¿Complica la quema de los cuadernos el avance de la causa de corrupción?
CuadernosK

¿Complica la quema de los cuadernos el avance de la causa de corrupción?

A confesión de parte, relevo de pruebas. Esta frase, tantas veces dicha, cobra mucho sentido en el caso de los "cuadernos de la corrupción K". En el momento en que se conoció que estas libretas habían sido quemadas por su autor, Oscar Centeno, se instaló la idea de que la causa podría caerse. ¿Sin esas pruebas, el relato pierde sentido?

Esto no es así. Los cuadernos "hablan" en calidad de "testigos". En las causas judiciales no suele haber relatos escritos. En general hay una persona que declara cierto ilícito y luego es trabajo del fiscal de investigar y del juez de ejecutar ciertas medidas. Eso ocurre en este caso: si la Justicia logra corroborar lo escrito por Centeno (a través de filmaciones, registros de ingresos a Olivos, otros testigos) entonces la causa avanza. Los cuadernos son el puntapié inicial.

Incluso varias de las cuestiones denunciadas en los cuadernos fueron de hecho corroboradas porque sino no se hubieran producido las detenciones de funcionarios y empresarios. 

¿No afecta en nada la quema? El hecho de que no estén los cuadernos originales no es un escenario ideal. Esas libretas ahora no podrán ser peritadas y hay muchas cuestiones que quedarán en duda, como las fechas de escritura. Estos argumentos ya se están barajando en la defensa de los detenidos.