Después de la huelga: la CGT se siente fortalecida pero aún debe definir su próximo liderazgo
ParoGeneral

Después de la huelga: la CGT se siente fortalecida pero aún debe definir su próximo liderazgo

El acatamiento del paro que lanzó la CGT fue contundente. No sólo porque se plegaron los gremios del transporte que suelen ser caprichosos, sino porque al llamado de la central (que ya venía presionada por las bases) se sumaron otras, los movimientos sociales y hasta la Iglesia, que, durante la semana social, coincidió con el diagnóstico de los sindicalistas.

"Se sienten fuertes, con un respaldo importante. Lo de la Iglesia es un espaldarazo", dijó a A24.com una fuente cercana a la cúpula cegetista. ¿Esto cambiará la postura para con el Gobierno? Los entendidos dicen que no, que mantendrán las negociaciones pero con cierta ventaja y capacidad de presión. Cabe recordar que ahora se viene la renegociación de las paritarias que fueron superadas por la inflación.

Sin embargo queda por delante el proceso de elección de autoridades, que será en agosto. Hay que definir triunvirato sí o no, y si no, quién. A esta altura, con el paro ya superado, la pulseada interna se limita entre dos triunviros con dos estilos: Juan Carlos Schmid y Héctor Daer. Por otro carril corre Pablo Moyano.

El primero busca respaldo para poder armar un plan de "resistencia" contra la política económica del Gobierno. Tiene una postura dura que, en vista de los recientes acontecimientos, recibirá el apoyo del sindicalismo más combativo y de los movimientos sociales. Es decir, los que están en la calle.

En la otra punta se para Daer, que tiene el apoyo de los grandes gremios de servicios y una mejor relación para negociar con el Gobierno. Puede ser suficiente para mantenerse en el poder pero es una intriga si lográ anteponerse a los gremios de transporte y el moyanismo, alineados con Schmid.