Cambios de Gabinete

Las razones secretas del reemplazo de Aníbal Fernández por Sabina Frederic

En la Casa Rosada justifican la salida de la ministra como una manera de poner en caja a Sergio Berni ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. ¿Qué le dijeron a la exministra antes de echarla?
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
El ministro de Seguridad bonarense en una reunión con su par nacional.

El ministro de Seguridad bonarense en una reunión con su par nacional.

Una de las salidas sorpresivas en la noche de ayer fue la de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, que dejó su cargo para que arribe al gabinete un conocido de la gestión del kirchnerismo: Aníbal Fernández. Pero la salida de Frederic, según pudo reconstruir A24.com no estuvo ligada a que sea una de los “funcionarios que no funcionan”, ni de un descontento por parte del presidente Alberto Fernández o de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. O al menos eso le transmitieron a la exministra antes de pedirle un paso al costado.

En el reordenamiento que tuvo el gabinete presidencial se pensó también en el largo plazo y en las relaciones interjurisdiccionales, sobre todo con la provincia de Buenos Aires. La rivalidad que existía, y perdura, entre Frederic y su par bonaerense, Sergio Berni, es conocida por todos; y es quizás una de las internas más publicas que tuvo el Frente de Todos.

Sergio Berni con Sabrina Frederic

Con el movimiento de Aníbal Fernández por Frederic en la Casa Rosada lo que buscan es poner en casilla de una vez por todas a Berni, quien por su cercanía a con Cristina Kirchner tiene una libertad de acción de la que no gozan otros funcionarios. "Es la forma de frenar a Berni. Poner a alguien con quien no se anime”, explicó una alta fuente oficial.

La salida de Frederic fue una de las más meditadas. Por fuera de lo que se dijo en su momento sobre su vinculación al periodista Horacio Verbitzky y al CELS, Frederic en realidad estaba en las antípodas hasta ideológicas tanto de él como de ese organismo. Pero se la vinculaba de forma maliciosa. Desde el inicio de la gestión fueron habituales los cruces con Sergio Berni.

Sin embargo el detonante para Fernández llegó ayer cuando el propio Berni fue una de las pocas voces oficiales que hizo referencia a la situación de crisis que se vive en la Casa Rosada como consecuencia de los cruces entre el Presidente y la vice. “Lo que ocurre es lo habitual después de una derrota electoral en un frente integrado por distintas fuerzas. Se discute y a veces se discute fuerte, pero la gente está en otra sintonía: le importa salir a trabajar y que no le roben, tener un plato de comida, poder producir y exportar, y que no les bloqueen la puerta de la fábrica ante un reclamo”, dijo.

“Buscar responsables es de cara hacia adentro. De cara hacia afuera, lo que tenemos que hacer es escuchar permanentemente a la gente. Eso es lo que uno reclama a veces, que los funcionarios estén en la calle. No se puede estar permanentemente analizando dibujos”, agregó.

anibalfernandez.jpeg

La designación de Aníbal Fernández en el cargo también tiene una jugada un poco más ambiciosa en el mediano plazo. En la Casa Rosada tienen decidido de que si no pueden bajar el tono de los cruces con Berni tendrá que ser el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien tome cartas en el asunto.

Con un histórico del kirchnerismo como es Fernández en la cartera de Seguridad, en Balcarce 50 creen que el mandatario provincial no tendrá mucho más margen. “No descarten que todo termine con que a Berni se lo lleven de su cargo actual”, remarcó una fuente al tanto de las negociaciones.

El ministro de Seguridad bonaerense, mientras tanto, se recuesta en la popularidad que tiene su imagen no sólo en los sectores afines al kirchnerismo sino sobre todo en los críticos que ven en su figura una garantía de respuestas a la inseguridad. Hay que ver cómo sigue esta novela con el nuevo actor principal que se incorpora.

s