Casa Rosada

El Gobierno ensaya una tregua entre Alberto y el kirchnerismo, y buscan "desdramatizar las diferencias"

En medio de la embestida del kirchnerismo contra la reelección de Alberto Fernández, el presidente inicia otra gira internacional y baja el tono a su candidatura. En la Casa Rosada reconocen "las diferencias" pero piden desdramatizar.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández y jefe de Gabinete

Alberto Fernández y jefe de Gabinete, Juan Manzur. El Gobierno y los gestos para "desdramatizar" la dura pelea interna entre el presidente y la vicepresidenta, Cristina Kirchner. Foto: Presidencia.

Después de la nueva embestida del kirchnerismo en contra del proyecto de reelección del presidente Alberto Fernández, el albertismo se mostró cediendo, y el presidente Alberto Fernández inicia este jueves una nueva gira internacional. Se mostrará alejado de las duras discusiones internas por el pago de un bono de fin de año para trabajadores registrados, medidas contra la inflación y el debate por la eliminación de las PASO, que dejó abierto al prorrogar por decreto las sesiones ordinarias hasta el 30 de diciembre.

La foto de la nueva "tregua" entre albertismo que se oponía a eliminar las PASO y el kirchnerismo que impulsa ese proyecto en el Congreso, quedó reflejada en la conferencia de prensa que brindó el Jefe de Gabinete, Juan Manzur junto a otros ministros:

  • El Ministro del Interior, Wado De Pedro, que responde a Cristina Kirchner y a La Cámpora.
  • El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, convertido en el máximo vocero político del presidente.
  • La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, una de las dirigentes más cercanas a Alberto Fernández.

Según confirmaron fuentes cercanas a Manzur consultadas por a A24.com, el jefe de ministros se mantendrá presindente en la pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner por la sucesión presidencial en 2023. Una postura similar a la que expresaron los intendentes del PJ bonaerense que visitaron esta semana la Casa Rosada.

Conferencia de Prensa de Juan Manzur, Wado De Pedro, Aníbal Fernández y VIctoria tolosa Paz. Foto A24.com

La foto de la "tregua" fue una señal de que -como había anticipado A24.com- el proyecto reeleccionista de Alberto Fernández va perdiendo adhesiones en el mismo albertismo. Juan Manzur se plantó intermediando entre las dos alas más enfrentadas de la coalición de Gobierno:

De Pedro se sentó por primera vez después de cada reunión quincenal de gabinete de ministros, en la mesa de conferencias de prensa que organiza la Casa Rosa. Lo que significó por sí mismo un mensaje político del Gobierno teniendo en cuenta que es el ministro más cercano a la vicepresidenta y que según trascendidos, mantiene el diálogo cortado con el Presidente.

De Pedro, como ministro organizador y encargado de organizar los comicios, ratificó la formalidad administrativa, que "hoy está vigente la ley que ordena las PASO", pero dejó abierta la puerta a modificar la ley electoral al reconocer que "son bienvenidos todos los proyectos para mejorar el sistema electoral". Algo que hasta ahora Alberto Fernández y la portavoz presidencial descartaban de plano.

Manzur se mostró prescindente en esa pelea y mientras los espadachines de Alberto Fernández los escuchaban en silencio, el jefe de Gabinete reconoció que en el Gobierno y la fuerza política del Frente de Todos "hay diferencias y es sano que sigan".

https://twitter.com/JuanManzurOK/status/1590375886804508673

Paralelamente, el vocero del operativo clamor por la candidatura presidencial de Cristina Kirchner, volvía a contraatacar en los medios y pedía que Alberto Fernández se baje de la reelección.

https://twitter.com/larroqueandres/status/1590138129607901184

De Pedro representando la "pata moderada" del kirchnerismo, aseguraba en conferencia ante periodistas acreditados en Casa Rosada "no haber escuchado esos comentarios" y buscaba desdramatizar las internas.

Específicamente sobre la intimación lanzada por el ministro bonaerense, Andrés "Cuervo" Larroque, dijo "no hago comentarios de comentarios que no escuché".

Aunque no profundizó sobre las diferencias internas, pareció enviar otro mensaje de presión del kirchnerismo al albertismo, para que el Gobierno anuncie el pago de un bono de fin de año como parte del aumento de suma fija a todos los trabajadores asalariados, que reclama la jefa política del Frente de Todos, como Larroque se encargó de enrostrarle al presidente: "que se amigue con el liderazgo de Cristina".

De Pedro confirmó que en la reunión de gabinete esta semana "se habló sobre cómo recomponer el poder adquisitivo, con lo cual esa es la preocupación, el gabinete y nosotros hoy discutimos eso".

El mensaje dual del gobierno sobre la realización de las PASO como mecanismo de selección de candidatos para las distintas fuerzas políticas, estuvo protagonizado por Manzur y por Wado De Pedro. Ambos dejaron abierta la puerta a que la discusión continúe en los dos últimos meses del año en el Congreso, si es que las fuerzas políticas representadas allí lo deciden, gracias al decreto de prórroga de sesiones ordinarias que dejó firmado antes de irse a París Alberto Fernández.

Presidente Alberto Fernández, junto a los ministros Sergio Massa y Juan Manzur, escucharon los pedidos de intendentes del PJ bonaerense.JPG

La estrategia que va tomando forma en el oficialismo es la necesidad de "ganar tiempo" al intento del ministro de Economía, Sergio Massa, de estabilizar la inflación, con la esperanza de que el Frente de Todos llegue mejor posicionado y evitar una dura derrota en las próximas elecciones.

Este viernes Massa y el secretario de Comercio, Matías Tombolini, anunciarían el nuevo acuerdo de Precios Justos, con un listado de precios congelados en unos 1200 productos de la canasta básica por 4 meses y el acuerdo incluiría aumentos paulatinos de precios que no superen el 4 % mensual desde noviembre a marzo, del resto de los productos de góndola, bajo la promesa a las empresas alimenticias, de anunciar un nuevo dólar para importaciones del sector.

La próxima semana, al regreso de la Cumbre del G-20 en busca de inversiones, Massa y Alberto Fernández decidirán en el avión de regreso, el anuncio del pago del bono para trabajadores registrados. Lo harán recién después de que el Senado les apruebe el Presupuesto 2023, para evitar nuevas discusiones con la oposición que terminen dejando al oficialismo sin la ley de leyes prometida ante el FMI.

s