Rompió el silencio

Cómo es el esquema que analiza el Gobierno para aumentar las tarifas "adecuadas a salarios" y quiénes podrían verse beneficiados

por Stella Gárnica | 18 de febrero de 2021 - 16:31
Cómo es el esquema que analiza el Gobierno para aumentar las tarifas adecuadas a salarios y quiénes podrían verse beneficiados

El Gobierno ya le puso fecha a la primera Audiencia Pública en la que se analizarán las nuevas tarifas del gas "adecuadas a los salarios", y la determinación del nivel de los subsidios que seguirá pagando este año el Estado, en medio de las negociaciones con el FMI y la meta de bajar el déficit fiscal.

Según publicó este jueves en el Boletín Oficial, la primera Audiencia Pública fue convocada para el 15 de marzo, en lo que se definió como un "proceso participativo" para negociar con empresas y representantes de usuarios, cuál es el "el costo del gas natural por redes", y la proporción de la cual se hará cargo el Estado vía subsidios, dentro del Plan Gas.Ar vigente.

De esta manera, el Gobierno avanza en el reacomodamiento paulatino de las tarifas de servicios públicos: primero el gas, después seguirán la electricidad y el agua, todos congelados desde hace casi dos años, cuando asumió el gobierno de Alberto Fernández.

Así lo dispuso el secretario de Energía, Darío Martínez, a través de la resolución 117/2021 publicada en el Boletín Oficial este jueves.

La definición del porcentaje de aumento de las tarifas se definirá en los próximos días en la puja interna entre Guzmán que hablan de actualizar los precios en torno a la inflación y el ala más dura del kirchnerismo que conduce Cristina Kirchner que dice que los aumentos no deberían ser superiores a 1 dígito, es decir, menos del 10%.

Este fin de semana, Martínez reiteró en un comunicado que "no puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario" y consideró que "el esquema de subsidios no es bueno, pero llevará mucho tiempo equilibrarlo".

"Hoy el Estado subsidia el 51% del costo general de la energía; y el 49% restante se paga en la factura; eso hay que empezar a equilibrarlo, pero es un proceso que va a llevar mucho tiempo", explicó.

Dijo que el Estado está trabajando en la elaboración de un cuadro tarifario "de transición", y que repensar el esquema incluye otorgar un esquema de subsidios "más eficiente".

Según revelaron a A24.com fuentes de la Casa Rosada, el esquema en que está pensando el Gobierno es similar al propuesto por el ex ministro de Planificación Federal de Cristina Kirchner en 2013, Julio De Vido, hoy detenido en una causa por presunta corrupción: que los aumentos sean calculados de acuerdo a la situación económica y poder adquisitivo de cada usuario.

En la Rosada señalan que entrecruzarán los datos que tienen la AFIP y la ANSES de todas las personas que recibieron asistencia especial del Estado durante el 2020, año de la pandemia, y que en base a eso, harán un registro de los que necesitarán seguir teniendo las tarifas subsidiadas.

En ese esquema de subsidios entrarán los usuarios que hayan recibido en el año de la pandemia subsidios como la AUH, el REPRO II, ATP, Tarjeta Alimentar, y el IFE y monotributistas que pidieron créditos a tasa cero porque perdieron sus fuentes de ingreso.

De todos modos, aclaran, los aumentos "serán muy graduales" y no superarán a la inflación planteada por el Presupuesto 2021 del 29%.

"Hay más de 9 millones de personas que no estaban registradas en ningún lado y que no tenían ingresos fijos. Ahora que tenemos esos datos, vamos a usarlos para definir quiénes están en condiciones de pagar o no un aumento de tarifas", revelaron en el Gobierno a A24.com.

En la audiencia pública el Ministerio de Economía a través de la Secretaría de Energía, va a calcular los costos del componente gas natural que pasa a la tarifa, que debe adecuarse al salario de los argentinos, y no al revés", precisó Martínez en un comunicado.

En la última semana, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que las tarifas tendrán una actualización para asegurar la rentabilidad de las empresas, pero en un marco de transición, para evitar que las subas sean por encima de la inflación.

En distintas oportunidades, el titular del Palacio de Hacienda, insistió en que los subsidios "no vayan creciendo" sino que se mantengan invariables en función del ratio del PBI, lo que de ocurrir implicaría "emisión monetaria que presione el tipo de cambio y desestabilice la economía".