Casa Rosada

El Gobierno intenta juntar los votos para la Ley Ómnibus pero se complica la relación con los gobernadores

El Gobierno sigue negociando los votos a la ley ómnibus con gobernadores de la UCR y el PRO. Milei analiza "revisar" las transferencias a las provincias si los gobernadores no apoyan el nuevo texto enviado a Diputados.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El Gobierno intenta juntar los votos para la Ley Ómnibus pero se complica la relación con los gobernadores

El presidente Javier Milei pidió a sus ministros y al presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, que se acelere el tratamiento de la ley ómnibus en el Congreso, para que salga cuanto antes dictamen de plenario de comisiones y este jueves pueda ser votada en el recinto, pero envió un duro mensaje a los gobernadores dialoguistas de la UCR y el PRO que reclaman más cambios en el proyecto original para apoyarlo: "si no votan la ley con las modificaciones, el ajuste va a ser más duro para todos" y que enviará a revisión la distribución de los recursos asignados a todas las provincias.

La frase se escuchó de Milei este martes durante la reunión de gabinete que el presidente encabezó en la Casa Rosada, pero también fue difundida por el vocero presidencial, Manuel Adorni en la conferencia de prensa ante periodistas acreditados.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fjavierlanari%2Fstatus%2F1749797568563781672&partner=&hide_thread=false

Fue luego de una reunión por Zoom que el lunes a la noche había mantenido -según pudo saber A24.com- el ministro del Interior, Guillermo Francos con los 10 gobernadores de Juntos por el Cambio, durante alrededor de 2 horas, y de la que no se llegó a un acuerdo.

Las discrepancias entre el Gobierno nacional y los gobernadores de JxC seguían en torno al reclamo de los mandatarios de los tres distritos más grandes: CABA, Santa Fe y Córdoba, para que el gobierno acepte bajar o eliminar todas las retenciones a las exportaciones de soja, maíz, carne y trigo en el marco del reclamo de los productores agropecuarios.

Mientras transcurría esa videoconferencia desde el salón de los Escudos del Ministerio del Interior, según supo A24.com, desde la jefatura de Gabinete encabezada por Nicolás Posse, el Gobierno enviaba un gesto de acercamiento a los gobernadores, relacionado con la restitución del impuesto a las ganancias.

Guillermo Francos convoca a reunión de gobernadores con el presidente Javier Milei. Foto Ministerio del Interior..jpg

El gobierno dejó trascender en las próximas horas enviará un proyecto de ley al Congreso, para restituir el impuesto a las Ganancias (que ahora llamarán Impuesto a los Ingresos Personales) que incluye la restitución del impuesto a los trabajadores en relación de dependencia enmarcados en la categoría 4ta.

Según detalles del proyecto que tuvo acceso A24.com, volverían a pagar unos 800 mil trabajadores que cobren sueldos brutos desde $ 1.350.000.

Sin embargo, había dudas sobre el monto final de salarios que serán alcanzados por la restitución del impuesto, que según aclaró este martes el vocero presidencial, Manuel Adorni, "será transitorio y será eliminado como otros impuestos nefastos, cuando se logre equilibrar las cuentas públicas".

El tema era parte de las negociaciones de última hora y según trascendió, el piso salarial de los que alcanzaría será actualizado trimestralmente, de acuerdo al índice de inflación (IPC) que elabora el INDEC.

Ante la consulta de A24.com, sobre qué significará el retorno del impuesto a las ganancias para las provincias, desde la Casa Rosada admitieron que "los gobernadores recuperarían ingresos de coparticipación federal por alrededor del 7 %".

En medio de ese tironeo por más cambios en las retenciones y los reclamos por más cambios en el proyecto de la ley ómnibus, como por ejemplo la fórmula para modificar la ley de movilidad jubilatoria, Milei contaba este martes con sus ministros y los negociadores en el Congreso (Francos, Martín Menem y Santiago Caputo) los votos con los que contará el dictamen con modificaciones de la ley ómnibus enviado el domingo a los bloques de la oposición dialoguista.

La expectativa en la Casa Rosada estaba puesta en conseguir los votos este martes en el Plenario de Comisiones de Diputados, convocado para sesionar a partir de las 18.

"No va a haber más cambios en el tema retenciones, es un tema cerrado", se escuchó decir a Milei en la reunión de Gabinete y así lo hicieron saber distintas fuentes oficiales a los periodistas acreditados en la Casa Rosada que aseguran que "los votos están", y que ese fue uno de los ejes de la reunión de Milei con sus ministros.

"Los gobernadores siempre te corren la cancha, porque hacen su juego. Necesitan mostrar a su gente que defienden los intereses de sus provincias, pero en las reuniones prometieron que los votos para la ley están", dijo a este portal una fuente del gobierno nacional al tanto de las negociaciones que mantuvo el lunes entre las 20 y las 22 por Zoom el ministro Francos con los 10 mandatarios de la UCR y del PRO que reclaman la restitución de fondos para las provincias, pero también más cambios al texto original de la ley ómnibus.

Desde el Gobierno nacional consideran lógicos y razonables los pedidos de fondos que las provincias habían perdido pero en medio de la tensión, les recordaron la "contradicción de los gobernadores que votaron el año pasado, la eliminación de ese impuesto impulsado por el exministro de Economía y candidato presidencial de UP, Sergio Massa, en medio de la campaña electoral".

A todo esto, el vocero presidencial lanzó otra advertencia a los gobernadores. “El Banco Central nos informa para que transmitamos que ha quedado fuera de agenda la extensión de autorización para que las provincias se endeuden con bancos provinciales, mecánica que utilizaban muchas veces para cubrir sus necesidades financieras urgentes”, señaló Adorni.

La decisión se conoce en medio de la pelea con los gobernadores por la aprobación de la Ley de Bases y el envío del proyecto para reponer el impuesto a las Ganancias para los asalariados. También se cruza con la posibilidad emisión de cuasimonedas por parte de las provincias que no logren equilibrar sus cuentas.