Casa Rosada

Gobernadores vs De Pedro: ¿la nueva interna en el Gabinete de Alberto Fernández?

En Casa Rosada todos coinciden en que el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, llega con el poder de los gobernadores. ¿Cómo será la relación con el ala kirchnerista?
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro del Interior Wado de Pedro.

El jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro del Interior Wado de Pedro.

Los ministros Eduardo De Pedro

Los ministros Eduardo De Pedro, Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis junto al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa el gobernador de Tucumán, ahora jefe de Gabinete, Juan Manzur. El sábado Alberto Fernándes presentó al nuevo gabinete ante gobernadores. 

El jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro del Interior Wado de Pedro.

El jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro del Interior Wado de Pedro.

Juan Manzur transita sus primeras horas como nuevo jefe de Gabinete con la impronta de ser un delegado de la liga de gobernadores del peronismo que viene a fortalecer la figura presidencial de Alberto Fernández, en el marco de los abruptos cambios de gabinete para remontar la imagen del gobierno tras la dura derrota electoral en las PASO 2021.

En las primeras 24 horas en el cargo anunció más flexibilizaciones por la pandemia, dos conferencias de prensa y convocó para este miércoles a las 8,30, a la primera reunión de gabinete nacional tras el abrupto recambio, para reunir en la misma mesa a todos los ministros del gobierno.

En Casa Rosada fuentes de distintos sectores coinciden que Manzur llega con más poder para agilizar la gestión, tras la caída en las encuestas en los últimos meses por la falta de respuestas a la crisis económica, la administración de la pandemia y las críticas por la cuarentena más larga del mundo.

¿Puede, por ser un fiel representante de los gobernadores del PJ, chocar con la posición del ala que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner que encabeza en la Casa Rosada, el ministro del Interior, Eduardo De Pedro?.

Esa es la duda que circula por estas horas en los pasillos del poder del Frente de Todos y que rápidamente los dos protagonistas se encargaron de intentar aplacar. Manzur y Wado de Pedro se mostraron juntos para anunciar la apertura de la frontera en Puerto Iguazú y firmaron un convenio entre ANSES y Misiones. Un formalismo para exhibir una foto de paz.

manzur-Wado.jpeg

Según una primera idea, Manzur llega a cubrir la anterior falta de voceros que filtren y hagan de fusibles del Presidente ante las críticas y los problemas que agobian en lo económico, lo social y la inseguridad, tres de las principales demandas insatisfechas que derivaron en un voto bronca en las PASO 2021, según admiten en el entorno del presidente Fernández. Wado de Pedro mantiene su rol tradicional.

La peronización del gabinete

image.png

La peronización del gabinete era una decisión que tenía pensada Alberto Fernández en un intento de emancipación del kirchnerismo duro, bajo la creencia de que el Frente de Todos perdió las elecciones primarias del 12 de septiembre, en parte, debido a la kirchnerización y endurecimiento del discurso del Gobierno, y del Presidente en particular.

Desde el albertismo querían deskirchnerizar y peronizar la gestión. La pretensión era volver a la campaña electoral moderada como en 2019. Despegarse del kirchnerismo puro, que consideran pianta votos. Pero la crisis de gabinete se desencadenó justamente por esas diferencias en el diagnóstico político de la derrota en las paso 2021 que hicieron Alberto por un lado, y Cristina por otro: la vice responsabilizó a la magra gestión del Presidente y sus funcionarios más cercanos.

Pero la peronización del gobierno fue avalada finalmente por Cristina Kirchner después de amenazar con romper, al imponer la renuncia masiva de sus ministros encabezados por Wado De Pedro y apoyar la incorporación de dirigentes que aunque fueron elegidos por el Presidente Alberto Fernández, ya habían sido ministros de su anterior gestión.

En los pasillos de la Casa Rosada funcionarios cercanos al saliente jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, -principal negociador de Alberto Fernández para la conformación del nuevo Gabinete- se despedían el lunes de las oficinas en Balcarce 50 en medio de un clima de derrota, por no haber logrado anunciar el fin de la pandemia y la reactivación económica tan prometida.

Desde ese sector, deseaban que “Manzur pueda ordenar a Alberto” Fernández. La demora de la decisiones admiten, derivó en la crisis política de la semana pasada terminó con la salida de 5 ministros, 1 secretario y el desplazamiento del ex jefe de Gabinete.

El rol de Wado De Pedro

image.png

Cerca del ministro del Interior, Eduardo De Pedro, admiten que Manzur llega con el poder de una nueva pata de la alianza que en los dos primeros años había quedado rezagada en el gabinete, por diferencias con el kirchnerismo puro: los gobernadores del peronismo más ortodoxo.

Wado De Pedro era hasta ahora el principal interlocutor de la Casa Rosada con los gobernadores de todo el país, por su función justamente de articular el financiamiento de obras públicas, la distribución de fondos ATN y de la coparticipación federal.

"Tiene muy buena relación con todos los gobernadores", dicen desde su entorno pero admiten que "Manzur es uno de ellos, es el delegado de los gobernadores y es jefe de Gabinete, por lo que se interpreta que tiene llegada y relación más directa", dicen.

En las primeras horas tras el cambio de gabinete, De Pedro buscaba reconstruir su relación con el presidente, que quedó fuertemente resentida luego de que el ministro político de la Casa Rosada fue el que inició la movida de renuncias masivas que empujaron a Alberto Fernández a los cambios de gabinete en medio de una crisis institucional de una semana.

Dicen que ya tuvieron una primera charla en el avión que los llevó el sábado a La Rioja a la reunión del Presidente con los gobernadores del peronismo que apoyaron la designación de Manzur. La recomposición de la confianza De Pedro con Fernández será paso a paso, pero con un gobernador peronista como el jefe de ministros. Hubo también reuniones entre semana.

De Pedro también tiene la lapicera en el manejo del PJ nacional y es el ministro encargado de organizar el operativo electoral.

La otra interna en el nuevo gabinete de Fernández

La llegada de la liga de gobernadores al gabinete ya abrió una grieta por la preocupación de otros ministros, como la de Mujeres y Géneros, por sus posturas en contra de la legalización del aborto, o acusaciones de misoginia y hasta violencia de género por las que sin investigados algunos mandatarios.

Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres y Géneros, ya trabaja con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, con el ok del presidente Alberto Fernández, para diseñar una norma que garantice las políticas de género con las que Alberto prometió termianr con el patriarcado como uno de los sellos de su gobierno.

https://twitter.com/EliGAlcorta/status/1439267694835023875

s