Oficialismo vs. Oposición

Elecciones 2021: ¿por qué Santa Fe se puede convertir en la nueva "madre de todas las batallas"?

Gobierno y oposición creen que es un territorio clave para el resultado electoral nacional. Las internas en juego.
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
Cristina Kirchner con los candidatos de Santa Fe Marcelo Lewandosky

Cristina Kirchner con los candidatos de Santa Fe Marcelo Lewandosky, María de los Ángeles Sacnum y Roberto Mirabella (Foto: archivo).

"El que gana la provincia de Buenos Aires, gana la elección", es la máxima que se repite en política desde que empezó el milenio y Néstor Kirchner se dio cuenta de que desde ahí había que construir el poder nacional. Esa premisa se sigue cumpliendo (a medias porque Daniel Scioli ganó en 2015 la provincia de Buenos Aires y perdió el país); pero otra provincia suma relevancia en el escenario nacional para estas elecciones: Santa Fe.

¿Por qué es importante? Hace años es una provincia antikirchnerista; gobernó el socialismo 12 años; es bastión de Cambiemos desde 2015 en lo que hace a cargos nacionales, pero en 2019 ganó un gobernador peronista, Omar Perotti. De hecho, en 2019 a Alberto Fernández no le fue tan mal: perdió por menos de un punto.

Hoy, el oficialismo parece imbatible en la provincia de Buenos Aires (elige 35 diputados), donde ganó por casi 20 puntos en 2019. La oposición de Juntos por el Cambio tiene casi garantizado el triunfo en Ciudad, Córdoba y Mendoza (27 diputados entre las 3). Santa Fe es la otra provincia grande en que no se sabe para dónde va a quedar inclinada la balanza.

El kirchnerismo sabe que esta provincia es clave para lograr el control de la Cámara de Diputados, donde está cerca de quedar con quórum propio en caso de ganar la elección para poder avanzar en los proyectos que considera centrales para su gestión. Se juegan 9 diputados, de los cuales 5 son hoy de Juntos por el Cambio y solo 3 del Frente de Todos. Para el Gobierno, ganar Santa Fe puede dar vuelta la composición de la Cámara.

En el Senado el peronismo tiene 2 bancas, y es uno de los distritos donde la oposición cree que podría recuperar un senador si gana. El Senado es “la casa” de Cristina Kirchner.

Por eso, se avanzó en la ratificación de la alianza con el gobernador Omar Perotti, un hombre que siempre fue crítico de la gestión de Cristina Kirchner aunque mantiene buenos vínculos con Alberto Fernández.

Antes del cierre de listas, Cristina quería imponer como cabeza de lista a María de los Ángeles Sacnun, actual senadora ultracristinista; Perotti quería que encabezara el actual senador Roberto Mirabella. Ante la falta de acuerdo, Alberto le pidió a Agustín Rossi que arme una lista alternativa para enfrentar a la de Perotti, cosa que hizo poniendo como segunda candidata a senadora a Alejandra Rodenas, la viceogobernadora.

Pero a último momento, los líderes del Frente de Todos (lease Cristina y Alberto) decidieron que tener dos listas era un problema. Si el que “gana Santa Fe, gana la elección”, es fundamental para ellos tener ahí un buen resultado. Necesitan para eso apalancarse en un peronista moderado como es Perotti.

Le pidieron a Rossi que baje su candidatura pero ya era demasiado tarde. Había demasiado en juego y Rossi la mantuvo. Final abierto.

Para que no queden dudas, Cristina recibió en el Instituto Patria -que pisó por primera vez desde que empezó la pandemia- a los principales candidatos del espacio. Marcelo Lewandosky, Sacnun y Mirabella que finalmente va como diputado.

¿Por qué es peligrosa una PASO? “Yo ya viví esto. Te gastás todos los recursos para la campaña en la interna y cuando llegás a la general no te queda ni plata ni energía para ir a confrontar con el verdadero adversario”, se queja un dirigente massista que conoce de internas partidarias.

Los nombres de la oposición en Santa Fe

Pero del otro lado no están mucho mejor. En Juntos por el Cambio también hay muchos problemas con 4 listas presentadas. Una particularidad es que las listas que trascienden están entrecruzadas.

La primera lleva al extitular de la UCR e intendente de Santa Fe José Corral para el Senado con Roy López Molina, una exjoven promesa del PRO, para diputados.

La segunda es encabezada por la experiodista Carolina Losada para el Senado y a Mario Barletta (también extitular de la UCR) como candidato a diputado.

La tercera lleva a Federico Angelini, presidente del PRO de Santa Fe, seguido por la mediática Amalia Granata. Como diputado va Luciano Laspina, histórico referente del PRO en la Cámara baja para temas económicos.

Y apareció sobre el filo la lista de “Evolución”, apadrinada a nivel nacional por Martín Lousteau. Lleva a Maximiliano Pullaro (UCR), exministro de Seguridad de Santa Fe y Gabriel Chumpitaz, del PRO, que es parte de los equipos de Patricia Bullrich.

Santa Fe va a ser uno de los campos de batalla principales de la elección. No va a ser el título principal del domingo poselectoral. Pero los dos principales espacios políticos saben que ahí se juega el control del Congreso.

Se habló de
s