Rompió el silencio

Inflación: por qué el Gobierno cree que el acuerdo más difícil de lograr será con los empresarios

por Stella Gárnica | 11 de febrero de 2021 - 06:05
Inflación: por qué el Gobierno cree que el acuerdo más difícil de lograr será con los empresarios

El Gobierno continúa con las reuniones con los sectores económicos y sociales en un nuevo intento por frenar la ola inflacionaria que preocupa al presidente Alberto Fernández, sobre todo en este año electoral, y en medio de las discusiones paritarias y de la crisis por la pandemia.

Este jueves les toca a los empresarios “formadores de precios” visitar la Casa Rosada al mediodía. Pero estiman cerca del Presidente que será la más difícil, ya que tendrá el foco en el principal problema que considera el Gobierno: la puja distributiva por el control de los precios y los salarios. ¿Cuánto estarán dispuestas a conceder las principales empresas del país para que no se desmadre la inflación?

La reunión llega un día después del encuentro del gabinete económico con todos los gremios enrolados en la CGT, la CTA, la Federación liderada por el camionero Hugo Moyano, la UOM, la UCRA, y de la cumbre del Presidente con la Mesa de Enlace agropecuario.

Los gremios se llevaron el miércoles de la Casa Rosada la palabra del Gobierno de “controlar la evolución de los precios”, a cambio de un compromiso de las centrales sindicales de no reclamar aumentos de sueldos que superen entre 2 y 4 % a la inflación del 29% planeada en el Presupuesto 2021.

El acuerdo político tácito radica en "paritarias rondando de enero a diciembre entre 31 y 34%" de aumento, con sueldos ganándole entre "2 y 4 puntos a la supuesta inflación".

Según pudo saber A24.com, la de ayer fue una charla amigable con los gremios, alineada a los planteos del Gobierno.

Pero las discusiones con los empresarios podría tornarse más difícil, dado que desde la Casa Rosada rechazan de plano el pedido de la UIA y las pymes para bajar los impuestos que los industriales y el campo consideran distorsivos para la productividad.

  • El análisis que hacen cerca del Presidente es que “así como el año pasado el mayor desafío era contener al dólar y las presiones por una mega-devaluación, este año el mayor desafío es la puja distributiva”.

Por eso, lo que busca la Casa Rosada, dijeron fuentes cercanas a Cafiero a A24.com, “no es una foto ni un acuerdo jurídico firmado, sino definir una hoja de ruta con reuniones periódicas con los distintos sectores de la cadena de valor y gremios", que valide el 29% que el Ejecutivo hizo figurar en la ley de Presupuesto en materia de inflación.

  • Eso fue lo que se llevaron el miércoles las centrales obreras de la Casa Rosada y, a cambio, reclamaron que en caso de que se desbanden los precios en el transcurso del año, se vuelvan a rediscutir las paritarias.
  • Tanto desde el Gobierno como fuentes gremiales desestimaron aplicar una cláusula gatillo para que los salarios se actualicen en seis meses automáticamente, en caso de una escalada inflacionaria.
  • El punto será tratado este jueves con los empresarios, a los que el gabinete económico pedirá un compromiso de no subir los precios y cumplir los acuerdos de los programas “Precios Cuidados" y "Precios Máximos".

¿Se vienen los controles?

Por las dudas, el Gobierno ya acordó con la CGT y con los movimientos sociales afines "la metodología" para hacer un seguimiento de la evolución de los precios y salarios.

A partir de este sábado, las agrupaciones sociales anunciaron que saldrán con sus militantes a supervisar los precios en las grandes cadenas de supermercados.

Alrededor de 20.000 voluntarios del Movimiento Evita, Barrios de Pie y la CCC estarán este sábado controlando los Precios Cuidados y el acuerdo de la carne en 1000 hipermercados y supermercados del país.

Daniel Menéndez, coordinador nacional de Somos-Barrios de Pie y subsecretario de Políticas de Formación e Integración del Ministerio de Desarrollo Social, señaló en un comunicado que "la batalla contra la inflación en nuestro país lleva décadas sin poder resolverse. No vamos a encontrar una solución a este problema sin transformar las estructuras que están imbricadas en la cadena de distribución".

Y agregó: "Las grandes cadenas de supermercados tienen la capacidad de fijar el precio que tienen que pagar los argentinos para poder llevar la comida a su mesa".

El funcionario declaró que "ya llevamos adelante una campaña para reforzar los cuidados y la prevención frente al Covid, fortalecer la vacunación y la vuelta a clases. Ahora sumamos el control los precios. Es imprescindible que les pongamos un freno a la especulación de los grandes grupos".

En la misma línea, Daer algo dejó entrever ayer, cuando apuntó contra los “empresarios que especulan con los precios” y confirmóa A24.com que le ofreció al Gobierno la ayuda de la CGT para controlar “la cadena de valor”.

Para dar el ejemplo, a modo de avanzada, la primera en salir a controlar que se cumplan los Precios Cuidados y los cortes de carne populares fue la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

 Embed      

El debate: ¿quiénes son los formadores de precios?

La discusión que quiere definir el Gobierno es identificar quiénes son los formadores de precios y controlar la evolución de los costos y ganancias en cada cadena de valor, desde que el alimento se produce hasta que llega a las góndolas y al consumidor final.

Por eso, la reunión más difícil será la de este jueves, cuando el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni; y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, les lleven la propuesta a los empresarios.

También estarán presentes la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y del Banco Central, Mario Pesce.

"La baja de impuestos no es una herramienta en la que esté pensando el Gobierno" como variable para lograr una baja en los precios, sino que, como adelantaron Daer y Moroni, apunta a mejorar la “productividad”.

El titular de la CTA, Hugo Yaski confirmó en declaraciones a A24.com la misma línea discursiva: "El mecanismo es que cuando aumente la demanda de productos por los aumentos salariales, en lugar de aumentar los precios, los empresarios aumenten la oferta de productos con mayor producción, y de ahí obtengan mayores ganancias".

Este jueves a las 11 llegarán a Balcarce 50 los empresarios de las principales marchas productora de alimentos.

Fueron convocados a la reunión que se realizará en el Museo del Bicentenario, en el subsuelo de la Rosada, los empresarios: Luis Pagani, titular de Arcor; Luis Pérez Companc, de Molinos Río de la Plata; Jean Carlo Aubry, de Nestlé; Karla Schlieper, de Mondelez; Juan Garibaldi, de Danone; Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza; Teodoro Karagozian, de TN Platex; Mario Ravettino, de ABC; Joaquín de Grazia, de Granja Tres Arroyos; Claudio Drescher, de Jazmín Chebar; Alberto Álvarez Saavedra, de Gador; Hugo Sigman, de ELEA; Daniel Herrero, de Toyota.

También serán de la partida directivos de las empresas Unilever; Procter & Gamble; Ledesma; Cervecería Quilmes; Newsan; Coto; Paolo Rocca, de Ternium; Acindar; Aluar; Loma Negra; Solvay Indupa; DOW Química/PBB Polisur; Rigolleau; Tetrapak; YPF; Arauco; Monsanto/Bayer; Transclor; Bridgestone y Camarco.

El ciclo recién empieza y el Gobierno apuesta a poder concretar la foto tripartita, con gremios, campo y empresarios, la semana que viene. ¿Lo logrará?