Peronismo vs. peronismo

Cristina Kirchner cierra con los intendentes del conurbano y van por los planes sociales

El kirchnerismo quiere discutir todo el sistema y quitarle poder al Movimiento Evita y al Polo Obrero. La pulseada territorial para 2023.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Cristina

Cristina, con nuevos alialos: los intendentes del conurbano. (Foto: Telam).

La discusión esconde una pulseada por el manejo de la provincia de Buenos Aires, el distrito en el que el kirchnerismo quiere refugiarse en caso de que la elección de 2023 implique una derrota para el Frente de Todos. Y Cristina y La Cámpora no están dispuestos a cederle terreno a los piqueteros, que se hicieron fuertes a costa de la asistencia en la emergencia.

El embate contra las organizaciones se traduce en la quita del manejo de los programas de trabajo para que pasen a estar bajo la órbita de los municipios. En Avellaneda, la vicepresidenta pidió que el cobro de los planes deje de tercerizarse, y en la provincia respondieron a toda velocidad.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1539674590405877761

Rápido para los mandados, y haciendo gala de su alianza con Máximo Kirchner, el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, salió a avisar que es “unánime” entre los intendentes el acuerdo por el traspaso de los planes a los gobiernos locales.

"Los programas sociales deben tener una contraprestación controlada por el Estado y el primer mostrador del Estado son los municipios. Esa es la esencia del planteo de Cristina”, dijo Insaurralde, que es alcalde de Lomas de Zamora en uso de licencia. "Las políticas sociales no pueden ser discrecionales”, advirtió. Teléfono para los piqueteros.

El trasfondo de la pelea con los piqueteros

16-06-2022_organizaciones_de_izquierda_protesta-polo-obrero (1).jpg
Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero.

Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero.

En el peronismo bonaerense recuerdan que “siempre hubo tensión con los planes”, incluso desde la época de Mauricio Macri. Consultado por A24.com, un funcionario de un municipio de zona sur definió la situación como de malestar "lógico” porque el hecho de que un jefe territorial “no tenga control de la asistencia social” generaría cortocircuitos en cualquier parte del mundo.

“No se puede tercerizar en las organizaciones que uno, abajo, no conoce”, dicjo el dirigente, y se preguntó: “¿Cuál es la gracia de financiar al Polo Obrero con el pretexto de la ayuda social?”. “Los financiamos para que saquen votos por izquierda y nos hagan piquetes en la 9 de Julio. No resiste la menor lógica”. Peronismo puro.

Además, entre los intendentes del PJ se quejan de que “ahora sabemos lo que todos sabíamos: que le sacan guita a la gente y los presionan”, dicen sobre el 2% que el Polo Obrero le cobra a cada beneficiario de un plan. “Eso es antiperonismo”, acusan.

Un reproche para Cambiemos

Alberto Fernández participó el sábado de un congreso del Movimiento EVita, junto a disigentes sociales y funcionarios como Emilio Pérsico..jfif
Alberto Fernández, con el Movimiento Evita.

Alberto Fernández, con el Movimiento Evita.

En el PJ tienen claro que la situación se salió de control durante el gobierno de Macri, cuando la entonces ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley habilitó la tercerización de los planes. También a esa época se remonta la pelea entre La Cámpora y el Movimiento Evita, que supo beneficiarse de las medidas del macrismo en la materia.

Hoy, en las críticas de Cristina y el kirchnerismo, el Movimiento Evita y el Polo Obrero valen lo mismo, no importa de qué lado de la vereda se paren.

Ratificando la alianza con Cristina, entre los intendentes dicen que el fondo de la cuestión planteada por la vicepresidenta es que Argentina es el “segundo país de Latinoamérica en gastos en asistencia social, pero la pobreza está en el 40%. ¿Adónde se va la plata?”. En esa postura coinciden con los gobernadores, que también quieren pasar a tener el control.

“Lo que dice Cristina es que estamos gastando una fortuna y hay 40% de pobres. O sea que es un gasto absolutamente insuficiente. Con estos recursos no debería haber un solo pobre -sostiene ante A24.com el colaborador de uno de los intendentes del Frente de Todos-. Esa es la discusión”.

La postura de Juntos por el Cambio

mACRI GRINDETTI.jfif
Mauricio Macri recorrió Lanús junto a Néstor Grindetti, con tono electoral.

Mauricio Macri recorrió Lanús junto a Néstor Grindetti, con tono electoral.

Pero no sólo los peronistas están interesados en hacerse del control de los planes. Los intendentes de Cambiemos opinan lo mismo. Por caso, el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, también salió a pedir la “descentralización”.

“De esta manera, se elimina la intermediación y el plan social llega de manera directa al vecino que lo necesita. Como contrapartida, debe realizarse una tarea para la comunidad; cortar las calles no es más una opción”, dijo el intendente macrista.

https://twitter.com/Nestorgrindetti/status/1539584531497459713

Desde el Polo Obrero, que está en la vereda de enfrente tanto del Gobierno como del Movimiento Evita, atribuyen esta inquietud a la necesidad de los municipios de usar “mano de obra barata” y prolongar el clientelismo, ese viejo fantasma que recorre la provincia de Buenos Aires.

https://twitter.com/Luis_Delia/status/1541107577676767236

"Así, contratan personal barato y gratis, porque gran parte del pago lo da el Estado nacional con el plan, cuando lo que deberían hacer es contratar personal municipal", había explicado ante este portal Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero.

La pulseada con el Movimiento Evita

Emilio Pérsico (1).jpg
Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita.

Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita.

La interna del kirchnerismo con el Movimiento Evita también tiene una raíz territorial que se proyecta hacia las elecciones del año que viene: fortalecida por su cercanía (y su integración) al Gobierno, la organización de Emilio Pérsico promete plantar bandera en las ciudades y competir contra La Cámpora en las PASO, amenazando el poderío K en el bastión elegido por Cristina y su hijo. Para eso ya están armando un partido propio.

Por eso los intendentes, aliados nuevamente con Cristina, van por ellos. El gobernador Axel Kicillof, que se mantiene alejado de las disputas, se subió también a ese tren y pidió “federalizar” los planes.

De todos modos, en el vasto terreno del PJ hay quienes quieren poner paños fríos y subir el nivel de la discusión. “Que no haya tensiones no resuelve el sistema de planes. Lo que hay que cambiar es la matriz de la asistencia social”, avisan, e insisten en que lo que está en discusión es el sistema.

s