables juristas, la mayoría afines al kirchnerismo, para reformular el Consejo de la Magistratura, el Ministerio Público y activar el sistema de juicios por jurados.

En tanto, el Gobierno confía además en el efecto “dinamizador” de otros dos proyectos que ya fueron enviados a la Cámara de Diputados: la moratoria fiscal y el impuesto a las grandes fortunas.

Hasta allí el plan económico. ¿Quién explicará esta nueva etapa del Gobierno? Allí el Presidente busca a voceras de peso que sean funcionarias mujeres para quitarle machismo a la gestión. Es consciente de que su figura se desgasta con la permanente exposición, que por otro lado disfruta. Y que Santiago Cafiero no puede solo contra toda la prensa.

Es por eso que el Presidente armó un equipo conformado por su vocero presidencial, Juan Pablo Biondi y dos asesores, Ricardo Forster y Leandro Santoro, y comenzó a preparar a las elegidas. La más expuesta, por ahora, es la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, alter ego del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Pero también está en el grupo su mentora, la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

La armada femenina se compone, además, de la secretaria legal y Tecnica, Vilma Ibarra, la ministra de la Mujer, Elizabeth Gomez Alcorta, las directoras del PAMI, Luana Volnovich, y de la Anses, Fernanda Raverta, la viceministra de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, la secretaria de Provincias, Silvina Batakis, y la menos conocida asesora presidencial Cecilia Nicolini.

“Ellas saldrán a defender mediáticamente al Gobierno cuando se anuncien el plan postpandemia. Son todas mujeres de alto rodaje político y tienen volumen como dirigentes feministas”, confió un funcionario oficial. “Definitivamente su explicación y sus razonamientos tendrán una persepectiva femenina”, completó otro colaborador presidencial.

El albertismo busca un relanzamiento político y administrativo para la postpandemia. Medidas nuevas y caras nuevas. Y una esperanza de que el conflicto interno con el kirchnerismo se aplaque, aunque cerca del Presidente admiten que las tensiones entre Alberto y Cristina, pese a que tienen acuerdos, siempre teñirán los avances y retrocesos de la gestión.

por Mariano Obarrio
SUBIR

NWS

Ovación

Show