icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Inseguridad: el temor a la "tercera pandemia" y la historia secreta de las tensiones entre Berni y Frederic

Inseguridad: el temor a la
Reunión de Kicillof con Frederic y Berni por la seguridad (Foto: Gobierno de la provincia de Buenos Aires)

Cuando los contagios de coronavirus comenzaron a dispararse, el presidente Alberto Fernández eligió tomar distancia de la lucha contra la pandemia para planificar el plan contra la pandemia económica. Sin embargo, irrumpió una tercera pandemia, hija de las dos primeras: la ola de crímenes y delitos en la provincia de Buenos Aires, en medio de una pelea encarnizada entre los ministros de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y de la provincia, Sergio Berni, que sigue en su pico.

“Hay mucha preocupación de Alberto, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que son la cúpula máxima del Frente de Todos: los números de la pandemia y de la economía son preocupantes. A eso se suman los de las encuestas de imagen y las malas noticias en la inseguridad”, confió a A24.com un allegado a este trío del poder.

“El Presidente se está tratando de correr del liderazgo del tema coronavirus y tratando pensar en el día después. Entonces quiere liderar decisiones que tengan que ver con la recuperación económica”, señaló otra fuente de Balcarce 50 que participa del entorno de Alberto.

Luego de una discusión de alto voltaje entre Berni y Frederic, cuyos detalles trascendieron en la prensa, la ministra de la Nación se reunió ayer con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, con lo cual evitó a Berni, y anunció que desde hoy a las 6 de la madrugada las Fuerzas de Seguridad federales reforzarán a la policía bonaerense para custodiar el conurbano en los distritos más azotados por el delito.

Pero la tensión sigue intacta entre quienes deben garantizar la tranquilidad de los bonaerenses. Cerca de Berni aseguraban anoche que “ni ellos saben qué van a hacer”. En la cartera de Frederic señalaron a A24.com que “nadie entiende por qué exterioriza la pelea personal”.

En rigor, en la cartera de Seguridad existe una hipótesis. Berni era viceministro de Desarrollo Social cuando la ministra era Alicia Kirchner durante el gobierno de Néstor Kirchner. Debajo suyo trabajaba como subsecretaria de Estado Cecilia Rodríguez. Cuando asumió Cristina Kirchner, la entonces presidenta designó a Rodríguez como ministra de Seguridad y Berni fue al lugar de secretario de Seguridad, por debajo de Cecilia.

Berni creía que él debía ser ministro porque tenía más antecedentes como hombre de perfil duro y oficial militar retirado. Quienes conocen la relación desde aquel momento, señalan ahora que entonces el vínculo se transformó en un infierno. Hoy Cecilia Rodríguez es la jefa de Gabinete de la ministra Frederic. Antes de diciembre último, Berni aspiraba a ser el ministro nacional y siente que Frederic, antropóloga, no sabe nada de seguridad.

Por toda esa historia, Berni se sintió desplazado por segunda vez en ese objetivo, pese a que se declara soldado de Cristina Kirchner. Tiene una muy mala relación con el Presidente. Y por añadidura, cree que la cartera nacional le retacea colaboración al conurbano.

El punto de eclosión del conflicto fue el operativo del Puente La Noria, durante la cuarentena estricta hace 20 días. Fue cuando Berni increpó al jefe del operativo, de la Policía Federal, y fue agresivo hacia Frederic y su secretario, Eduardo Villalba. En la reunión del miércoles, cuando estalló la última pelea, surgieron diferencias en cuanto al operativo que se pondrá en marcha hoy. Berni dijo: “No sé para que mierda me llamaron”.

Cuando Berni se incorporó, Frederic le dijo: “¿Ahora vas a desenfundar o me vas a atacar porque soy mujer?”. Villalba le advirtió que si cometía una imprudencia nuevamente, lo haría detener.

Frederic busca ahora iniciar “una nueva etapa de coordinación entre las Fuerzas Federales y la Policía de la provincia”. A partir de mapas interactivos de conflictividad y delito, las fuerzas federales realizarán “operativos complementarios” a las tareas que realiza la bonaerense. La dirección estará a cargo de la fuerza provincial y las nacionales sólo complementarán.

Se trabajará con enlaces de ambas carteras y una articulación diaria en los distintos barrios donde sean requeridos los apoyos de las fuerzas federales.

Los efectivos de la Gendarmería Nacional irán a los municipios de Avellaneda; Quilmes; La Matanza, Almirante Brown; Moreno; Esteban Echeverría; Florencio Varela y Lomas de Zamora.

Son todos distritos gobernados por el peronismo. El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, de Juntos por el Cambio, quedó muy disgustado. Su jefe de gabinete y ministro de Seguridad, Diego Kravetz, dijo anoche por Twitter: “Celebro el envío de fuerzas federales a Lomas de Zamora, Avellaneda, Quilmes y el resto de los municipios vecinos. Ojalá Lanús tenga la misma suerte la próxima vez que se ‘coordine’ la presencia de Gendarmería en el conurbano”. Un allegado a Kravetz se alarmó: “Saturarán todos los municipios linderos y el delito se mudará a Lanús, es una locura”.

La pandemia de la inseguridad le explotó en las manos a Alberto Fernández y a Axel Kicillof. “Ahora se viene el anuncio de las medidas pospandemia, la semana próxima, están ajustando detalles. Muchos incentivos al consumo de la clase media y facilidades fiscales a las Pymes y comercios”, ratificó una fuente oficial. “Saben que va a ser difícil. Ahora hay mucha expectativa por el acuerdo con acreedores para ordenar el panorama”, agregó.

Los primeros números de la Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires (Fecoba) luego de la reapertura del lunes último son pobres. Las ventas estuvieron apenas en un 20% de los niveles normales. Esperaban más. La suba del dólar paralelo encendió las alarmas; la emisión monetaria sin límites podría presionar al alza del paralelo y del oficial.

Alberto buscó dar señales a los empresarios y los acreedores al interceder en el conflicto del sindicato de camioneros con Mercado Libre; busca además una solución para no expropiar Vicentin, y hace trascender que no rescindirá la concesión de Edesur como piden los intendentes kirchneristas del conurbano, Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Mayra Mendoza (Quilmes).

Como deslizó en Olivos, al pedirle diálogo a Hugo Moyano cuando anunció la flexibilización de la cuarentena: no necesita más conflictos, porque ya tiene demasiados.

por Mariano Obarrio
SUBIR

NWS

Ovación

Show