25 de Mayo

La Iglesia reclamó a los dirigentes políticos "dejar de lado el resentimiento y la división"

Con Alberto Fernández participando desde Olivos de manera virtual, el cardenal Mario Poli encabezó la tradicional ceremonia desde la Catedral de Buenos Aires.
Monseñor Mario Poli

Monseñor Mario Poli, durante el Tedem por el 25 de Mayo desde la Catedral de Buenos Aires. Alberto Fernández lo siguió por videoconferencia desde Olivos. (Foto: Captura de pantalla)

Con el presidente Alberto Fernández escuchando por videoconferencia desde la residencia de Olivos, el cardenal porteño, Mario Poli, encabezó el tradicional Tedeum por el 211 aniversario de la Revolución de Mayo desde la Catedral de Buenos Aires. Dio un fuerte mensaje a la dirigencia política para que "deje de lado el resentimiento y la división" en medio de la "dramática extensión de esta segunda ola de la pandemia que nos afecta a todos" y generó más pobreza y exclusión.

Al empezar la homilía solo en la Catedral metropolitana, Poli pidió a Dios que "atienda nuestros ruegos por la patria, para que la prudencia de sus autoridades y la honestidad de sus ciudadanos robustezcan la concordia y la justicia, y podamos vivir en paz y prosperidad".

"Si hay voluntad de acordar dialogando podremos achicar las diferencias y estar más cerca de lograr ese destino común", señaló en referencia a la grieta política entre oficialismo y oposición, en medio de "esta segunda réplica del COVID".

En ese marco, el arzobispo de Buenos Aires reiteró que "los obispos expresamos nuestro deseo de salir juntos y mejores".

Recordó que "en una carta les decimos en la dura realidad de estos días, en la dramática extensión de la pandemia, con su secuela de enfermedad y muerte se han acentuado la pobreza, la exclusión, la falta de trabajo así como las expresiones de un creciente enfrentamiento político".

"Renovamos nuestra convicción de que el diálogo es el camino para enfrentar juntos como comunidad nacional esta etapa difícil y exigente, ante esta situación y por el bien de la republica. Queremos pedirles a los dirigentes de todos los sectores, auténtica capacidad de liderazgo para ejercer con nobleza la vocación política, comunicando claramente la situación en cada momento, suscitando y alentando el compromiso y el empeño de todos, dejando de lado descalificaciones y posturas que promuevan el resentimiento y la división", señaló Poli en la homilía.

Y agregó: “Escuchando el grito de libertad e independencia que recorre nuestra historia y llega hasta nosotros cada vez que la celebramos, decimos que hay un solo destino colectivo para nuestro pueblo: fraterno, solidario, con educación, salud y justicia, con igualdad de posibilidades para el acceso a la tierra, al techo y al trabajo, valorando y respetando la vida de todos. Si hay voluntad de acordar dialogando, podremos achicar las diferencias y estaremos más cerca de lograr ese destino común”.

El obispo recordó que en el primer año de la pandemia, en el Tedeum también virtual, sin la presencia de políticos como es tradicional en la fecha patria, la Iglesia recordó a los líderes de Mayo como "Manuel Belgrano en el bicentenario de su muerte", a quien calificó como "coherente con su idea de servir a la patria y no anteponer ninguna mezquina ambición personal".

Llamó a "renovar su idea para convivir en la amistad social con la generación que nos ha tocado en suerte, su mirada amplia e inclusiva sin discriminar pueblos originarios e inmigrantes, patria unida a la hora de decidir su rumbo" y la virtud de "acordar en lo esencial para el bien común".

También remarcó que "siempre han existido los embriagados por el ansia de poder, ese ejercicio de escalar para ver cuál es el mayor, el más grande, es una constante en la historia de la humanidad. Ambicionar los primeros puestos en la escala social es habitual. No hay oficio o profesión ni aun la mas elevada vocación de servicio que no este expuesta a esa seducción".

"Jesús le dijo a sus discípulos obrar conforme a su ejemplo: Aquellos a quienes se consideran gobernantes dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad, entre ustedes no debe suceder así, al contrario, el que quiera ser grande que se haga servidor de todos", añadió en otro pasaje del Tedeum.

Alberto Fernández en las redes

Desde Olivos, el presidente se refirió al Día de la Patria en un mensaje en las redes sociales y tras mantener una videoconferencia con su par de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó un acto simbólico en la residencia de Olivos, izando la bandera en el Patio de Armas.

https://twitter.com/alferdez/status/1397164881787465733

En su cuenta en Twitter señaló que "celebramos el Aniversario de la Revolución de Mayo. Aquel 25, por primera vez, salió el sol para nuestra patria. Son tiempos difíciles, pero nuestra historia es testigo de nuestra fortaleza. Y nos marca el camino para que, en unidad, sigamos reconstruyendo el país que merecemos".

Posteó un video en las redes sociales con discursos de Perón, el derecho al sufragio femenino con Eva Perón, Cristina Kirchner, Alfonsín y Néstor Kirchner, hitos desde ser el nuevo campeón mundial de Futbol de 1986, lanzamiento del satélite ARSAT, pago al FMI, primer país matrimonio igualitario, vuelos con vacunas en la pandemia.

En su mensaje final en el video, con la voz en off, Fernández dijo que "en estos momentos necesitamos tener más presente que nunca la memoria de esos hombres y mujeres que dejaron todo por el futuro del país" y pidió "como Presidente de los argentinos trabajar en ese rumbo a todos los sectores sociales, a todas las provincias, a todas las fuerzas políticas porque el futuro está en nuestras manos y es con todos. Argentina unida" culmina el video con el slogan oficial y sin imagen del Presidente.