Peronismo vs. peronismo

Gobierno contra piqueteros: el peronismo quiere controlar los planes sociales y las organizaciones plantan batalla

Los gobernadores y el kirchnerismo buscan avanzar en el Congreso. La pulseada por el manejo de los planes y las protestas que se vienen.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Los piqueteros

Los piqueteros, en una de sus reuniones con Zabaleta. (Foto: archivo)

Lo que empezó como una disputa sorda por el manejo de los planes sociales terminó escalando a todos los niveles del Estado y ahora son los gobernantes del PJ los que quieren ponerle un coto a una situación que consideran fuera de control.

Lo había anticipado A24.com: los municipios del conurbano pulseaban por administrar las unidades ejecutoras de planes de trabajo como el Potenciar Trabajo, lo cual es visto por las organizaciones sociales como un intento de clientelismo y de “cooptación” de los beneficiarios. Pero ahora se sumaron las provincias.

Cansados de la autonomía que exhiben los movimientos sociales tanto opositores como oficialistas, los gobernadores del PJ buscan consagrar una reforma que les garantice el control de los planes en sus distritos. Lo mismo que reclamaban los intendentes del conurbano, aunque lo nieguen públicamente.

13-06-2022_organizaciones_piqueteras_realizaran_este_mediodia.jpg

El Polo Obrero, que es el mayor representantes de los piqueteros combativos, denuncia que detrás de esta avanzada está la intención de controlar a los beneficiarios de los planes para que cumplan tareas en las cooperativas de trabajo de sus municipios, lo que coarta la posibilidad de los trabajadores de elegir libremente.

Eduardo Belliboni, el referente de Unidad Piquetera -donde confluyen todas las organizaciones opositoras-, acusa por esta avanzada al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, por la resolución 1868 del Poder Ejecutivo, publicada el 31 de diciembre pasado y según la cual si un beneficiario de un plan quiere cambiar de tutelaje no puede elegir libremente sino que será la cartera social la que defina su unidad ejecutora.

Los piqueteros dicen que, antes de esa resolución, los municipios habían perdido muchos beneficiarios de planes que se habían pasado a cumplir tareas bajo la órbita de las organizaciones sociales, donde supuestamente pueden moverse con libertad (aunque recientemente se conoció que cada afiliado del Polo Obrero debe donar el 2% de sus ingresos).

Polo Obrero (1).jpg

Entre los intendentes del PJ, en cambio, aseguran que no es de su interés controlar a los inscriptos del plan Potenciar Trabajo porque esa tarea le corresponde al Ministerio de Desarrollo Social.

Como sea, los gobernadores decidieron dar un paso (y por debajo se suman los intendentes): ya en la solicitada que publicaron la semana pasada para el lanzamiento de su “liga” habían advertido sobre la necesidad de atender el descalabro: “Estamos estudiando también alternativas para federalizar las políticas que permitan transformar los planes sociales en trabajo genuino y digno”, decían en ese documento.

El PJ avanza contra los piqueteros

Gobernadores Norte Grande 01.png
Los gobernadores del PJ lanzaron su

Los gobernadores del PJ lanzaron su "liga" para canalizar demandas. (Foto: oficial)

El protagonismo de la liga de gobernadores se lo llevó el proyecto de ampliación de la Corte Suprema, para la cual los jefes del PJ buscan una composición de 25 miembros, pero el tema de los piqueteros ya estaba latente. Y el grueso del peronismo ahora quiere actuar y avanzaría contra las organizaciones sociales a través de un proyecto de ley presentado en el Congreso.

Lo hizo explícito el propio Alberto Fernández, midiendo sus palabras, en la entrevista que publicó este domingo Página 12: “El problema es que los planes sociales no se conviertan en una caja de la política, que es una situación que parece darse en algunos casos", advirtió el Presidente.

Fernández alcaró que el objetivo es que "haya cada vez menos planes y más trabajo formal porque el trabajador en la economía popular pierde todos los derechos laborales por los que el peronismo tanto luchó”.

También dijo que Zabaleta había recibido muchas denuncias de beneficiarios que dicen que las organizaciones se quedan con parte de sus ingresos. El Ministerio de Desarrollo Social también quiere auditar a las organizaciones para ver si se está entregando en tiempo y forma la provisión de alimentos. La batalla está declarada.

"Auditorías hacen todo el tiempo, y si quieren hacer más no tenemos ningún problema", le dijo Belliboni a A24.com, y apuntó además que es "obligación" hacerlas. "Me suena raro cuando lo anuncian, porque las auditorías no se anuncian, se hacen. Nunca tuvimos nigún problema con las que se hicieron. Todos los meses rendimos el listado de personas que reciben los alimentos", aseguró.

Alberto fernandez.webp
Alberto Fernández sobre la inflación:

Alberto Fernández sobre la inflación: "El mecanismo tiene que ser buscar el consenso

Sobre la avanzada de gobernadores e intendentes, el referente del Polo Obrero sostuvo que los jefes del PJ están "muy interesados" en utilizar a los beneficarios como "mano de obra barata", en referencia a que "contratan trabajadores que se ven en los municipios, quieren personal barato y gratis, proque gran parte del pago lo da el Estado nacional, cuando lo que deberían hacer es contatrar personal municipal".

El dirigente piquetero también atribuyó este proyecto a la interna que cuece al Frente de Todos: "La Cámpora, en alianza con intendendes y gobernadores, se opone al Movimiento Evita porque no quieren que el Evita les haga sombra en las elecciones locales", dijo, al advertir sobre la disputa que podría cristalizarse el año que viene a partir de la decisión de la organización que conduce Emilio Pérsico de disputar las intendencias del conurbano (como ya está ocurriendo en La Matanza).

"Hay una puja política, y en el medio está la gente que necesita los programas sociales y los comedores populares", reprochó Belliboni en diálogo con este portal.

El plan de lucha

Acampe en la Avenida 9 de julio.jpg
La postal del acampe podría repetirse en los próximos días. (Foto: archivo)

La postal del acampe podría repetirse en los próximos días. (Foto: archivo)

La semana pasada los piqueteros volvieron a copar la 9 de Julio, en las inmediaciones del Ministerio de Desarrollo Social, y colapsaron el tránsito de la principal avenida del país durante 10 horas. No se llevaron nada concreto porque Zabaleta se negó a recibirlos bajo la modalidad del corte de calles.

El miércoles próximo es la fecha acordada con Zabaleta para la reunión en el edificio que tiene la emblemática efigie de Evita. El sector reclama la reapertura del plan Potenciar Trabajo (actualmente en 16.500 pesos), el aumento del salario básico y la asistencia integral a comedores, además del rechazo al "ajuste" y al acuerdo con el FMI, entre otras demandas.

Mientras tanto las organizaciones tienen su propio plan de lucha, que sigue su curso y que podría desembocar en un nuevo acampe si es que el Gobierno no logra desactivar las demandas del sector.

El cronograma de protestas piqueteras sigue de la siguiente manera:

  • 25 y 26 de junio: Vigilia y movilización en el Puente Pueyrredón por un nuevo aniversario del asesinato en 2002 de los militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán a manos de la Policía Bonaerense.
  • “Acciones contra los 24 gobernadores” con fecha específica a definir, después de la marcha en Avellaneda.
  • 11 de julio: Una medida de acción directa con modalidad que resta decidir, pero los dirigentes no descartan un nuevo acampe.
s